Soy aficionado a comprar los peores juegos de esta generación, eso lo deberíais saber todos, ya que entre esos juegos que todo el mundo deshecha, simplemente,  por jugar a los denominados juegos AAA, juegos que finalmente, por mucho presupuesto que tengan incluso pueden llegar a ser peor y más aburridos que este, juegos como el L.A. Noire o, en menor medida, y quizás al mismo nivel que Velvet Assassin, el Dead Space 2 o Resident Evil 5. A veces puedes encontrarte grandes joyas, como pueden ser títulos como el gran e impresionante Deadly Premonition (de lo mejor de esta generación) o otros que tampoco están nada mal como puede ser el Wet.

Sí, vale, puede que Velvet Assassin no llegue a la altura ni de los AAA, ni de los dos mencionados, pero es un juego que se deja jugar y te hace pasar un buen rato, con alguna buena idea y poco más. No es un juego malo, es un juego decente.

De todas formas, este será la primera opinión (bueno, también hablé del Hokuto Musou…) que escriba sobre uno de esos juegos a los que nadie se acercaría ni con un palo, en próximas opiniones hablaré de “joyas” como Quantum Theory, Mindjack y alguno más que tendré por ahí, quizás incluso vuelva a pasarme el Bulletwitch para la ocasión.

Historia

En plena Segunda Guerra Mundial, una agente secreta del SIS británico se encuentra en coma en Francia en un hospital abandonado alejado de las tropas alemanas. En esa misma habitación, dos miembros de la Résistance francesa discuten sobre que hacer con la agente, si acabar con ella o si dejarla allí a su suerte antes de que los alemanes lleguen al lugar.

Mientras tanto, la agente Violette Summers va recordando las distintas misiones en las que estuvo envuelta antes de acabar en aquel hospital. Según la Résistance, Violette es una agente que ha hecho mucho contra los nazis y que perderla sería perder un arma muy poderosa con la que acabar con las tropas alemanas.

En las misiones que recuerda Violette veremos que antes de acabar en coma era una experta en el sigilo, infiltrándose entre las filas enemigas y cumpliendo con sus objetivos, que iban desde acabar con un sádico oficial alemán conocido como el Carnicero de París, ayudar a huír o acabar con su vida a miembros de la Résistance capturados, o señalizar un objetivo para un posterior bombardeo aliado en la ciudad alemana de  Hamburgo en la conocida y fatídica, para miles de civiles, Operación Gomorrah.

Tal y como vayamos avanzando en la historia veremos distintas conversaciones de la Résistance que Violette escuchará a lo lejos y podremos ver el porque acabó en coma y si finalmente podrá despertar de él o caerá en manos del ejército alemán.

Jugabilidad

La jugabilidad del título se basa en el sigilo, y, si no hay más remedio liarte a tiros, aunque contando con muy poca munición por escenario por lo que lo ideal es intentar acabar con los enemigos lo más silenciosamente posible aprovechando las zonas con sombra para no ser detectados.

Como juego de sigilo le faltan algunas cosas ya que solo podremos caminar de pie o agachados no teniendo la posibilidad de escondernos apoyándonos detrás de un muro o arbusto, ni de pasar por debajo de camiones y otros obstáculos a menos que sea para pasar de una zona a otra, cosa que limita mucho las opciones de asesinato.

Aún así, también tendremos distintos objetos con los que acabar con los nazis de la aventura ya que podremos vestirnos de oficial femenino de las SS y pasar desapercibidos entre las líneas enemigas a menos que hagamos algún movimiento sospechoso o nos acerquemos demasiado a ellos. El problema de este uniforme es que al llevar tacones nos joderá el factor sigilo si intentamos ir agachados y si nos ven así levantaremos sospechas y nos atacarán.

También habrán situaciones en los que tendremos que interactuar con el escenario para despejar nuestro camino. Podremos disparar a barriles de combustible o de gas, arrancarle la anilla de la granada a algún soldado y convertirlo en una bomba con patas, accionar interruptores para electrocutar a enemigos que pasen sobre un charco en el que estén los cables pelados o disparar con una pistola de bengalas a charcos de aceite y freírlos. Mencionar también que hay alguna pantalla en la que tendremos que hacer uso de una máscara de gas y que para acabar con nuestros enemigos les arrancaremos la suya sujetándolos hasta que mueran.

Para que los enemigos no descubran nuestros planes, en cuanto derrotemos a un nazi tendremos que coger su cadáver y esconderlo entre las sombras, algo que veo más que lógico si no queremos hacer sonar la alarma, pero que, igual que en otros juegos de sigilo, cuando hayamos derrotado a todos los enemigos de la zona dará igual donde lo dejemos, que posteriormente nadie dará la alerta para delatarnos. No se si eso solo lo he visto que ocurriese en el primer Splinter Cell o también en alguno posterior con los diferentes niveles de alarma.

La selección de armamento de la que dispondremos durante el juego no será muy elevada y junto al puñal que nos acompañará incluso cuando Violette vaya en camisón, tendremos un Colt .45 con silenciador, una Ludger, un rifle de francotirador G-43, un lanzabengalas y una escopeta, solo estas serán las armas de las que podremos disfrutar en el juego. Eso sí, como ya ocurre en muchos juegos, salvo en contadas ocasiones, no podremos quitarle las armas a nuestros enemigos, una situación un tanto extraña en alguna misión en la que te hacen recorrer todo el escenario de punta a punta para buscar un arma y que, mientras te vas cruzando con enemigos y cargándotelos silenciosamente, incomprensiblemente no podrás coger su arma para defenderte.

Quizás una de las cosas que más he echado en falta durante el juego sea el del uso de granadas o bombas de humo, aunque claro está siendo un juego de sigilo podría considerarse dentro de lo normal que tampoco lleves ninguno de estos explosivos.

Ya he comentado algo del “Modo morfina“, el cual es un modo en el que mediante una inyección de morfina todo se ralentizará, se tornará en blanco y negro y seremos invisibles a los ojos de los alemanes durante unos segundos, en cuanto matemos a un enemigo, se desactivará. Mientras dure ese modo veremos a Violette en camisón, como si el uso de la morfina fuese una alucinación de la protagonista al estar en coma y así poder pasar alguna situación difícil que ya pasó en sus misiones y en sus recuerdos no están nada claros.

Uno de los grandes fallos del juego, y que no es el único juego que lo tiene. Es que si somos descubiertos podremos huir a la anterior habitación y los enemigos no serán capaces de seguirnos, aunque si que permanecerán un rato en alerta. Incluso podremos observarlos por la cerradura mientras nos buscan.

Gráficos

El juego gráficamente cumple muy bien, estando gráficamente un peldaño por debajo del Alice Madness Returns y con escenarios no tan detallados, pero manteniendo con ese juego alguna que otra similitud, como la estética de los asesinatos en modo silencioso o en el “Modo Morfina“.

Aunque la verdad, es que para un juego en el que las construcciones son de hace bastantes años y muchas de ellas son casas rurales, están bastante bien, mención especial al escenario de la catedral en el que entre la última luz del anochecer y lo imponente que és de por si la construcción, nos impresionará. He de comentar que para el juego se han basado en localizaciones reales, y si bien no se si todas están recreadas perfectamente, en la pantalla del Carnicero de París podemos ver la Torre Eiffel a lo lejos.

Los asesinatos sigilosos del juego es lo que más me ha gustado de Velvet Assassin, siendo alguno de ellos simplemente espectacular y bestia, sobretodo el de la pantalla del hospital en el que Violette apuñalará a su enemigo sin saña asestándole puñaladas repetidas veces. Lo mejor de eso es que la cara de la protagonista cambiará en según que ocasiones y veremos desde una Violette sádica, hasta una Violette disfrutando con cada puñalada que aseste.

Antes de que se me olvide, una de las cosas de las que suelo hablar aunque no venga muy a cuento, es el pelo de los protagonistas, como en el caso del de Gabriel en Castlevania: Lords of Shadow. Pues bien, en esta ocasión el pelo de Violette me encanta, pelo corto por capas y que no desentona con el modelado del personaje.

Sonido

Quizás el sonido que más se me ha metido en la cabeza es el sonido de los rifles de francotiradores, que si bien el resto de ruidos de las armas están bien recreados, este es el que más me ha gustado de todo el armamento del que disponemos.

La música del juego, pues no diría que destaque mucho, es más, acabo de terminarme el juego y no me acuerdo de ninguna de ellas, solo de una canción que suelen tararear los guardias mientras realizan sus patrullas. Si bien no me acuerdo de la música, si que me acuerdo del sonido ambiente e irán desde pájaros cantando, hasta bombardeos o tiroteos en la lejanía y gritos, la verdad es que es algo que me ha encantado del juego.

El juego no viene doblado a nuestro idioma, y creo que no le hace falta ya que, a excepción de Violette, ningún otro personaje (que yo recuerde) habla en inglés, los alemanes y sus oficiales hablarán en alemán y los miembros de la Résistance lo harán en francés, una cosa que hará que te metas más en el juego.

La voz de la protagonista me encanta, y porque no se diferenciar acentos, pero si que tiene un acento que juraría que es inglés, nacionalidad de Violette Summers.

Opinión

Como curiosidad decir que, y no recuerdo en otros juegos, pero aquí los cadáveres con los que nos cruzaremos por las ciudades no son solo de hombres y mujeres, si no que también veremos cuerpos inertes o ahorcados de niños.

Una cosa que he leído del juego es que está lleno de bugs, y que igual soy yo por haber jugado demasiado al Skyrim, pero salvo en dos ocasiones en las que he visto engancharse a algún guardia contra algún objeto para después aparecer de golpe donde se suponía que iba o otra en la que tras cargarme a otro y posteriormente volver a esa misma zona tras morir y no había manera de que se girase como había hecho anteriormente, no he visto nada para tirarse de los pelos.

Soy demasiado conformista con los juegos e incluso a los juegos a los que la gente normalmente no juega o crítica duramente les suelo dar una oportunidad, con este Velvet Assassin no ha pasado nada de eso, sinceramente no había leído ninguna opinión al respecto sobre el juego, no como en otros casos, pero sinceramente, con el diseño de la protagonista a mi ya me lo venden y si finalmente, a pesar de no ser un gran título, hace que pase un buen rato jugándolo, pues pasaré de ponerlo a parir. Aunque sinceramente, no lo recomendaría igual que otros títulos salvo a otros colgaos como yo como snatcher o Mknight, gente que para mi tienen un buen criterio y que no van a la crítica fácil.

Decir que el personaje principal, Violette Summers, está ligeramente basada en Violette Reine Elizabeth Bushell Szabo, una espía del Special Operations Exective que se especializó en sabotaje y otras cosas y que acabó muerta a manos de los alemanes a los 23 años de edad. Cuando digo eso, me refiero a que las misiones que se realizan en el juego no tienen nada que ver con las de la vida real, lo único que quizás se parezca sea su aspecto y que las dos eran espías.

Imágenes