Lo primero que diré antes que nada es que el precio de este juego o de este prólogo me parece caro para lo que ofrece, algo que ya pudimos ver Dead Rising 2 y su Case Zero y que se criticó en su día, así que veo perfecto que le le critique por su duración, está claro que yo seré de los que lo exprimiré a tope, pero también es verdad que he echado en falta algo más de historia y control sobre el personaje en la parte final del juego.

Lo segundo que diré es que si tuviese que decir algo de este anticipo a The Phantom Pain es que es pequeño, pero matón. Es pequeño porque la historia dura un suspiro, y porque se echan en falta algunas cosas en ese apartado, es grande porque tenemos muchas cosas que hacer y, cuando acabemos, desbloqueamos más misiones que incluso son igual de entretenidas que la principal, con varios objetivos a realizar.

Simplemente me ha encantado y el poder elegir las otras misiones al acabar y que cambie la ambientación es simplemente brutal. Gráficamente es una maravilla para ser la versión de PS3 y cuando estaba capturando el FRAPS no bajaba en ningún momento de 42FPS, aunque puede que de más ya que estos días estoy con la gráfica integrada, que la mía ha petado.

Ahora toca seguir jugando, darle caña y explorar todos y cada uno de los rincones de esta base rescatando una y otra vez a Chico y a Paz para conseguir todos los secretos.