Podría decirse que cada vez que veo una película de Shinobu Yaguchi, pero después me acuerdo que no escribí nada de la grandiosa e imprescindible, para los amantes del cine japonés, Wood Job y me dan ganas de borrar lo que he escrito.

Podría decir que para mi es, si no el mejor director japonés, uno de los mejores, capaz de convertir cualquier situación cotidiana en una película de humor. Suyas he visto Waterboys (2001), Swing Girls (2004), Happy Flight (2008), Robo-G (2012) y Wood Job (2014), siendo esta última la que para mi es la mejor película suya de las que he visto, y la que nos ocupa la más floja, que no mala.

Historia

La familia Suzuki es una familia japonesa normal y corriente, el padre es un oficinista que no duda en llevarse el trabajo a casa, la madre es la típica ama de casa japonesa incapaz de cocinar nada que haya estado vivo, una hija preocupada más por su vida social a través de redes sociales y un hijo que nada más llegar a casa prefiere aislarse en su habitación a cenar algo de comida rápida a hacerlo con su familia.

Una mañana, el cabeza de familia se despierta sobresaltado al darse cuenta de que no le ha sonado el despertador y que puede que llegue tarde al trabajo, al resto de la familia tampoco se les ha cargado el télefono móvil, y les es imposible desayunar ya que no pueden preparar el arroz con la arrocera.

Toca ir a trabajar y a clase, pero parece ser que un gran apagón afecta a toda la zona y, después de bajar a la calle por las escaleras, han de ir al trabajo o al instituto andando o en bicicleta, ya que los servicios de transporte no funcionan, y aunque parezca raro, parece que también afecta a los vehículos de motor.

Pasan los días y aún o se ha solucionado nada. Las cosas van a peor, empieza a escasear los alimentos y el agua en los supermercados. por lo que mucha gente empieza a emigrar a zonas rurales, y la familia decide hacer lo mismo, pillando cuatro cosas y unas bicicletas para ir desde Tokyo hasta Kagoshima, al sur del país en un viaje que les hará ver las dificultades de la vida en un mundo sin electrónica.

Opinión

En una semana en la que me dedico más a ver series de televisión, anime o ver películas, creo que echarle un buen vistazo a lo nuevo de Shinobu Yaguchi es de lo mejor que he podido hacer. Lo primero de todo y antes de acabar de escribir, deciros que veais si o si su anterior película, Wood Job, ya que para mi es de lo mejor que se ha creado en el cine japonés (además de Judge! de Akira Nagai), eso sí, sin olvidarme de Swing Girls o la desternillante Water Boys.

Cuesta ver una nueva película de este director, más que nada porque entre una y otra suelen pasar de 3 a 4 años, pero la verdad es que merece mucho la pena y ya estoy deseando que pasen para poder ver otra suya, y que espero que esté más en la línea de Wood Job.

Survival Family se hace entretenida por las situaciones que viven la familia protagonista acostumbrados a las comodidades de la vida. Para ello Yaguchi nos presenta un mundo, que si bien no es apocalíptico, es lo que podría ocurrir si dejase de funcionar cualquier elemento eléctrico o electrónico, aunque eso si, creo que algo suavizado por ser en Japón, ya que si eso ocurriese en algún que otro país tendríamos vandalismo en cualquier esquina por la que asomasen los protagonistas. Sin duda, lo mejor de la película, la evolución de la familia protagonista.