Hace un tiempo os hablé de la película Swing Girls de Shinobu Yaguchi, y el otro día me ví una que había hecho años antes, Waterboys.La película sigue las mismas pautas que Swing Girls (bueno, la otra las seguía de esta) pero cambiando a las chicas por chicos y el tema central ahora es la natación sincronizada en vez de el Jazz.Suzuki es el único componente del equipo de natación pero no es muy bueno que digamos y en el último torneo sufre una importante derrota.Cuando sale de los vestuarios, ve a unas chicas correr hacia la zona de otra piscina de las instalaciones y el va detrás de ellas para ver que es el alboroto que hay en ese lugar. En cuanto ve lo que hay queda maravillado, es un ejercicio de natación sincronizada que están realizando unas chicas.

Poco después en el instituto, y ya que solo está Suzuki en el equipo de natación, entra una nueva y (atractiva) profesora de natación, por lo que sorprendentemente se une mucha gente al equipo de natación.Pero la profesora no está muy contenta con el equipo de natación masculino y es entonces cuando Suzuki y cuatro más de los chicos intentan consolarla.

La profesora Sakuma fue a ese instituto pensando que habrían chicas, pero ha resultado que es un instituo solo de chicos. Suzuki y sus compañeros le dicen que no se preocupe, que harán lo que ellas les diga y entonces es cuando ella les enseña un video del tipo de natación que a ella le gustaría dar, natación sincronizada.

Suzuki, Sato, Ohta, Kanazawa y Saotome, son los únicos que quedan en la clase y no les queda más remedio que aprender natación sincronizada, pero justo en el primer día de clase, la profesora empieza a tener nauseas y vomita, ya en el hospital se enteran de que estaba casada y que está embarazada de 8 meses (ni ella lo sabía)

Así que para que no los consideren unos inutiles y no les quiten la piscina, la cual usa el equipo de baloncesto para pescar, deciden continuar con la natación sincronizada. La condición que les ponen los del equipo de baloncesto y el propietario de Seaworld, de donde proceden los peces, es que les devolverán la piscina si consiguen sacar todos los peces que han echado.

Para eso tienen una brillante idea, vaciar la piscina por la noche y así poder sacar los peces por la noche… pero todo les sale mal, les pillan los vigilantes del instituto y los peces mueren, por lo que deberán pagar las facturas del agua y los peces al dueño del Seaworld.

Y a partir de ahí las situaciones cómicas se suceden, con los chicos siguiendo un entrenamiento estilo Miyagi en Karate Kid, y es que como el dueño de Seaworld entrena a delfines para que realicen distitnos ejercicios, Suzuki cree que él podrá enseñarles. Así que se aprovecha y les hace limpiar todos los tanques del acuario, intenta despistarlos haciéndoles bailar al Dance Dance Revolution…

La película me ha gustado, aunque no tanto como la de Swing Girls. Pero claro, verla me echaba un poco patrás por el tema de “tios en bañador”, pero la película es muy entretenida, además tenemos a dos idols que no están nada mal… la profesora Sakuma (Kaori Manabe) y a Shizuko (Aya Hirayama) novia de Suzuki.Impagable la escena que meten el radiocassette en una bolsa de plástico en la piscina de los delfines.