Aunque no os lo creáis, la primera entrega de la saga me encantó, misiones repetitivas y un personaje un poco plano que seguía órdenes, pero tenía una cosa que a mi siempre me había encantado, los templarios, y personajes conocidos de la orden que acababan muriendo a manos de Altair, combinando ficción y hechos reales, ademas de una recreación increíble de las ciudades de esa época, y eran inmensas. Solo le vi un fallo, el Animus y la historia del futuro.

Assassin’s Creed II, la segunda entrega (y las dos expansiones que nos trajeron después), nos presentaba a un nuevo personaje, Ezio Auditore, un joven al que le mataban la familia, descubría que su padre pertenecía a una hermandad de asesinos y decidía emprender su venganza contra la gente que asesinó a su familia, poco a poco se iba metiendo más y más en la hermandad llegando a ser su líder y recorriendo diferentes ciudades italianas, las cuales estaban muy bien recreadas, me encanta la arquitectura italiana de estas ciudades, además, el juego tenía más variedad de misiones que la anterior entrega. Además de eso, la parte de la historia del futuro tomaba más protagonismo y tenía más ganas de saber lo que pasaría con Desmond Miles.

Y ahora nos llega esta nueva entrega, ya de por si los hechos que nos cuentan en ella no me interesan lo más mínimo la historia de la Revolución Americana (o Revolución Estadounidense), los Padres Fundadores o la Declaración de Independencia… hechos que vuelvo a decir, no me interesan lo más mínimo, y habiendo terminado el juego siguen sin importarme. Es como si Ubisoft hubiese hecho esta entrega para contentar a sus fans norteamericanos, pero en la historia hay otros hechos que creo que hubiesen merecido más la pena.

Historia

Desmond Miles vuelve a conectarse al Animus con la intención de descubrir como poder detener la inminente destrucción del mundo, en este caso entrará en la memoria de un antepasado suyo llamado Haytham Kenway el cual se encuentra en la opera en Londres.

Su objetivo es el de hacerse con un extraño medallón que le dará acceso a un lugar de los ancestros situado en algún lugar de América. Tras un viaje a las colonias inglesas, a Boston, libera de sus esclavistas a una chica mohawk llamada Ziio, la cual posteriormente le ayuda a encontrar la cueva y acabarán enamorándose.

Con Haytham no ven nada en claro, es por ello por lo que al volver a conectarse al Animus se sincroniza con un joven mohawk mestizo llamado Ratonhnhaké:ton. Ese mismo día, cuando juega con sus amigos en el bosque, es atacado por un hombre llamado Charles Lee y al volver a la aldea ve que está en llamas.

Ratonhnhaké:ton jura venganza y hablando con la anciana de la aldea le enseña una extraña bola de cristal que le muestra, a través de un «espíritu», los acontecimientos del futuros si él no pone remedio. Después de su visión le enseña un símbolo que vio en ella a la anciana, y esta le dice que conoce a alguien que utiliza ese símbolo, un anciano llamado Achilles.

En un principio Achilles se niega a recibir al chico, pero cuando este le ayuda a deshacerse de unos asaltantes, acaba entrenándolo en el arte del asesinato, con el paso del tiempo y cuando ya esté preparado para su misión, su maestro le pondrá un nuevo nombre, Connor… ha nacido un nuevo asesino y su misión será eliminar a los templarios que intentan hacerse con el control del país, además de planear eliminar al Comandante George Washington.

Jugabilidad

En muchos aspectos de la aventura el juego sigue teniendo la misma jugabilidad que en anteriores entregas pero mejorando mucho el sistema de combate y añadiendo nuevos movimientos de interacción con los escenarios cuando tengamos que escalar edificios, como las poleas o un nuevo añadido, poder escalar árboles.

El tema de escalar árboles suele tener un problema que no sucede con los edificios, y es que solo tendremos un par de opciones de escalada por ellos, además de que cuando saltamos de un edificio a la copa de un árbol Connor no suele agarrarse y suele resultar un poco impreciso, sobretodo si lo haces en carrera en una persecución acabando por caer al suelo con la consiguiente perdida de vida en algunas ocasiones, en cambio si el árbol está cerca del edificio solo tendremos que ir corriendo hacia él para que salte automáticamente hacia él.

Pero no solo habrá árboles en las ciudades, no, si no que también tendremos la frontera en la que todo es bosque, y casi todo son árboles a excepción de pequeñas casas, cuevas, acantilados y algún fuerte. El problema con los árboles es que casi siempre es lo mismo, normalmente para acceder a ellos lo haremos desde una roca o desde un árbol derribado (que suelen ser los mismos siempre) y acabaremos bajando por el otro extremo en un camino de ramas guiado y casi sin posibilidad de cambiar de dirección y recorrer todo el bosque de rama en rama.

No solo podremos acceder así a los árboles de esa manera, también podremos hacerlo directamente por las copas de los pinos, ramas rotas o ramas que estén cerca del suelo. Una de las cosas que más se nos enseñó en los vídeos del bosque es que podríamos atrapar a soldados que pasasen por debajo de los árboles gracias a un dardo con cuerda, un nuevo arma de Connor, pues bien, resulta que en el bosque, salvo algunas patrullas que van por algunos caminos no hay apenas enemigos por lo que este arma se vuelve un poco inútil, hasta para los combates como explicaré más adelante.

En el tema de los combates tenemos las armas típicas de asesino de la saga, como son las cuchillas ocultas, los dardos venenosos, las bombas de humo, pero todas las armas se vuelven inútiles y sin ganas de utilizarlas gracias a otra arma, el tomahawk, y es que con esta arma Connor es toda una bestia parda a la que no le tose ni dios y combinando el combate con ataques, contras o movimientos de aturdimiento los combates ganan mucho, pero también se simplifican bastante, además a eso podemos añadirle la pistola con la que también haremos combos, mientras le clavamos el tomahawk a uno, le disparamos al de atrás. El arco servirá para cazar animales o matar en silencio a enemigos.

Las armas hay que decir que tienen mucho realismo, y que en medio de un combate cuando hagamos un disparo con la pistola o un mosquete tendremos que recargar y eso, en armas de esta época, es tirarse de cinco a diez segundos. Poco a poco podremos comprar armas más potentes con más cañones y más disparos, pero como he dicho, con el tomahawk vas más que servido.

La verdad es que, al igual que pasó en las anteriores entregas, los escenarios no me invitan a recorrerlos de tejado en tejado y se me hace más sencillo ir corriendo por la calle esquivando transeúntes y pasando por callejones, en ocasiones veremos ventanas o puertas abiertas para pasar de un lado a otro de la calle aunque se hará de manera rápida y dándole un toque cinematográfico a esta acción. Otra de las cosas que podremos hacer será escondernos tras una esquina y silbar para atraer la atención del enemigo, cosa que también podremos hacer cuando estemos escondidos en la paja.

En esta ocasión también tendremos un contador que indicará el grado de sospecha de los soldados y que podremos bajarlo arrancando carteles de las paredes, sobornando a los pregoneros o pagando cierta cantidad de dinero a una imprenta, serán tres grados de sospecha, los carteles harán que baje uno, los pregoneros dos y las imprentas tres.

Ahora pasemos a nuestro hogar durante toda la aventura, y es que ahora en vez de Monteriggioni tendremos la Hacienda Davenport que será el hogar de Connor y su maestro Achilles, con un subterráneo donde poder ver las armas o atuendos que tenemos y los templarios a los que eliminar y un libro de cuentas del que nos explican como hacer un par de cosas y nos dejan con la mayoría de opciones que tiene sin saber como funciona.

La Hacienda tiene de todo, en un principio empezaremos con una sola casa y con solo Connor y Achilles, pero muy pronto empezaremos a salvar gente y a proponerles venir a la hacienda donde podrán vivir en tranquilidad a cambio de montarse su propio negocio y vivir en comunidad. Así que tendremos leñadores, una cazadora, un minero, granjeros, un doctor, un cura… todo esto para poder ir consiguiendo materias primas y materiales para la fabricación de distintos objetos de los cuales vayamos consiguiendo los planos en distintas misiones o recogiendo las diferentes hojas de los almanaques para construir inventos de Benjamin Franklin (no son tan útiles como los de Da Vinci)

También se nos dará la oportunidad de comerciar con las materias primas que vayamos consiguiendo y así ganar dinero, aunque nos arriesgamos a que los ladrones atraquen las caravanas y nos quedemos sin nada.

Durante el juego nos encontraremos cofres, algunos de estos podrán abrirse normalmente, a menos que estén protegidos por los casacas rojas, otros necesitaremos utilizar la ganzúa mediante los dos sticks del mando, uno para elegir su posición, otro para la inclinación y así conseguir los planos para construir nuevos elementos, objetos y prendas.

En la campaña principal y en algunas ocasiones, iremos a la guerra para ayudar al ejercito patriota a rechazar a los invasores británicos, así que durante varias misiones que transcurrirán en famosas batallas del ejército noteamericano podremos controlar cañones para derrotar grupos enteros de enemigos, podremos dar ordenes a pelotones para que utilicen sus mosquetes e incluso podremos ir corriendo por el campo de batalla esquivando disparos de cañón y muriendo en varias ocasiones mientras vamos de trinchera en trinchera, algo no tan espectacular como los trailers que se vieron, pero que sin duda son unas misiones muy espectaculares.

Las dos ciudades que nos encontraremos, Boston y Nueva York, estarán divididas en tres distritos y en cada una de ellas un personaje nos dará misiones de liberación con las que, al finalizar las distintas misiones que nos proponen, podremos contratarlos como asesinos. Así que con unos haremos que ataquen a los enemigos, otros realizarán revueltas para entretenerlos, también tendremos la posibilidad de crear emboscadas e incluso de apostar francotiradores para que nos protejan.

Quizás me saltase el tutorial donde lo explicase, pero no fue hasta el epílogo del juego que no descubrí que estos asesinos también se podrían enviar a distintas misiones exteriores como en Assassin’s Creed II, solo que en esta ocasión en vez de ir a palomares lo podremos hacer abriendo el menú de selección de grupo de asesinos y pulsando X (360) elegir a donde queremos enviarlos y así conseguirles experiencia y premios.

Las revueltas también podrán hacerse mediante grupos de gente en la calle con los que a menudo nos darán la posibilidad de iniciar una presionando el botón B cuando nos situemos al lado de esas personas. Unas revueltas que, todo sea dicho, me parecen un poco inútiles en algún momento, tanto o más que las minas que podemos seleccionar como arma secundaria y que, ojo, será la única manera de poder matar a civiles y animales domésticos, porque sí, porque el Animus es así de chulo y en esta ocasión no podremos matar por matar y tampoco podremos apuntar nuestras armas a enemigos a menos que los tengamos a tiro.

En la frontera, a diferencia de en las dos ciudades, las cosas cambiarán, desde que entramos en ella tendremos un punto de sospecha y seremos investigados por los enemigos si nos ven, si no salimos de su punto de visión, pasaremos a ser perseguidos y podremos elegir entre huir o derrotarlos. En esta zona, que como he dicho es donde está el bosque, estará lleno de animales y es aquí donde podremos poner en práctica otra de las novedades del título, la caza.

Aquí podremos dar caza a los distintos animales que pueblan la frontera, algunos de ellos huirán de nosotros en cuanto nos vean, otros, como los lobos, los linces y los alces astados, nos atacarán en cuanto nos vean o representemos una amenaza para ellos, en ese momento pasaremos a un modo QTE en el que tendremos que pulsar un par de botones para contraatacar.

Para cazar los animales que huyen podremos hacerlo con la ayuda del arco desde lejos o colocando trampas con cebo para atraer a nuestra presa. Dependiendo de como lo cacemos, la piel del animal tendrá mayor o menor valor, así que no será lo mismo matarlos con la ayuda del arco o de la cuchilla oculta, que con la pistola o el tomahawk.

Dejaba para lo último de jugabilidad lo que para mi ha sido la mejor novedad y lo mejor de todo el juego, sin duda las batallas navales son la parte con las que más he disfrutado en el juego. Al principio por culpa de la cámara me hacía un buen lío y acababa estrellando la Aquila (el barco que controlamos) contra los acantilados, pero una vez que te acostumbras a la vista de todo el barco desde el timón, no hay enemigo que se te resista.

Podremos ordenar que nuestra nave vaya entre tres velocidades distintas, parado, a media vela y a toda vela, mediante dos botones. Mientras que en parada será más fácil maniobrar, seremos carne de cañón, a media vela podremos contrarrestar el viento y girar también con más facilidad, y a toda vela podremos dar caza más rápidamente a los barcos del enemigo.

Las armas principales que tendremos serán dos, los cañones ligeros y los cañones, con el primero haremos un disparo rápido sobre el enemigo, que, según el tamaño de la embarcación, le causará mucho daño o ni lo notará, con los cañones les haremos mucho daño y tendremos que elegir que cañones disparar girando la cámara a babor o estribor y apuntar dependiendo el ancho de cañones que tengamos.

También podremos disparar bolas encadenadas para derribar los mástiles de los navíos y así poder abordarlos con facilidad. Al hacer un abordaje siempre se nos pedirá que acabemos con el capitán del barco y así apoderarnos de su embarcación.

Navegaremos en diferentes condiciones climatológicas, con mucho oleaje, con lluvia, de noche… con el oleaje hay que tener cuidado, ya que puede quitarnos energía por culpa de las olas gigantes traicioneras, para evitar que nos dañen tendremos la posibilidad de usar el botón de agacharse con el que, dando una orden a nuestros hombres, toda la tripulación se agachará para minimizar daños, algo que también podremos hacer cuando nos disparen desde un barco o desde un fuerte en la costa.

Desmond también tendrá su parte jugable en misiones en el exterior y en misiones dentro de la cueva. Las misiones exteriores serán para conseguir tres artefactos de energía y utilizarlos en nuestra guarida para finalmente poder abrir una gran puerta donde parece ser que espera la salvación.

Graficos

Para esta ocasión Ubisoft ha utilizado un nuevo motor gráfico  llamado AnvilNext y que hace que el juego tenga un aspecto impecable. La diferencia gráfica no es tanta como lo fue de la primera entrega a la segunda, pero si que se ve una mejora en algunos aspectos del juego, eso sí, como no sale Lucy pues no se que más decir… también hay que tener en cuenta de que se ha creado un juego por año y de que la segunda entrega ya tenía un aspecto increíble. Que sí, que estáis esperando que lo diga, el modelado de personajes es una auténtica maravilla y su expresividad está bastante bien, aunque hay algunas ocasiones en las que parece que haya vídeos pregrabados con mejor calidad que mientras controlamos a nuestro personaje.

Lo mejor del juego en este aspecto es sin duda su ambientación, recreando dos ciudades norteamericanas en la época de la guerra de la independencia del país contra las colonias británicas. Lo peor del juego en ese aspecto es también este, la poca variedad y pocos monumentos que tienen estas dos ciudades. Eso sí, las dos ciudades tienen mucha vida y mucha gente caminando por la calle, aunque quizás en este aspecto lo que más me sorprendió fue la Opera de Londres que podemos ver al principio del juego.

Gracias al motor gráfico nos muestran algunas cosas que no se veían en las anteriores entregas, y que son los cambios climatológicos que se añaden al ciclo de día y noche. Así que habrá lluvia, zonas nevadas por las que nos costará caminar e iremos marcando nuestras pisadas e incluso niebla.

Como el juego transcurrirá en diferentes años, habrá momentos en los que alguna de las dos ciudades podamos verla normal y en otras completamente nevadas.

No será lo único que veremos, si no que también tendremos distintas partículas en los escenarios, como pueden ser hojas cayendo, luciérnagas por la noche en el bosque, angelitos de la suerte (o como se llamen) y, como no, explosiones, muchas explosiones y polvo causado por los cañonazos.

Una de las opciones que podremos configurar será el de activar 3D para jugar al juego con gafas, hay tres tipos de 3D, el de las gafas bicolor de Trioviz, el de doble pantalla izquierda+derecha y el de doble pantalla arriba+abajo. Yo como tenía las gafas de Trioviz que me venía con el Batman Arkham Asylum GOTY es como lo he probado, pero no os creáis tampoco que he aguantado mucho… el 3D que he podido ver en lo poco que he probado no ha estado mal, el personaje se veía perfectamente en un escenario que mostraba profundidad, pero he acabado mareándome por diferentes razones.

La primera ha sido porque el minimapa estaba en 2D y los puntos rojos que indicaban los enemigos resaltaban demasiado, además el fondo se veía borroso y de noche se veía más oscuro de lo normal, por lo que en las huidas de los enemigos no sabía bien por donde iba.

Habrán misiones navales que desbloquearemos encontrando baratijas para un marinero que hay en el acantilado de la hacienda en las que nos desplazaremos a una localización en busca de un trozo de un mapa y que tienen unos escenarios interiores muy trabajados los cuales me parecen gráficamente de lo mejor del juego.

Sonido

Una de esas partes que tanto odia la gente en los juegos suele ser el doblaje, no soy ningún experto y me suelo guiar más por el tipo de voz que por la interpretación, aunque cuando hay una interpretación nefasta si que lo se reconocer. El caso de Assassin’s Creed es que siempre ha contado con un buen y más acertado doblaje.

En esta tercera entrega vuelven a clavarlo con la voz del protagonista, en esta ocasión el doblador del personaje que controlamos es Luis Muelas, conocido por ser el actor que suele doblar a Will Smith y que como Connor da la talla, salvo quizás en algunas frases de algún minijuego, como en el de la petanca (sí, hay petanca y una especie de damas). He de decir que se ha respetado el doblaje original cuando Connor habla en nativo, igual que el resto de personajes de su aldea.

No es la única voz conocida que tendremos, si no que también tendremos a un profesional con muy malaostia, el Max Payne del cine español, bueno el Max de Max Payne 3 era una adaptación de su personaje Malamadre de Celda 211 y otro Luis, Luis Tosar.

La banda sonora también es una maravilla, pero sin duda a mi me gustaría destacar el increíble tema principal del título, un tema que tiene diferentes versiones en el juego y que en algunos momentos en los que suena queda totalmente épico y te pone los pelos de gallina y la piel de punta, o al revés, lo que sea.

http://www.youtube.com/watch?v=RE0Y5VmkILQ

Opinión

Y por fin llega a su fin una de las sagas de esta generación…. bueno, llega a su fin en su tercera entrega, pero hay que estar seguros de que al igual que pasó con la anterior entrega también tendrá sus expansiones, y quien sabe si Connor llegará a tener un peso en la historia de la hermandad tal y como la tuvo Ezio. La cuestión es que la historia numerada si ha llegado a su fin con un final que, os gusté o no os lo diré, es una mierda.

Connor ha sido un personaje que me ha encantado por su personalidad, una persona que pone sus ideas de salvar a su aldea por encima de todo, incluso de echar al invasor o de vengarse de los templarios. Aún sigo diciendo que la primera vez que se ve al personaje con la ropa de asesino me pareció un Drag Queen, era aún un crío y el traje le venía demasiado grande, sin capucha y con unas pedazo de hombreras queeeee…

Al final el juego han habido momentos que lo he disfrutado, como las batallas navales, pero la parte de la historia, a pesar de estar bien contada y de gustarme por ello, no llega a ofrecernos mucha variedad, quizás porque ya estamos acostumbrados a tanto sandbox y a tantos capítulos de la saga que cuesta ver algo que innove. En parte en este título es normal, llevas a un asesino ocultándote en las sombras e intentando que no te descubran mientras realizas tus asesinatos.

He de decir que se me ha hecho tan pesado en algunos momentos como la primera entrega y culpa de ello no sea por la repetición de las misiones, que no la hay, aunque tampoco es que hayan muchas, si no por donde está ambientado y por el enorme bosque, me he cansado de tanto arbolito.

Por último decir que el juego empieza muy lento y con otro personaje que tendrá bastante peso en la historia del protagonista principal, pero que es un personaje muy aburrido, con unas misiones aburridas y que te dan ganas de que puedas controlar al nativo americano de una vez.

Ahora solo me queda la esperanza de que a Ubisoft le de por realizar un juego de barcos con una buena historia, porque esa parte me ha encantado… aunque ya de por si esas misiones junto a las de la búsqueda del tesoro a veces ya es como si fuese un juego aparte.