En 1996 una compañía inglesa llamada Core Design sacaba un juego distribuido por Eidos llamado Tomb Raider. En el llevábamos a una chica arqueóloga que debía descubrir los secretos de un misterioso artefacto llamado Scion.

El creador del juego, Toby Gard, no quería que Lara Croft se convirtiese en un icono sexual, por lo que posteriormente, cuando el juego fue un éxito de ventas, abandonó la compañía y no volvería a participar en un Tomb Raider hasta el primer título de la franquicia que publicó Crystal Dinamics, Tomb Raider Legend.

Y es que ya era un coñazo un Tomb Raider anual desde 1996 hasta el 2000. Publicándose en el 2003 el Tomb Raider: Angel of Darkness, juego que no tuvo mucho éxito y fue muy criticado.

Después de Tomb Raider Legend, Crystal Dinamics realizó una nueva versión del primer juego de Lara llamado Tomb Raider Anniversary para celebrar los 10 años desde el inicio de la saga, un juego que mejoraba el original.

Y de momento, el último juego que han realizado de la franquicia es este Tomb Raider Underworld, que es prácticamente una continuación del Tomb Raider Legend, juego que personalmente me pareció: Fácil, corto y con una historia bastante normalita.

Historia

La historia empieza con una explosión en la mansión Croft y como se ve envuelta en llamas. Poco después se ve como ha sido Lara la que ha pulsado el botón de un detonador.

Una semana antes de la explosión de la mansión, y después de buscar la conocida Excalibur del Rey Arturo (Tomb Raider Legend) Lara va en busca de Avalon siguiendo una pista de Amanda la cual le dijo que su madre continuaba viva y que estaba en ese lugar. Una información de un viejo amigo de su padre la lleva a investigar unas ruinas submarinas en el Mar Mediterraneo. El primer lugar al que lleva parece ser Niflheim, uno de los nueve mundos de la mitología nórdica.

Pero cuando consigue uno de los artilugios que parece pertenecer a Thor, dios del Trueno, aparecen unos mercenarios que se lo roban y la dejan encerrada en la cueva.

Lara consigue escapar de la cueva gracias a sus habilidades y descubre un gran barco cerca de la zona donde ella tenía su lancha, por lo que decide subir a bordo.

Pero después de un combate contra uno de los mercenarios, el barco empieza a hundirse, pero no sin antes descubrir algo. Amanda, enemiga de Lara, es la dueña de ese barco y tiene encerrada a Natla en una gran cápsula.

Justo antes de llevarse la cápsula en un helicóptero, Natla le da a Lara unas nuevas coordenadas de Tailandia donde poder seguir con su búsqueda de Avalón.

Gráficos

Han cambiado desde la anterior entrega, Anniversary. Esta vez nos muestra a una Lara más realista y con unos movimientos aún más suaves que en la anterior aventura.

Los gráficos de los escenarios se mantienen al nivel del Anniversary, y es que en aquel los escenarios egipcios eran una maravilla. En este los escenarios siguen siendo muy buenos, pero también es verdad que mucho no se podía mejorar respecto a los del otro juego.

Como curiosidad me encanta que el traje de Lara este seco o mojado dependiendo de la situación, me gusta que cuando llueva se vean las gotas salpicando en el personaje y el personaje se moje debido a la lluvia o a meterse en el agua, no como otros juegos de más éxito que pasan detalles como estos por alto. Otro de los detalles es la suciedad que va apareciendo en la heroína tal y como vas jugando, y es que es lo más normal que después de ir por tanta ruina se ensucie.

Pero es que los escenarios bajo el mar tienen una belleza impresionante, quizás sean de los que más me han gustado de todo el juego.

Sonido

Las músicas que suenan durante el juego y la melodía principal del juego, la cual adapta muy bien el tema original de la serie, son una pasada.Los sonidos de la fauna que encontramos en el juego, de las pisadas de los lugares por los que pasamos, del roce de la ropa de Lara al correr, todo está muy cuidado.

El doblaje de Lara en Español sigue siendo el de las últimas, una voz que me encanta como le queda, aunque la primera voz que tenía en nuestro idioma era algo mejor.

Jugabilidad

La jugabilidad es muy buena en lo que es la parte de puzzles, donde podremos encontrar algunos muy variados y que recuerdan mucho a la primera parte de la saga. Siendo puzzles a los que has de acceder mediante plataformas al más puro estilo de los antiguos Tomb Raider. Mención especial a los puzzles de Shiva y Kali y el de Thor.

Incluso en las fases en las que llevas la moto está muy bien conseguida (al menos en 360, cuando lo jugué hace tiempo en PC no podía conducirla con el pad y tenía que hacerlo con los cursores del teclado) pudiendo conducirla por algunos túneles en algunas tumbas.

Pero donde flojea el juego es en los combates con las armas contra los enemigos humanos y es que el control moviéndose y disparando es muy malo. Para lo que si van bien las armas son para los murcielagos y arañas que apenas se mueven.

La Modelo de Carne y Hueso

Y es que una cosa que nunca podría faltar en un Tomb Raider es una modelo para promocionar el juego. En este caso contaron con Alison Carroll, una gimnasta británica que había participado en distintos campeonatos (Yo me sigo quedando con la que hizo de Bayonetta)

Son diferentes actrices y modelos las que han encarnado el papel de esta arqueóloga. Las que más recuerdo son Rhona Mitra, ya que ha hecho varias películas posteriormente (Doomsday y Underworld 3) y Nell McAndrew, la cual aprovechó que era modelo de Lara Croft para posar en Playboy.

Opinión

La longitud del juego es la que esperaba de una aventura así, pero el tema de la mitología nórdica no me acaba de convencer. Y no es que no me guste esa mitología, es que no me acaba de gustar la manera en la que está explicada la historia.

El juego está lleno de detalles, como el que he comentado de la lluvia y la suciedad, pero es que también tenemos otros detalles como el que Lara tenga que apartar la maleza por allí por donde pase, dándose a veces en la cara con hojas de palmera o ramas y quejándose por ello.

Pero después llega el final y te quedas con cara de tonto, con un final que apenas explica nada y te deja con más dudas que las que tenías al final del Tomb Raider Legend.

Aún así, me ha gustado, mirando mi colección de juegos de 360 no tenía ningún juego de aventuras y plataformas, por lo que volverlo a jugar después de un tiempo y en otra plataforma me ha venido bien para variar un poco.