Después del fracaso que fue la última aventura de nuestra arqueóloga favorita programada por los ingleses Core Design con “The Angel Of Darkness” (que a mi me gustó), Eidos decidió poner la franquicia en manos de Crystal Dynamics.

Esta compañía no es que sea una empresa desconocida en el mundillo, entre otros, hizo los dos Pandemonium de PSX además del fantástico Legacy of Kain: Soul Reaver 2, así que podiamos pensar que la saga había caído en buenas manos.

Pero aunque los resultados fueron satisfactorios el juego contaba con demasiadas cosas que hizo que al final no acabase de gustarme del todo.

Historia

Cuando Lara tenía 9 años el jet privado en el que viajaba junto a su madre, Amelia, tuvo un accidente en el Himalaya. Allí encontraron unas ruinas donde decidieron cobijarse del frío.Mientras su madre busca algo de leña para encender una hoguera, la pequeña Lara toca una extraña espada que se clava en una roca y activa una especie de portal. A través de ese portal una voz habla con Amelia y esta, temiendo que ataque a su hija, intenta coger la espada siendo absorbida por una extraña luz.

Años más tarde, cuando Lara es mayor, va a unas ruinas en Bolivia para investigar un altar de piedra. Allí se encuentra con unos mercenarios y a James Rutland, el cual le enseña una pieza de un artefacto que Lara reconoce. La espada que años atrás había visto cuando desapareció su madre.

Gráficos

Al pasar la saga a manos de Crystal Dynamics se le ha realizado un buen lavado de cara. Así que ahora el aspecto de Lara será completamente diferente (aunque reconocible) y teniendo un diseño más real al que nos tenía acostumbrados Core y que ya empezaba a dar asco con esa cara tan rara que tenía Lara y que la mantenían desde la primera entrega.

Gráficamente no es de lo mejorcito que puede encontrarse, pero siendo un juego que salió para las consolas de la anterior generación, es un juego que salió un poco más tarde para PC y XBOX 360 al que se le añadieron algunos efectos para que se viese mejor en estas plataformas. Por ese motivo, en el apartado gráfico poco lo voy a criticar.

Jugabilidad

Los controles se han simplificado mucho respecto a las versiones de Core Design haciendo que los movimientos de Lara sean más rápidos y fluidos. Gracias a esto nuestro personaje se moverá de plataforma en plataforma, cornisas, barras y otras cosas de una manera excepcional.

Ya no tendremos que calcular la distancia de salto desde el borde de la plataforma, si no que será muy intuitivo ir corriendo hacía el final de esta y dar un salto hacia el siguiente obstáculo.

A partir de esta entrega y en el resto de las creadas por esta compañía, Lara contará con un nuevo gadget y que será un gancho con el que podrá engancharse en objetos metálicos que utilizará como si fuese una liana para balancearse y poder llegar a zonas más alejadas. El garfio también puede utilizarse para arrastrar objetos metálicos.

El sistema de combate no es que sea malo, es que es malísimo, pero sin llegar al extremo que se llegó posteriormente en Underworld. Es con diferencia lo peor del juego.

La Modelo de Carne y Hueso

Sin duda, lo mejor del juego es la modelo que encarnó a Lara en esta entrega y que volvió a repetir en Tomb Raider Anniversary. Se trata de Karima Adebibe.

Opinión

Mucha gente opina que este juego es el renacer de la saga, cuando para mi, sin ser malo del todo, le falta muchísimo para ser un buen juego. Se deja jugar, cierto, pero tanto la historia como el diseño de las pantallas son de lo peor de la saga junto a las del Tomb Raider III.

Una historia que gira alrededor de los mitos de Avalón y de la legendaria Excalibur del Rey Arturo que va de mal en peor y con un final que decepciona. Esto puede deberse a que me gusta más el tema de tumbas antiguas de culturas que realmente existen a las leyendas que giran en torno a este rey, el cual no se sabe si realmente existió.

De los escenarios por los que iremos pasando solo se salvan un par. Otros como la base militar, el parque temático del Rey Arturo o las interminables pantallas de la moto, sobran. Por suerte para Crystal Dynamics la crítica fue benévola con el juego y por suerte realizó dos entregas posteriores, siendo una de ellas el remake de la primera entrega que salió para celebrar el décimo aniversario de la saga.

Es una pena que siendo una nueva entrega y realizada por otro estudio desde cero, sigamos teniendo algunos de los errores que ha ido arrastrando la saga desde el principio, como que te quedes enganchado en posición de salto en algún sitio o las muertes de Lara tan mal animadas y que parece que estés jugando al primer Tomb Raider.

Las dos siguientes entregas son mucho mejor que esta, pero aunque Underworld mejora en algunas cosas, la historia sigue sin convencerme. Es un juego que se pude disfrutar debido a los pocos juegos que hay de este estilo y que si ya empiezas a estar harto de tanto FPS pues para salir un poco de esa rutina puede jugarse.

Imágenes

Vídeo