Con mi maratón de este 2012 de acabarme los juegos que tengo en la estantería sin tocar, y antes de que en diciembre de este año se acabe el mundo según las profecías mayas. Pues he decidido que el mundo se acabe antes, y como no eso lo hago acabándome estos juegos.

Si el primero fue el Velvet Assassin que fue una sorpresa en algunos aspectos, ahora le toca a Quantum Theory, un clon de Gears Of War que curiosamente ha sido criticado exactamente por eso, por ser un juego que copia la mecánica de un juego que ya de por si no es gran cosa. Eso sí, gráficamente este juego de Tecmo deja mucho que desear, pero eso ya lo hablaré más adelante.

Realmente no tenía pensado escribir mi opinión sobre Quantum Theory, pero tras un final que me ha gustado (aunque me ha sabido a poco) y una canción de los títulos de créditos cojonuda, como parte de la banda sonora del juego, pues me he decidido a escribir sobre él.

Historia

En un mundo postapocalíptico, tras una Guerra Mundial que dejó el planeta en mal estado, unas torres se alzan en el horizonte, torres con vida de las que han nacido unos seres conocidos como Nosferatu.

Es entonces cuando un fenómeno conocido como la diablosis brota de las torres mutando todo lo que toca e intentando eliminar a los últimos seres vivos del planeta. Syd es un Gliskin, un ser humano, e intantará acabar con las torres, pero en su intento por llegar a lo más alto para acabar con una de ellas, se encontrará con Filena, la cual es una Nosferatu que está intentando averiguar porque la torre se está infectando con la diablosis y así poder salvarla.

Los dos enemigos tendrán que trabajar en conjunto para llegar a lo más alto evitando que las criaturas mutadas acaben con sus vidas, mientras uno intentará destruirla por todos los medios, la otra querrá salvarla.

Gráficos

El juego cuenta con unos excelentes diseños de escenarios y de personajes, así como de enemigos, pero todo eso se va a la mierda cuando es pasado al juego, y si bien está bien recreado hay algo que falla, y eso es el uso de las texturas de todo el conjunto haciéndolo todo muy confuso.

La armadura de Syd se confunde con las armas que llevan, armas que por lo raras que son en su diseño, no es que tengan un gran detalle, también la culpa de ello es que son muy oscuras. Lo mismo pasa con los enemigos, que es difícil saber que coño son a pesar de que alguno de ellos si que mola. Lo contrario pasa con Filena, que al llevar una armadura más clara se ve mucho más detallada.

Otra cosa en la que mucho habremos caído, es que Syd, además de ser un armario empotrado, tiene una cara que recuerda mucho a Guts, el protagonista de uno de mis manga favorito, Berserk.

De todas formas hay algunas ocasiones en los que hay algunos escenarios muy coloristas y muy resultones del interior de la torre que no están nada mal, o otros en los que nos encontraremos escenarios externos que no serán tan confusos al tratarse de construcciones normales.

En algunos momentos del juego también podremos disfrutar de algunos vídeos CG, unos vídeos que aunque no sean de la calidad de los de Square-Enix, si que se encuentran al nivel de otros juegos de la compañía y del estudio, los de la saga Project Zero.

Jugabilidad

El juego  copia el control de Gears Of War en todas y cada una de las acciones que el personaje puede hacer, eso sí, el movimiento de esquivar/rodar esta vez está designado al botón B en vez de al A que es el que se usa para corrar/ponerse a cubierto, cosa que hace que al tener dos botones para esa acción nos acabemos haciendo un lío.

Lo curioso del caso y lo más criticado del juego, es que el control de apuntar es una mierda y sinceramente, tienen razón, pero lo que yo no entiendo es si la gente no toca la sensibilidad del apuntado y su velocidad en las opciones, la cual puede cambiarse en los ajustes como te de la gana y es cuando, para mi, he notado una gran mejora en el juego.

A diferencia de otros juegos de este estilo, en esta ocasión no tendremos ningún tipo de granada, pero si que tendremos un “arma” arrojadiza, y esa será nuestra compañera Filena, la cual al lanzarla y tras impactar contra los enemigos ocurrirán diferentes cosas, normalmente si son enemigos débiles los matará, si son enemigos grandes les destruirá la carcasa poco a poco con cada impacto, cosa que irá bien y será necesario para algunos jefes y si no acertamos directamente con el lanzamiento utilizará un ataque de rayos que dejará paralizados a los enemigos.

Con el continuo cambio de la torre, la cual como ya he dicho está viva, a veces nuestro protagonista tendrá que agarrarse a puentes móviles en el que será un blanco fácil, también podrá escalar de igual manera paredes verticales.

Yo a veces he tenido problemas con la cámara, pero creo que es más problema mio que del juego en sí, momentos en el que he estado contra una pared y con enemigos delante de mis narices y me ha costado más de una muerte al no poder localizarlos al dar la vuelta. De todas formas el juego cuenta con apuntado semi-automático, con el cual apuntaremos durante un segundo al enemigo directamente en cuanto pulsemos el botón de apuntado, que como en este caso es en mi 360, pues es el LT.

Sonido

Imagen de previsualización de YouTube

Sabéis que en el apartado sonoro no suelo destacar mucho la banda sonora de los juegos a los que vicio, más que nada porque a veces ni me acuerdo de lo que he escuchado mientras he masacrado hordas de enemigos. Pero es que en Quantum Theory este apartado se vuelve lo mejor del juego, con una banda sonora cojonuda y con unas canciones increíbles. Muestra de ello es la canción que os pongo aquí arriba, la cual podemos escuchar durante el prólogo y durante las letras de crédito del final.

En el doblaje tenemos dos voces más que correctas tanto en Syd como en Filena, con algo de sarcasmo por parte del primero mientras se carga a sus enemigos, además de la buena química que hay entre los dos personajes a pesar de ser enemigos naturales. Las voces  de los enemigos tampoco están nada mal, con unas voces robóticas que quedan bien.

 

Opinión

A pesar de que seguía jugando y no me parecía tan malo como la gente decía (ya sabéis, si un borrego se tira a un precipicio los demás van tras él) he tardado en acabarlo 6 meses desde que lo empezase en enero. pero es que en estos 7 meses, al igual que pasó con SIИGULAЯITY he tenido bastantes más cosas a las que jugar y las cuales tenían más prioridad que estos juegos.

Y con este juego también me ha pasado como con Velvet Assassin, que el final del juego, junto a su banda sonora, me ha gustado y es lo que ha hecho que, para mi,  lo hayan salvado. Eso y el ser dirigido y producido por los dos genios detrás de la saga Project Zero, Makoto Shibata como director y Keisuke Kikuchi como productor.

Es cierto que han habido momentos en el que el juego me ha llegado a aburrir enormemente, pero también ha habido ocasiones en el que ha sabido recuperarse, y sobretodo en la recta final, los 4 últimos capítulos he sabido disfrutarlo.

Imágenes