No es que sean muchas  compras, el Death By Degrees de PS2, dos juegos de PS3, otro de 360 y tres juegos de Nintendo DS. La mayoría de ellos me han salido baratitos, así que a excepción del Aliens y el Rising, poca cosa he gastado.

Así que lo dicho, como no hay nada mejor que hacer, os voy a hablar un poco de ellos a excepción del Phantasy Star 0 y el Infinite Space que no los he probado.

Nina Williams: Death By Degrees

Un extraño experimento que se sacó de la manga Namco en la época de PS2 y que no tuvo mucho éxito. Yo lo jugué en su versión japonesa que tengo aún por ahí, y la verdad es que en su día me gustó.

¿Porqué lo he comprado otra vez si está a 50hz? Pues sencillo, había leído que el juego venía con subtítulos en japonés, y por unos 5€ decidí comprarlo para comprobarlo. Hay que decir que tiene un doblaje que me ha sorprendido para un juego de esa época, lo mismo que me ha sorprendido que lo doblasen y no le pusieran selector de 60hz.

El juego me sigue pareciendo entretenido a pesar de su extraño sistema de combate con el stick derecho y con sus cámaras al estilo de los primeros Resident Evil.

Metal Gear Rising: Revengeance

Ya he escrito sobre el último juego de Platinum Games en el juego, no se si lo sabéis, pero como la gran mayoría de los que estamos en Pulpofrito, me encanta esta compañía japonesa. Es una lástima que no tengan el éxito que se merecen ya que en lo que hacen son los mejores. Eso sí, a este juego le echo en falta un poco más de variedad, aunque se lo perdono por las locuras que puedes hacer y su genial banda sonora.

Trinity: Souls of Zill O’ll

Si sois jugones y de Barcelona, no debéis de dejar de pasar por el Esplau. Yo fui por trabajo y no pude evitar la tentación de pasarme a rebuscar entre los juegos que tienen y me hice con esta joya por menos de 10€, aunque poco lo he probado.

El juego es de los mismos de los Dinasty Warriors, Omega Force, aunque cambia el estilo de juego para mezclarlo con RPG con muy buen resultado. También he de decir que lo poco que he estado con él, tiene una historia que parece interesante a pesar de ser otra historia de venganza y que la banda sonora suena bastante bien.

He de decir que probé en PS2 el Zill O’ll Infinite y no me acabó de gustar.

Aliens: Colonial Marines

He de decir un par de cosas, primero, que últimamente los FPS me aburren y segundo que tuve que elegir, uno era el Dead Space 3, pero como la segunda parte no me gustó nada no estaba convencido, otro era este juego de GearBox, empresa que no me dice mucho, aunque acabó el Duke Nukem Forever que se me hizo entretenido, además de que las películas de Alien me gustaban… ¿Qué podría fallar?

Pues principalmente su apartado técnico que no es ni mucho menos como nos mostraron, con una inteligencia de los enemigos que deja mucho que desear, al menos de los Aliens, que salen enemigos de Weyland Yutani que tienen bastante puntería. El resto, pues no le veo más problemas, es un FPS como todos y se controla de la misma manera.

Tiene localizaciones de las películas, armas de las películas, vehículos de las películas, música de las películas… así que se le ha criticado por su aspecto gráfico.

Dragon Quest IX

Tenía un viaje largo por delante por motivos personales y tenía este juego que aún no lo había probado, así que me decidí a darle caña y ahora mismo ya llevo 9 horas jugadas. Como todos los juegos de DS lo estoy jugando en la 3DS XL, y la verdad es que para verse a toda pantalla (la de arriba con franjas negras) se ve bastante bien.

El juego de momento no se que decir de él, no es que no me esté gustando, pero quizás por lo poco que llevo no me acaba de enganchar su historia en la que controlas un Celestial que ha caído a la Tierra y tiene que ir ayudando a todo el que se encuentra. Y sí, tras derrotar a una bruja que controlaba al Caballero Negro, he descubierto que puedo contratar gente para mi grupo…

Los otros dos juegos no los he probado todavía, los dos me costaron a 9’95 de segunda mano en Game. No he jugado a ningún Phantasy Star de la saga principal ya que no tuve consola de SEGA hasta la DreamCast en la cual me compré el Phantasy Star Online al que le dí bastantes horas online cuando salió, más adelante intenté reengancharme, pero estaba todo lleno de cheetos y se hacía imposible jugar sin que te matasen porque les salía de los cojones. También jugué al Universe en 360 un poco con Landman, aunque eso de tener que pagar cuota mensual además del Live me acabó echando patrás.

El Infinite Space no hace falta decir nada de él, ha de ser bueno sí o sí, no en vano es un juego de Platinum Games para la portátil de Nintendo, así que tenía que pillarlo algún día.