1997-2011
En Memoria de Duke Nukem
Hail to the King, Baby!!

Pasó mucho tiempo hasta que pudimos ver el lanzamiento oficial de Duke Nukem Forever, un juego que estuvo en el limbo durante un total de 14 años desde que se anunciara su salida en el año 1997 y siendo realizado en un principio con el motor gráfico ID Tech 2 de la compañía ID Software, motor utilizado anteriormente para el Quake II y que acabó siendo desarrollado para Unreal Engine III.

El juego ha sido muy criticado por toda clase de jugones, la prensa especializada ni idea, no leo ese tipo de basura, pero si os digo la verdad, a mi el juego me gustó por ser diferente al resto de juegos del género y por tener algo que se ha perdido últimamente en este tipo de juegos: Saltos y plataformeo.

Historia

Doce años después de salvar el planeta Tierra de una invasión alienígena y se convirtiera en todo un icono para la humanidad. Ahora todo gira alrededor de su imagen, videojuegos con sus hazañas, merchandising sobre su persona, entrevistas, un gigantesco Duke Burger, y pibas, muchas pibas.

Un día y tras estar viciando a su propio juego, cuando va a una entrevista que han de hacerle para televisión ve por los monitores de la cadena que una nueva amenaza se cierne sobre el planeta. El presidente le dice a Duke que no intervenga y que no la líe, que los alienígenas han venido en son de paz y que están realizando negociaciones con su líder.

Pero antes de que pueda reaccionar a lo que le ha dicho el presidente, es atacado por los aliens los cuales han vuelto al planeta para vengarse de él, y ¿qué mejor manera de hacerlo que secuestrando a las mujeres del planeta?… Pues a Duke parece que esa idea no le gusta mucho, ya que a las mujeres no las toca ni Dios.

El Doctor que me Clonó

Duke se despierta atado en una silla y rodeado de monitores donde se puede ver a si mismo atado, y en la conferencia que dió proclamando que se iba a presentar para ser elegido como el presidente número 69 de los Estados Unidos.

Muy pronto le habla su captor, el Doctor Protón, un enemigo al que se enfrentó y derrotó en 1997 cuando éste intentó tomar el control de la ciudad más grande del planeta con ayuda de su ejército de robots pensando que había muerto.

El doctor ha empezado a producir clones de Duke Nukem en masa con el fin de y se ha apoderado del Area 51 para tal fin, por lo que Duke también tendrá que salvar esta base de las manos del doctor y posteriormente de los alienígenas.

Para ello contará con las mismas armas de siempre y alguna nueva, además de otras armas que vuelven de Duke Nukem 3D y que no pudimos ver en la campaña del juego.

Gráficos

¡¡¡Los gráficos de Duke Nukem Forever son una puta mierda!!! Seguro que eso es lo que muchos de los que leéis esto esperáis que diga y la verdad es que no pienso decirlo y eso que he jugado a la versión de 360 la cual es un port de PC realizado por otro estudio, Piranha Games y que es MUY inferior a la versión principal.

Por cierto, el estudio encargado de tirar adelante el proyecto fue Triptych Games, formado por nueve ex-trabajadores de 3D Realms y que una vez fuera de la compañía decidieron crear la suya propia para poder acabar finalmente el juego. Para ello estuvieron currando a marchas forzadas durante 6 meses, hasta que tuvieron el proyecto acabado y pudieron mostrarlo a GearBox, la cual a partir de ahí y de conseguir la licencia oportuna del juego echo una mano a Triptych para pulir el juego hasta el producto final.

Increíble lo que un estudio con tan poca gente pudo hacer, y gráficamente tampoco es que sea tan malo aunque si que está un poco desfasado en este apartado, tiene algunos escenarios que son increíbles y el diseño de los monstruos mola bastante.

A mi me gustó lo que vi, además de que gráficamente he visto cosas peores en esta generación y no me he quejado ni he llorado sangre como puedan haber hecho otros, que sí, que me gustan los juegos que gráficamente sean la ostia, pero si tienen la diversión y la variedad de situaciones que DNF, a mi ya me lo venden… y a este juego precisamente eso es lo que tiene, variedad.

Jugabilidad

Duke Nukem Forever tiene algo de lo que carecen la mayoría de los juegos del género, ya que, por suerte, no es un Call of Duty. En este juego podremos utilizar el salto para algo más útil, no solo para saltar tontamente intentando que no nos den.

Por ese motivo me gusta el juego ya que no todas las fases serán de ir de un punto a otro matando enemigos, si no que en este juego en alguna ocasión podremos utilizar el salto para acceder a lugares más altos, y la verdad es que los saltos son tan milimétricos como lo eran en los juegos de antaño, aunque bueno, está claro que el desarrollo de Forever se ha llevado pensando en no cambiar mucha cosa del Duke Nukem 3D. Decir que algunas de esos saltos pueden durarte muchos intentos, porque se hacen bastante complicados y más cuando hay una puerta accionada por una palanca y con temporizador.

En ocasiones también tendremos que usar las plataformas empequeñecedoras para poder acceder por zonas inaccesibles siendo grandes, el problema es que en ese momento seremos vulnerables a los pisotones de los enemigos, y cualquiera de los enemigos normales del juego se convertirán en enormes titanes a los que derribar con nuestras armas será prácticamente tarea imposible.

Espera, espera, que también tiene otras cosas… ¡ARMAS MOLONAS!, ¿Qué es eso, armas militares de última tecnología que está probando ahora mismo el ejercito de los Estados Unidos? No, no, he dicho MOLONAS, eso quiere decir: Rayos congelantes, Rayos Empequeñecedores y el grandioso DEVASTATOR.

Pero no se vayan todavía que aún hay más. También tiene algunas fases de conducción, en algunas ocasiones porque habrán utilizado el rayo empequeñecedor con nosotros y tendremos que conducir un coche teledirigido de la serie de juguetes de Duke Nukem, otras llevaremos su impresionante bigfoot y tendremos que ir de una punta a otra y la verdad es que a mi esta última fase se me hizo larga y un poco coñazo.

Quizás el punto flojo del juego sea que han intentando copiar en algunas cosas a los juegos en primera persona actuales, así que en esta ocasión no tendremos que beber agua o usar botiquines para curar nuestar vida, aunque pensándolo bien tampoco hay vida… Duke no tiene de eso, tampoco es que sea un antisocial… Duke lo que tiene es EGO… pero que coño, es una barra de vida de las de ahora camuflada con otro nombre, ya que para colmo se autoregenerará cuando estemos un rato parados, también irá aumentando según realicemos algunas acciones en el juego.

Otro de los puntos flojos es la limitación de armas, ya que por desgracia solo podremos llevar dos a la vez… ¿Más realista? Quizás, pero yo quiero poder llevar varias de esas armas molonas en mi arsenal a la vez.

Sonido

No podía hablar de sonido sin mencionar el tema principal con una remezcla mucho más cañera que la original y que a mi personalmente me mola bastante.
Imagen de previsualización de YouTube

Pero no puedo olvidarme de una cosa en esta sección, y eso es la voz original de Duke Nukem, la excelente voz de Jon St John la cual le da ese enorme carisma al personaje. No solo eso, si no que la gran cantidad de frases provenientes de películas de culto dichas por el personaje también cobran mucho carisma, eso sí, en las originales ya lo tenían, para eso las han copiado para el juego.

En esta ocasión Duke también hablará los diferentes idiomas del continente Europeo, así que, junto a su voz original para el Reino Unido, también se ha doblado el juego en castellano, alemán, francés e italiano pudiendo escuchar todas esas voces en el DLC de “El Doctor que me Clonó” ya que en una escena salen distintos clones de Duke con camisetas de cada país y cada uno diciendo voces del juego en su idioma.

El doblaje del protagonista español no está tan mal como muchos podrían pensar… está claro que no llega a la calidad del original, pero Luis Bajo hace un buen trabajo a pesar de que se nota que fuerza mucho la voz para hacer de tío duro. Pero gracias a eso el juego se nos hace más ameno escuchándolo soltar esas perlitas que suelta Duke por la boca. También hay que decir que algún chiste se pierde con la traducción (el de Dead Space) pero que hay algunos que molan bastante… como el del “pollonío” del DLC.

Opinión

Para jugar a Duke Nukem Forever hace falta tener pelotas de acero (chascarrillo del juego) y no tener prejuicios ni haber tenido un hype acojonante durante tiempo. Si cumples con estos requisitos disfrutaréis del juego tanto como lo he hecho yo o como lo ha hecho otra gente. El juego está hecho para divertir y vaya si lo consigue.

El sentido del humor del juego es muy, muy cafre, con un personaje machista, tetas… cosa que tampoco gustará a muchos, pero que a los que nos criamos con el cine de acción de los 80 nos encanta (al menos a mi…).

Las frases de películas también se han actualizado pudiendo escuchar una frase de 300. También podemos ver algún guiño o burla a juegos actuales, como que el de Halo, que diga que las armaduras son para mariquitas cuando le ofrecen la armadura del “Jefe Maestro” (a quien coño se le ocurriría traducir Master Chief) o el de Dead Space cuando se encuentra un “Dead Space Marine” con el casco de Isaac Clarke.

Por último, mencionar otro de los grandes defectos del juego, los eternos tiempos de carga entre fase y fase en los que te da tiempo a hacer de todo, o al menos en la versión de 360.

Como diría Ford Fairlane, el detective rockanrollero y dice Duke en el juego, “Tanto Gilipollas, y tan pocas balas“.