Una de esas películas que al final me he cansado de esperar y no he podido resistirme en bajarla para verla antes de que salga en España, que lo hará en mayo de este mismo año de mano de Selecta Vision, para entonces, pues ya me la compraré tal y como hice con La Chica Que Saltaba a Través del Tiempo y con Summer Wars, aunque esta última la compré de Kazé de importación francesa en el 2010 con audio en castellano ya que en nuestro país no había salido y no se tenía noticias de su salida, al final también será Selecta la que nos la traiga también en mayo de este año.

Esta es la tercera película de Mamoru Hosoda en la que no recurre a alguna otra obra ya creada para hacerla, habiendo trabajado en episodios y películas de Digimon, Doremi e incluso alguna de One Piece. Quizás Wolf ChildrenŌkami Kodomo no Ame to Yuki, sea la que menos me ha gustado de estas tres películas, aún así me ha gustado bastante.

Historia

Cuando iba a la universidad, Hana conoció a un chico que asistía a clase a pesar de no estar dado de alta. Poco a poco se va haciendo amigo de él y los dos acaban enamorándose, y un día el, con temor a que ella lo rechace y lo tema, le confiesa un gran secreto, es un hombre lobo.

Hana entiende que las leyendas sobre que los hombres lobo son todo mentiras ya que ella conoce al chico desde hace tiempo y sabe que es inofensivo, por lo que le dice que lo acepta y que no lo teme, yéndose posteriormente a vivir juntos en un pequeño apartamento.

Los dos tendrán una hija y, un año después, un hijo, pero el día en el que han de celebrar el nacimiento del niño sucede un accidente quedándose ella sola al cuidado de los niños. Sin saber como criarlos debido a que son medio humanos medio lobos, Hana hará lo posible para seguir adelante, pero un día pensándose que tiene una mascota acabarán echándolos del apartamento.

Decidida a criar a sus hijos con tranquilidad y para que tengan libertad para transformarse cuando quieran, decide irse a vivir a una zona rural muy apartada en una casa alejada del pueblo más cercano. Pero poco a poco los vecinos van ayudando a Hana en todo lo posible haciéndose amiga de ellos a pesar del peligro que supone que descubran su secreto.

Yuki y Ame irán creciendo y Hana la posibilidad de que sean ellos los que acaben tomando la decisión final y el camino a seguir en sus vidas, vivir como humanos o vivir como lobos.

Opinión

Vuelven los diseños sencillos de las películas de Mamoru Hoshoda otra vez con diseños de personajes de Yoshiyuki Sadamoto, un gran conocido por los que llevamos un tiempo en esto por ser uno de los creadores de Neon Genesis Evangelion de Gainax. Quizás le eche en falta un poco más de sombreado en los personajes igual que en su anterior película, pero aún así no esta nada mal, y junto los escenarios que son de una calidad increíbles tenemos una película muy bonita visualmente.

A partir de la película y del éxito que ha tenido en Japón, se ha creado un manga usando los diseños de personajes de Yoshiyuki Sadamoto y dibujado por y la verdad es que tiene buena pinta, aunque ya habiendo visto la peli no se si nos explicará cosas nuevas porque por mi que no hay nada más que explicar, aunque quizás nos sorprendan con algo posterior a la película cuando esté la trama más avanzada.

Sin duda, y como todas las películas de Hosoda y otras de las que he ido hablando últimamente, si os gustan las películas que mezclen la vida cotidiana japonesa con la ficción, en este caso los hombres lobo, no dejéis de verla, eso sí no os esperéis tiros ni explosiones porque no las hay…

Como curiosidad decir que la casa donde se mudan los protagonistas existe en el pueblo de Kamiichi en la prefectura de Toyama la cual es un refugio para excursionistas regentado por una pareja de ancianos que poco ha poco han dejado de restaurarla por falta de presupuesto por el alto coste que cuesta su mantenimiento, por eso los fans que se acercan a ver la casa tras aparecer en la película hasta han abierto una página para reunir fondos.

Aquí tenéis la página que han creado y las imágenes de la casa real.