Shin Master Hunters: Hazardous Weblog

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Esta es una de esas entradas que tenía pensadas desde hace mucho tiempo y que si no la había realizado aún era por una razón: No dispongo de material gráfico ...

Itasha: Coches de Colores

Itasha: Coches de Colores

  Ya hace un tiempo que os hablé de los Dekotora, esos monstruos de la carretera, esos camiones decorados que se podían ver en Japón, y que tal como dijo Evil-Ryu en esa entrada, ...

Historias Para No Dormir

Historias Para No Dormir

Desde hace mucho tiempo que uno de mis géneros favoritos es el de los juegos de terror o más concretamente los llamados Survival Horror, término que empezó a usar CAPCOM allá por el ...

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Posted by Hazardous on Jan 10, 20121
Itasha: Coches de Colores

Itasha: Coches de Colores

Posted by Hazardous on May 13, 20132
Historias Para No Dormir

Historias Para No Dormir

Posted by Hazardous on Feb 26, 20123

Entradas con la etiqueta ‘japonesas’

Vending Machines en Japón


Si hay una cosa que no falta en Japón (y no son muchas) eso son las Vending Machines.

Puedes encontrar una de estás máquinas expendedoras en los sitios menos insospechados, en medio del bosque en Fushimi Inari e incluso en lo alto del monte Misen en la isla de Miyajima.

Por la calle suelen haber máquinas en casi cualquier sitio pudiendo comprar una bebida en una máquina y a escasos metros tener otra máquina.

Lo mejor de todo son los precios y es que una bebida te costará desde los 80Y hasta los 150Y y son precios que se mantienen en los Conbini y en los trenes de largo recorrido.

Leer más »

Modas Japonesas


Allá a donde fueramos veíamos modas extrañas (algunas alegraban la vista, la verdad). Desde las minifaldas o pantalones cortos con medias por encima de las rodillas de las chicas, aunque también iban con calcetines rayados. Y los chicos con botas por encima de los pantalones. A lo de minifaldas o minipantalones Óscar empezó a llamarlos cinturones, y es que razón no le faltaba.

Leer más »