Desde que fuimos al Hikari, un Natsu Matsuri de verano que celebra la Asociación Amakuni en la Palma de Reus y probamos los platos del restaurante Ikkyu y del Yamane que pusieron allí sus puestos de comida, que teníamos ganas de ir a un restaurante japonés por Tarragona.

En un principio descubrimos que el Ikkyu estaba en la calle Ventallols de Tarragona y no era el restaurante de Barcelona con el mismo nombre, así que un par de semanas después me acerqué por allí para ver que había, y la verdad que no se si aquello era un restaurante o era un sitio donde se reunían los de la asociación Nakama que estaba justo al lado. Llamé al teléfono de uno de los tickets de los que daban en el Hikari y ni me lo cogieron… así que esa noche fuímos a otro sitio, un Kaiten Sushi de estos de chinos.

Teníamos el gusanillo de probar la típica comida japonesa y no tanto sushi como estamos acostumbrados, así que para este fin de semana, el día 21 por la noche hicimos una reserva en el Okaeri de Reus después de casi dos años sin ir por que la última vez tardaron en servir uno de los platos que pedimos más de dos horas. En cambio este fin de semana quedamos encantados, en 30 minutos ya habían empezado a servirnos el primer plato, en 1 hora ya teníamos todo en la mesa y ya habíamos cenado.

Quedamos bastante contentos con ellos y me puse a buscar opiniones de la gente sobre el restaurante, pero en uno de los comentarios, una persona recomendaba otro restaurante, un restaurante Coreano-Japonés que también estaba en Reus y que no llevaba mucho tiempo abierto, el Ajumma.

Me puse a buscar y vi que tenían página de Facebook, así que me puse a investigar lo que tenían y… todo tenía una pinta estupenda que entra hasta por los ojos, y las opiniones de la gente en la página concidían, todo muy bueno… así que me puse a llamar a Rasec, a Naraku y a Lord Gouki para enseñarles el restaurante y decidir si ir esa misma noche, o dejarlo para más adelante, tras un par de horas la respuesta fue que… había que probarlo si o si, y a reservar mesa para las 22 horas.

Entre unas cosas y otras, llegamos a las 22:25, pero aún teníamos la mesa reservada… menos mal, que si no mato a alguien.

El local es pequeño, con cabida para 5 o 6 mesas de 4 personas, creo que eramos unos 19 cenando en el restaurante, un sitio bastante acogedor y bien decorado, con imágenes de dos series de manga/anime, Hikaru no Go y Vagabond, series que también decoraban la variada carta.  No lo acabamos preguntando, pero por varios motivos creemos que son coreanos, además de que Ajumma en coreano según nos dijo Naraku, significa señora.

Para ver los precios pinchar en la imagen, aunque la foto salió algo borrosa.

En la carta de bebidas había de todo tipo de bebidas gaseosas, fantas o colas de los siguientes sabores: Coco, manzana, kiwi, fresa, plátano, arándanos y melocotón. La verdad es que no se si las harían ellos mezclando algo o eran originales, ya que latas de estas bebidas no vi pero de bebidas normales como Coca-cola o Fanta Naranja, sí.

Llegamos a lo que interesa, los platos de la carta, bueno, en este caso lo que nosotros pedimos y una pequeña explicación de cada uno y lo que me pareció lo que probé (joder, ahora hasta hago análisis de comida xD), que yo iba con la idea de pedir un par de platos y… al final fueron 4… y no es que fuesen platos pequeños, no, según la persona es ración para dos.

Kimchi (3 €)

Nunca habíamos probado la comida coreana y habíamos visto mucho el kimchi, yo en thrillers policíacos surcoreanos, y Naraku en bastantes doramas de la inmensa cantidad que se ve… y claro, teníamos ganas de probar este plato, un plato que se decía que era muy picante y que no lo fue, era un picante muy suave y según nos explicó el chico es así como se come, no suele ser más picante.

No se que variedad de kimchi sería ya que según veo en la wikipedia hay diferentes tipos según la región. Pero hay que decir que no estaba nada mal. Es col china y nabo fermentados a los que se le añade especias, jengibre y otras cosas, tiene un sabor entre picantillo y a verdura, y no está nada mal, suele servirse como acompañamiento de arroz y no se si de otras comidas.

 Yubu Chobab (12€)

El Yubu Chobab yo lo había probado gracias a Tofu Català de Barcelona y Naraku parece que se había hinchado a ellos en el 2009 en su Luna de Miel en Japón, no se si era lo mismo, pero juraría que sí y según veo por ahí en su nombre y preparación japonesas se le llama Inarizushi.

Es un sushi que no utiliza nada de pescado, en cambio está hecho con tofu frito rodeando al arroz por todas partes menos por abajo y tiene un sabor bastante dulzón que se te queda en el paladar. El arroz lleva unos cuantos ingredientes y una salsa de vinagre, y todo el conjunto está buenísimo. Además como podéis ver en la foto, son 12€ por 10 unidades, así que yo lo compartí con Naraku (5 y 5) y Lord Gouki se pilló otros diez para él.

Arroz al Curry – Kare Raisu (9’50€)

Aquí está el culpable de todos, el plato que hizo que no pidiese yakisoba y que pidiese un plato más, el que hace que tenga pesadillas por la noche… mi plato favorito de la comida japonesa, el Arroz al Curry el cual no había visto en la carta hasta que me lo dijo Lord Gouki.

Como todos los platos de la carta, es cocina muy casera, algo que puede verse en la foto que he puesto aquí arriba, aunque a mi me gusta el más picante y el de los CoCo Ichiban de Japón me gustaba porque era suave y poco a poco iba picando, la «ajumma» de la casa nos dijo que lo hacía con el Mild, que es el más suave de todos los de la marca Golden Curry. Aún así he de decir que estaba delicioso y que dejé el plato limpio como una patena.

Takoyaki (5€)

De los mejores Takoyaki que he probado en España (No me acuerdo ya de como eran los que comí en Shinkyodori en Kyoto) y ¡más grandes!, y solo he probado los que hemos hecho nosotros y los del Okaeri el día anterior… Nada más cogerlos con los palillos ya sabes lo que vas a comer, los notas ya esponjosos, así que sabes que van a estar deliciosos. Te los metes en la boca y se te deshacen mezclando el sabor de los ingredientes y del pulpo de su interior (esto ya parece una serie de anime de esas exageradas de comida xD).

El takoyaki son bolitas rellenas de pulpo que se hacen en una plancha de metal con agujeos  y que para darle forma dejan que se hagan la mitad y después con unos palillos se le va dando la vuelta para que tengan forma redondeada, y es que estos eran una circunferencia perfecta, además de llevar mayonesa y el bonito seco por encima además de la salsa. Por cierto, el nombre de pulpofrito viene del vicio que le pilló Tako-kun y sus colegas a este plato en su viaje a Japón con el ciruelo al aire.

Okonomiyaki (8€)

No creo que le dijeseis que no a un Okonomiyaki del tamaño de un platillo volante o por lo menos yo no fuí capaz, ¡pero no sabía que era tan grande!. Como podéis ver y creo que en bastantes de los platos de los que pondré, además de los que puede verse en su página, la presentación de este plato esta bastante bien, con la forma de la mayonesa sobre el okonomiyaki y su salsa.

Este Okonomiyaki era de marisco, y por encima llevaba una capa de huevo y otra de bacon, estaba riquísimo… pero es que todo lo que probé lo estaba…

Omuraisu (8€)

Naraku se pidió este plato, el Omeraisu o Omerice es lo de siempre, la manía o costumbre de acortar nombres de los japoneses, así que sería una palabra compuesta de la palabra francesa para tortilla, omelette y la inglesa para arroz, rice.

La presentación no está mal y me recuerda a la del okonomiyaki pero sin la mayonesa. En este caso es el arroz con una fina capa de tortilla por encima y salsa que creo que era de okonomiyaki. Yo probé un poquito y no estaba mal.

Donburi Katsudon (8€)

Me hubiese cogido tantos y tantos platos… pero no pudo ser, había que hacer selección y el Donbori Katsudon se lo cogió Rasec. El Donbori, que es el preparado de arroz, puede pedirse de varias maneras, y una de ellas era con katsudon, o lo que es lo mismo, un huevo y lomo rebozado con verduritas por encima.

No tenía mala pinta, y nosotros hemos hecho alguna vez, es un plato bastante sencillo de preparar, aunque también hay que saber hacerlo y seguro que Rasec podría decir que estaba buenísimo.

Sushi Variado (12€)

En un restaurante japonés Naraku no podía irse sin pedir sushi… y se pidió el sushi variado a compartir con Rasec, si ya os ha gustado la presentación de los otros mirad este, ¿veis la hojita que hay a la izquierda al lado del jengibre?  Eso es el wasabi.

En total eran ocho piezas de Nigirizushi variado y que ya por la foto dan ganas de alargar la mano e intentar cogerlo de la pantalla… Así que hay de salmón, de tilapia, lo que parece de algas, de gamba, de pulpo y de algo más que no me acuerdo.

Binsu Coreano (5€)

Era un gran aficionado al kakigori japonés… hasta que probé el Binsu Coreano… en serio, tenéis que probarlo porque está delicioso y creo que ha pasado a ser mi postre oriental favorito.

Imaginaos la base del kakigori que es el hielo raspado y en su interior le añadimos trocitos de mochi, frutas variadas y encima soja roja cubierta de leche condensada y lo mezclamos todo para comer, es una auténtica delicia para el paladar, en serio.

Helado de Vainilla (3€)

Podríamos pensar que al pedir helado de vainilla nos traerían una bola de helado o la típica tarrina de helado de ese sabor, pero no, era más que eso, una bola de vainilla con una fina capa de chocolate blanco deshecho por encima, una delicia visual.

Según palabras de Naraku al preguntarle como estaba, dijo: «Bueno.» así que habrá que confiar en su palabra y deciros eso, que el helado estaba bueno.

Conclusión

La verdad es que todos quedamos satisfechos y tenemos pensado volver algún día, está claro que el local se hará cada vez más y más famoso y que habrá algún día que no podamos reservar. Una de las curiosidades es que recomiendan reservar algunos de los sushis por facebook o twitter con días de antelación para tenerlo lo más fresco posible, vamos, que intentan cuidar al máximo posible los paladares de los clientes.

la decoración como he dicho tenía cosas de dos mangas, pero además tenían una televisión en la que podían verse videoclips de grupos coreanos y algún que otro vídeo japonés. Así que habían vídeos de las Girls’ Generation, de otras formaciones de chicas que no se quienes eran, de jhonnys coreanos que tampoco sabía quienes eran, y como no, de PSY con su videoclip y algunos conciertos, todo un showman.

Pues nada, que nos gustó mucho y que pensamos volver, además de que espero poder hacer una quedada con la gente de Barcelona para poder ir algún día, que por suerte también tienen abierto a mediodía y no solo por las noches, algo que se agradece, además de que con la cantidad de personas que eramos y lo que pedimos, van bastante rápido para ser tres los que llevan el negocio, aunque eso si, si pides 4 platos y el siguiente otros 2 y otro uno, traen primero los cuatro platos que ha pedido el primero, por el orden en el que los ha apuntado.