Se que algunos me escupirán y más después de decirme que la película era una mierda y que por ese motivo no la hubiese visto hasta ahora… pero es que después de verla me ha gustado, es una adaptación muy fiel del juego en el que se basa y sigue prácticamente paso por paso lo que hacíamos con Heather.

La película adapta paso por paso el guión del juego, cambiando el papel de algún personaje, añadiendo nuevos monstruos y algunas cosas de cosecha propia para adaptarlo al universo creado en la primera película, en el que lo peor fue la secta que aparecía, aunque está claro que en el universo de Silent Hill en los juegos hay unas cuantas sectas, y una de ellas se trata en esta película, la Secta de Valtiel.

Historia

Después de huir de la ciudad maltida, Sharon perdió la memoria de lo sucedido en Silent Hill y su padre le explicó que habían tenido un accidente de coche y que su madre había fallecido. Pasan los años y Sharon está a punto de cumplir los 18 años, acaban de mudarse a una nueva ciudad y los dos han cambiado su nombre para que no los encuentren, el padre, Chris, se lo cambiará por el de Harry Mason y ella pasará a llamarse Heather.

Harry Mason y su hija Heather.

El día que empieza las clases en su nuevo instituto, empieza a tener alucinaciones y a ver monstruos, además de eso un hombre no deja de seguirla, por lo que quedará con su padre en el centro comercial de la ciudad.

Su padré no aparecerá y el hombre que la sigue se presentará como Douglas Cartland, un detective privado contratado por una extraña secta para que la lleve a Silent Hill, motivo por el que están huyendo y no por el crimen que cometió su padre en la anterior ciudad donde vivían, además de que sabe que ella es Sharon DaSilva, pero que en vez de ayudar a la Orden la ayudará a escapar.

Heather en el Lakeside Amusement Park.

Los son atacados en el centro comercial por un monstruo del otro mundo y finalmente, tras escapar en un ascensor, Heather consigue salir al exterior y encontrarse con su compañero de clase, Vincent, que la acompañará hasta su casa. Pero su padre ha desaparecido y todo está lleno de sangre, un mensaje en la pared le dice que vaya a Silent Hill.

Heather le pedirá a Vincent que la ayude para huir de la policía y llegar a Silent Hill a pesar de que su padre le haya dicho muchas veces que nunca debe ir a ese pueblo.

Vincent es un personaje que en la película sobra.

Opinión

La película me ha gustado porque me esperaba algo peor de lo que ha sido, no está a la altura de la primera, pero es que la primera contó con un presupuesto de 50 millones de dólares y esta han sido de 20 millones por culpa de los retrasos que ha sufrido y del cambio de director, así que en efectos especiales no ha salido muy bien parada, el uso de ordenador en algunos monstruos ha cantado mucho, los escenarios por ordenador y el fuego ha dejado mucho que desear, y no se si es porque está rodada en 3D y en normal se ve de esta manera, o porque les ha salido así, y a eso añadirle que los escenarios y los cambios de un mundo a otro han sido más descafeinados, sin tanto movimiento de cosas.

Esta niña cada vez es más hijadeputa.

Otro tema ha sido el gore, y es que siendo Silent Hill 3 el que para mi es el más gore de toda la saga, la película no tiene mucha cosa destacable en este aspecto, quizás solo al principio en el restaurante del centro comercial en el que hay un tio colgado por los pies al que filetean en vivo cual cerdo y deja de contar. Ha sido un intento de acercar el universo de Silent Hill aún a más gente de la que iba dirigida la primera, y en algunas cosas la han cagado y en otras han acertado de lleno.

Quizás de lo mejor de la banda sonora sea la canción de Silent Scream creada por Akira Yamaoka y cantado por su musa, Mary Elizabeth Mc Glynn, que está genial como siempre y que por fin la volvemos a escuchar tras ser tan desaprovechada en Silent Hill: Downpour.

La banda sonora es una mezcla algo rara, pillan un par de canciones de Akira Yamaoka y le añaden nuevos trozos por parte de Jeff Danna, aunque no se si en esto también tendrá algo que ver el mismo Yamaoka, porque si ha creado la de Silent Scream seguro que también tiene algo que ver. Así que en base a esas canciones hacen todas las que componen la BSO. Lo malo de esto es que durante la película solo le prestamos atención a los trozos de la genial música de los juegos dejando el resto en el olvido.

Y a partir de aquí vuelvo a decir lo mismo que en Iron Man 3 hace unos días, SI NO HABÉIS VISTO LA PELÍCULA, DEJAD DE LEER.

Ya le podrían haber dado una linternita más pequeña.

El tema de la secta de la primera entrega lo han sabido tratar muy bien, según la historia de Silent Hill, La Orden está dividida en cuatro sectas, si en el juego Claudia y el resto eran de la Secta de la Mujer Sagrada, aquí han pasado a pertenecer a otra de esas cuatro llamada Secta de Valtiel, ya sabéis el que giraba las válvulas en el juego.

Si bien en Silent Hill 3 era una reencarnación de Pyramid Head que toma su forma para proteger a Heather que lleva la semilla de Dios, aquí al que adoran si que es Valtiel (sale una estatua suya en la «capilla») pero quien hace las veces de protector y mueve las válvulas en este caso es el mismo cabeza-piramide, ayudándola en el hospital psiquiátrico de Brookhaven cuando los internos desde sus celdas la intentan agarrar, lo podemos ver moviendo el tiovivo, al más puro estilo de las válvulas, o asistimos a su combate final contra Claudia Wolf para poder proteger a la que lleva a un trozo de Alessa en su interior.

Claudia Wolf y detrás de ella, Valtiel.

También tenemos a Leonard Wolf en el Brookhaven Hospital en el que Heather tendrá que recuperar parte del Metatron, aunque en esta ocasión este personaje tendrá forma humana y no se convertirá en monstruo hasta que no le quite su mitad a la chica. Lo único que he de decir que la escena que tiene que rescatar a Vincent de la sala de las enfermeras me ha molado, pero que como ese personaje en la película me sobraba hubiese sido más interesante que ahí se encontrase algún puzzle para conseguir la llave de la celda de Leonard. Como curiosidad sobre el lugar se puede ver a Heather mirando un plano en una pared y ese plano es el mismo que en el juego.

La protagonista y Leonard Wolf en su forma humana.

Pero lo mejor de toda la película es que, como Harry Mason muere en el juego y como el Sean Bean este siempre muere en todas las películas, pues yo me esperaba que la palmase también, pero no el tío aguanta ahí atado como un campeón y deja un final abierto para una posible tercera entrega y que bien podría llevarnos ante una adaptación de Silent Hill 2 en la que el protagonista busque a su mujer por la ciudad.

También veremos otros personajes del juego  como el detective privado, que lleva la misma ropa, aunque sea más joven, alguno de los enemigos, algún cameo de otras entregas y unos cuantos easter eggs escondidos por los escenarios del juego, como el mencionado del mapa. También tendremos a la forma adulta de la niña de marras conocida como Memory of Alessa.

Memory of Alessa, versión macabra de Heather.

Lo que he echado en falta es que saliese en Silent Hill el personaje de Rose, que si bien sale un poco al principio en una escena con Chris, hay una de las primeras imágenes que se mostraron de la película que aparecía delante de Sharon en un ascensor, esa escena no sale, y no hubiese estado mal verla.

Los monstruos salen algunos de los juegos, como el Lying Figure de Silent Hill 2, las enfermeras que no podían faltar, algunos retocados como la Missionary o la transformación de Leonard, y otros nuevos, como el maniquí. La forma de matarlos no será como en los juegos, a balazos, cosa que no sería muy lógica en una película ya que donde coño vas a encontrar munición por el escenario. A pesar de llevar un arma, solo lleva un cargador y lo usa bastante bien para las balas que tiene.

En su vida anterior estaban buenas.

Es cierto que le ha faltado gore, oscuridad y que, como en la primera entrega, el pelo y la ropa de la protagonista acabase hecha una mierda, y más al ser blanca, pero acaba la película y solo tiene un par de manchas y ya esta. Algo que hubiese molado ya que eso no tiene nada que ver con el poco presupuesto del que disponían.

También he de decir que la elección de Adelaide Clemens para hacer de Heather me ha parecido muy acertado y que el vestuario ha sido muy bien elegido pareciéndose mucho al de Silent Hill 3, aunque cambiando algunas cosillas y no  mostrando las piernas ni los brazos al llevar manga larga. Y otra que me ha convencido es Carrie-Anne Moss en el papel de Claudia a la que en vez de ponerle el traje negro le han puesto uno de los trajes de color blanco de unos bocetos del juego.

Un poco más de oscuridad y sería perfecto.

En fin, la he disfrutado, y quizás sea porque la habéis maltratado tanto que me la esperaba peor. Si una película se aparta de la historia de los juegos, como es el caso de las de Resident Evil, la ponéis a parir (cosa que yo hago), pero una película con tanto fanservice y que copia un 80% del juego también lo hacéis. Yo solo puedo decir una última cosa, que os den.