Como tenía pendiente la de Ai To Makoto de Takashi Miike y Snatcher me avisó de que ya había subtítulos, tras acabar de verla me había quedado con más ganas de este director y vi que había sacado el mismo año otra película llamada Aku no Kyōten, y como no, me dispuse a bajarla para verla.

Está es la tercera película de 2012 de Miike, la otra, junto a Ai to Makoto, era una adaptación cinematográfica de una saga de videojuegos que me encanta, Ace Attorney era una excelente película que calcaba prácticamente todo de la primera entrega del juego en el que estaba basada.

Historia

Seiji Hasumi es un profesor de inglés muy querido por los alumnos con los que se lo pasa bien e incluso los ayuda en sus asuntos personales y en otros problemas que les pueda surgir, también es respetado por el resto de compañeros de instituto y sus ideas para mejorar la educación son muy tenidos en cuenta.

“Hasumin” es un profesor muy querido.

Un día, el padre de una alumna que se ha quejado a Hasumi de que es intimidada en el instituto, muere de manera misteriosa tras prenderse las botellas de agua que tenía alrededor de su casa y de la cual habían sustituido su interior por queroseno.

Tras la investigación policial que se realiza en el instituto, el profesor Tsurii les dice a la policía que investiguen el anterior colegio donde estuvo destinado Hasumi en el que murieron varias personas misteriosamente cuando él trabajaba allí. Pero en los días siguientes llega una noticia al resto de trabajadores, el profesor Tsurii se ha suicidado en el metro al volver a casa.

Tsurii investigará a Hasumi.

Opinión

La verdad es que para la película Miike se ha hecho con un buen reparto, solo le falta Hiroshi Abe o Haruka Ayashe. Pero por ejemplo el protagonista es Hideaki Itō el actor que protagoniza la saga de películas de Umizaru en la que hace de salvador marítimo, que me recomendó Snatcher, que cuenta con un dorama en el que añaden personajes para alguna película y que sin duda os recomiendo. Takayuki Yamada es el profesor de educación física, no tiene un papel muy destacable, pero a mi como actor me gusta, habiéndolo visto como protagonista en Crows Zero, el de Densha Otoko y el de la alocada parodia de Dragon Quest, Las Aventuras de Yoshihiko.

Nadie sospechará del profesor.

Mientras que la primera hora de la película se dedican a presentarnos a los personajes que tendrán un mayor peso en la última media hora, lo último es una auténtica pasada y con una de las mejores puesta en escena que he visto a este director últimamente, destacar sobretodo esa doble personalidad de Hasumi que pasa de ser un buen profesor al mayor hijodeputa que se puede ver en el cine japonés.