Como hacía poco que me había visto Grimgar y me había gustado, me dio por buscar otra serie de fantasía heroica de anime que fuese reciente, y es así como dí con Dungeon ni Deai o Motomeru no wa Machigatteiru Darō ka, abreviado Danmachi y con una traducción algo parecido a esto: ¿Qué tiene de malo intentar conocer chicas en una mazmorra?

Al igual que la mencionada anteriormente, Danmachi se basa en una serie de novelas ligeras creadas por Fujino Ōmori e ilustradas por Suzuhito Yasuda, el cual es diseñador de personajes de Digimon Cyber Sleuth o los dos Devil Survivor de la saga Shin Megami Tensei, .

Historia

En un mundo llamado Orario en el que hay una altísima torre, los dioses descendieron a la tierra y, a cambio de sus poderes, formaron las familias a las que se unían héroes para derrotar a los monstruos dentro de las mazmorras, siendo la de Loki la que ha llegado a más plantas y han subido más niveles.

Bell Cranel es un héroe debilucho al que no han querido en ninguna de las familias, hasta la llegada de la diosa Hestia, una diosa no muy bien considerada entre sus colegas y a la que solo servirá nuestro protagonista.

En una de sus incursiones en la mazmorra, Bell es atacado por un minotauro que ha escapado de los niveles más poderosos de la torre, y justo cuando está a punto de morir es salvado por Aiz Wallenstein, la heroína más poderosa de la familia de Loki.

Aún cubierto por la sangre del monstruo, Bell huye de la mazmorra si ni siquiera darle las gracias a Aiz y sintiéndose atraído por la chica, algo que provocará celos a Hestia, pero que también hará que consiga una nueva habilidad con la que conseguirá subir de nivel más rápidamente que otros héroes.

Opinión

Curiosamente no me pasa como con Grimgar en la que la música me enamoró. En Danmachi simplemente está ahí y es posible que tenga algún tema bueno, pero como ni molesta y queda bien en las escenas, no he visto nada criticable en ello.

En cuanto a la historia es curiosa y acabas adaptándote a lo que cuenta y enamorándote de sus personajes, sobretodo de Aiz y de Hestia, viendo como Bell evoluciona poco a poco y hace que se vuelva todo interesante tal y como va avanzando.

El diseño de personajes es muy correcto y la verdad es que no me importaría hacerme con una de las figuras de la diosa Hestia. Así como desear que llegue ya una segunda temporada.