Por fin tengo mi Edición Superviviente de esta nueva entrega de las aventuras de Lara Croft, nueva entrega y nuevo reinicio de la saga tras la anterior trilogía que nos presentó hace unos años Crystal Dynamics tomando el relevo a Core Design.

Esta nueva entrega nos presenta a una Lara más joven y novata y mucho más real que la que pudimos ver tanto en los juegos originales de Core, como en la trilogía de Crystal Dynamics, siendo en estos últimos mucho más reales que en los iniciales.

He de decir que les ha salido un producto redondo y muy bien cuidado, un trabajo al que se le nota dedicación por parte de sus creadores y ganas de hacernos olvidar a las anteriores aventuras de la ya famosa arqueóloga. Sin duda para mi ya es de los mejores de este año y entrará en mi lista anual cuando terminemos el año. Pero me parecería injusto no mencionar unas cosas que personalmente no me han gustado.

Historia

El Endurance, un enorme barco, se dirige en una expedición en busca de Himiko, la diosa del Sol la cual reinó en Japón junto a la Guardia de la Tormenta, la cual se encargaba de protegerla de sus enemigos.

Entre la tripulación del barco se encuentra una joven arqueóloga llamada Lara Croft, su mejor amiga y cámara, Samantha Nishimura, su amigo y técnico Alex Weiss, un famoso arqueólogo liderando la expedición llamado James Whitman, Conrad Roth el cual fue amigo del padre de Lara y le ha enseñado a esta el oficio, además del capitán del barco, la mecánica y el cocinero.

Tras un tiempo en busca de la isla de Yamatai donde se supone que vivió Himiko, Lara tiene una corazonada de que están buscando en el lugar equivocado y que lo más normal sería buscar donde nadie ha buscado, en el Triángulo del Dragón, una zona en la que se suceden violentas tormentas y deciden entrar en ella.

Pero poco después de entrar, una violenta tormenta parte el barco en dos y Lara es salvada de morir por Conrad, pero antes de que pueda ayudarla cae al agua y es separada del resto de la tripulación despertando sola en la playa. Cuando intenta reunirse con sus compañeros alguien la golpea en la cabeza y la llevan a una cueva donde la dejan colgada boca abajo. Por suerte consigue escapar y poco después verá que la isla está habitada por una  secta llamada los Solarii que rinde tributo a Himiko. ¿Habrán descubierto por fin el paradero de la Diosa del Sol?

Jugabilidad

La jugabilidad ha mejorado en muchos aspectos a las anteriores entregas de la saga, los saltos y la facilidad de ejecutarlos se mantienen a la altura de lo que pudimos ver en la anterior trilogía de la compañía, por fin se ha eliminado el garfio que nos acercaba a algunas zonas y con el que podíamos balancearnos y que a mi no me gustaba nada. Mientras que lo más normal será utilizar el salto también dispondremos de diferentes herramientas que iremos consiguiendo y mejorando a lo largo del juego.

Ahora tendremos diferentes maneras de acceder a otras partes del escenario, empezando con el piolet con el que podremos abrir candados o, cuando consigamos la mejora de esta herramienta, escalar por algunas paredes verticales. Otra forma de llegar a otras alturas es utilizar una mejora del arco en el que le ataremos una cuerda y podremos dispararlo a objetos que tengan cuerdas alrededor y, si estamos junto a un poste clavar otra flecha y así crear una tirolina.

El arma más versátil del juego será el arco, y una vez que consigamos dominarlo nos sobrará el resto de armas. Lo primero es que no tiene retroceso y lo segundo, y gracias a eso, es que es bastante rápido para disparar una segunda flecha. También podremos mejorarlo y conseguir que, junto a un mechero, disparar flechas de fuego y, como he dicho más arriba, utilizarlo para acceder a algunos sitios. Aún así hay que decir que alguna de las armas lasa acabaremos usando para el combate cuerpo a cuerpo y para disparar a bocajarro a enemigos con mayor resistencia física, para eso la escopeta será una gran aliada, pero no solo para eso, si no que también nos valdrá para destrozar algunos bloqueos de madera.

Pero tenemos un problema en los combates, tenemos enemigos que se abalanzan hacia nosotros sin miedo a morir con el hacha en alto y los que se quedan a lo lejos disparándonos no tienen mucha puntería y podremos normalmente podremos cargar el arco con la fuerza máxima y apuntarles a la cabeza sin que apenas nos den. Eso unido con que en el nivel difícil el juego no lo es tanto y que los puzzles que nos encontramos en el modo historia no representan un gran desafío, hacen que el juego se convierta en un auténtico paseo.

A pesar de que tengamos un enorme entorno que podemos explorar a nuestro antojo, podemos elegir ir directamente de un punto a otro para continuar la aventura, pero también podemos recorrer la zona en la que nos encontremos y encontrar tumbas secretas, que si esperáis que sean grandes espacios como en anteriores episodios de la saga he de deciros que quizás os decepcionen al encontraros con una sola estancia con un puzzle para poder acceder a la sala del tesoro. Por suerte estos puzzles son más complicados que los que nos encontraremos en la historia principal y que, si no utilizamos el modo Instinto de Supervivencia, que es algo así como la visión detective de los Batman Arkham con el que podremos ver los elementos del escenario con los que podemos interactuar y, a veces, recibir pistas de la misma Lara escuchando sus pensamientos, se nos pueden complicar un poco.

Y digo yo, tiene un piolet, cuerdas y muchas cosas para la escalada, pero en vez de ponerle una brújula y un plano para saber a donde ir, y que creo que quedaría mejor, nos ponen la fantasmada del Instinto de Supervivencia… algo que durante el juego yo por lo menos no he utilizado y que solo he usado al acabar la aventura para encontrar algunos secretos.

Durante nuestra aventura encontraremos unos puntos intermedios que diferenciará unas zonas de otras llamadas campamentos en los que podremos mejorar las habilidades de Lara y nuestro armamento. Para las armas necesitaremos encontrar las piezas que recuperaremos de algunas cajas que podemos destruir con nuestro piolet o derrotando a algunos enemigos y registrándolos y, solo en los campamentos principales y no en las hogueras que encontremos a medio camino, podremos utilizar el viaje rápido para volver a visitar alguna zona anterior y así poder acceder a algunos sitios que antes eran inaccesibles gracias a la ayuda de las nuevas mejoras.

Otra de las razones por las que me encantaba el nuevo rumbo del juego es lo que nos han remarcado una y otra vez gracias al lema del juego y en las imágenes y vídeos que se iban viendo durante su desarrollo: la supervivencia. Algo que si no le hubiesen dado tanto bombo y platillo no me hubiese decepcionado, algo que te muestran al principio del juego y al poco ves que no es así. Y es que yo por lo menos pensaba que nos mostrarían algo parecido a lo que pudimos ver en Metal Gear Solid 3, y que no me hubiese importado que copiasen del título de Kojima, como cazar para alimentarte y recuperar vida o buscar botiquines y otras cosas para curarte.

Pero no, olvidaos de eso, después de cazar a nuestro primer ciervo vemos que no sirve para nada de eso, cazar solo nos sirve para subir la experiencia y con ello conseguir puntos de habilidad para mejorar las habilidades de Lara, algo que hará que poco a poco se convierta en casi invencible.

También olvidaos de los botiquines, las medicinas, descansar en un campamento para recuperar vida… no, Tomb Raider en este aspecto se ha “casualizado” y ha adaptado algo que es una lacra en esta generación, la recuperación automática de vida.

¡¡El juego tiene Quick Time Events!! ¡Sí, QTE! Eso que es apretar un botón en el momento preciso en medio de un vídeo cuando estemos zampándonos el bocata y que hará que muramos irremediablemente, además de acabar llenando el mando de aceite… a mi la verdad me encantan los QTE y eso de que podamos utilizarlos tras conseguir alguna mejora del personaje, para rematar a los enemigos a bocajarro con cualquier arma pues me encanta. Para ello tendremos que utilizar el botón de esquivar justo en el momento en el que va a atacarnos y entonces nos saldrá en pantalla el botón que debemos presionar. El botón de esquivar va bastante bien, tanto para esquivar los ataques enemigos, como para ir de una cobertura a otra y si lo volvemos a pulsar poco después de empezar la animación haremos que Lara de una voltereta.

No me ha gustado en los combates es que se realicen de forma automatizada, en los que Lara entrará en modo sigilo en cuanto se encuentre a un enemigo cerca y se esconderá tras una cobertura en cuando te acerques a ella y podremos decidir si acabar con ellos sigilosamente con el arco, acercándonos por la espalda o, si están en pareja, despistar a uno de ellos disparando una flecha contra una pared cercana.

También tendremos escenas peliculeras en las que todo se va derrumbando y tendremos que ir avanzando mientras saltamos de un sitio a otro sin caernos.

Prácticamente al empezar el juego conseguiremos una antorcha que nos acompañará durante el resto de la aventura, y que, tras conseguir el pedernal, podremos encenderla cuando queramos y sin necesidad de utilizar cualquier fuego del escenario, gracias a la antorcha podremos interactuar con el escenario quemando barricadas de madera o para conseguir objetos que hay colgados en redes. El problema es que muchas veces el personaje encenderá la antorcha automáticamente cuando entres en una cueva oscura y si intentas apagarla para quedarte a oscuras te suelta un “No puedo hacer eso“… lo peor es que cuando sales de la cueva y aunque aún haya un poco de oscuridad, la apaga porque le sale de las narices. Lo malo es que, aunque vayamos encontrando mejoras para todo nuestro equipo, es una mierda que no encontremos una puta linterna en todo el juego con la que iluminar mejor que con la antorcha.

Durante el juego el fuego será uno de nuestros mejores aliados. Podremos usar la antorcha para quemar redes colgadas en las que hay objetos como ya he dicho, quemar algunas maderas que nos obstaculice nuestro paso, o encender antorchas para iluminar la antorcha, también podremos dispararlas contra barriles explosivos que harán que los enemigos salten por los aires. Pero no solo podremos usar las flechas de fuego en el escenario para acabar con ellos, si no que también podremos usar las flechas con cuerdas para tirar cualquier soporte sobre el que estén o que esté sobre ellos.

Gráficos

Siempre he dicho que me encantaban los gráficos que Crystal Dynamics hizo para los anteriores Tomb Raider, llegando a una calidad que me pareció increíble en Underworld, tanto por efectos gráficos como por los pequeños detalles que a mi siempre me han gustado, como que la piel y ropa de Lara se mojasen o ensuciasen tal y como íbamos recorriendo las distintas tumbas en las que transcurría la aventura.

En esta ocasión nos sorprende con unos gráficos muy cuidados y un modelado de personajes excelente, sobretodo el de la protagonista, llena de heridas, sangre, suciedad y mucho detalle en la ropa y en los objetos y armas que lleva colgados a la cintura. Y con un traje poco a poco más destrozado tal y como avanzamos la aventura. El modelado de Lara sin duda es el mejor del juego, tanto por la suciedad o sangre como por la expresividad que tiene y todos y cada uno de los gestos que va haciendo, tristeza, dolor, sin dejarme de mencionar las suaves animaciones que tiene el personaje en todo momento… los otros personajes tampoco están nada mal y hacen un buen conjunto en el juego.

Los escenarios también son una pasada, muchas veces nos encontramos con unas vistas desde los acantilados que son una maravilla, con un montón de barcos y aviones destrozados por culpa de las tormentas que se suceden en el Triángulo del Dragón, también tendremos efectos climatológicos como lluvia, nieve y viento y bastantes efectos de partículas, como luciérnagas, eso sin contar el efecto del fuego que es una pasada. No hace falta decir que todos los escenarios están basados en la cultura japonesa con sus templos, sus  pagodas, sus Torii, sus guardianes e incluso con los objetos que vamos encontrando.

Habiéndome comprado la versión de XBox 360 la cual la veo excelente gráficamente y con muy pocas diferencias respecto a las otras versiones (está claro que la versión PC dispone de mejores texturas), he tenido la oportunidad de probar la versión de PC para ver el nuevo pelo de AMD llamado TressFX y en el que el pelo de Lara pasa a ser más realista. Si bien es cierto que es realista en cuanto a aspecto, hay algo que me ha hecho decantarme por el de la versión de consola en el que si bien tiene menos capas y menos movimiento, es esto último lo que no me ha gustado. Mientras que todo el pelo me gusta como está hecho, es la coleta de la protagonista lo que no me ha gustado y me ha dado la sensación de que se mueve de una manera un tanto extraña y que en vez de pelo es como una masa elástica que se estira hacia todas partes sin un movimiento bien definido.

Quería probar el innecesario multijugador en un juego como este, he entrado a la partida, me ha matado un gilipollas de mi equipo y en menos de un minuto ha terminado todo, ha empezado la cuenta atrás para otra ronda y cuando ha acabado, se ha colgado la 360.

Sonido

No se para que coño dan un código de descarga en la Edición Superviviente para la música. ¿Tanto les costaba poner una mierda de CD? Pues no, te dan un código para bajarlas de una página porque les sale de los coj**es y encima no vienen ni todas las canciones, solo 10 y no vienen numeradas de la 1 a la 10, no, vienen un poco salteadas. Aún así la banda sonora creada para la ocasión por Jason Graves es una auténtica maravilla, con un tema principal que recuerda en algunos momentos al tema ya clásico de las aventuras de Lara Croft. El resto de las músicas qeu suenan durante el juego se adaptan muy bien a las situaciones del juego, realmente no es una banda sonora que llevaría en el coche para escuchar, como ocurre con las de algunos  juegos, pero es una buena banda sonora para escuchar mientras recorres Yamatai.

Una de las cosas que me han sorprendido y que no me esperaba en este Tomb Raider, ha sido el sonido de las armas al disparar, las cuales me han parecido de lo más realista que he escuchado en algunos juegos. Otros efectos como el del viento también está conseguido.

Pero lo que sin duda es lo mejor del juego es el doblaje al español del que hemos podido disfrutar. Si en la versión en inglés es Camilla Luddington la que le pone la voz a Lara Croft, en España tendremos la voz de Guiomar Alburquerque Durán, una actriz de doblaje que hace un trabajo estupendo con la protagonista del juego, tanto por el tono de voz elegido en según que situaciones, la respiración entrecortada, los gemidos de dolor (no, no estoy hablando de una peli porno) y otras cosas que hacen de su voz una voz muy apropiada para la joven Lara Croft. El resto del doblaje también está muy cuidado.

Opinión

Esta nueva entrega de Tomb Raider es un gran juego, un juego que se aleja un poco de todo lo que hemos podido ver de la heroína, pero que ya iba siendo hora de que se renovará y le diesen una nueva dirección y, por fin, dotar a Lara de una mejor personalidad.

Está claro que el eje de la historia principal con la historia de fondo de la Reina Himiko es muy predecible, pero creo que el juego trata más de la evolución de un personaje, de la evolución de Lara Croft, de como pasa de ser una joven asustadiza en un entorno hostil hasta una joven superviviente que no le importará matar con tal de salvar a sus amigos y escapar juntos de la isla. Es interesante ver esa evolución en la forma de actuar, por ejemplo, al matar a su primer enemigo, estando asustada por haber quitado una vida humana y, tal y como avanzas en el juego, acabar gritando “¡MORID, HIJOS DE PUTA!” tal y como va matando a los Solarii.

A pesar de las cosas que ya he comentado en el tema de la jugabilidad, el juego me ha encantado, y si bien lo que he dicho se podría haber evitado, eso no quita que sea un juego disfrutable de principio a fin. Un juego que hace que tal y como vas avanzando tengas ganas de más, y que en algún momento decidas dejar de lado la historia principal para ponerte a investigar las zonas en las que estás y viajar de campamento en campamento para encontrar objetos que antes no podías conseguir al no tener las herramientas necesarias para acceder a ellos. Eso sí, no hagáis como yo y os pongáis a investigar zonas grandes de noche… no se ve una mierda.

Es indiscutible que Tomb Raider ha sido un buen juego y que se ha convertido en uno de mis favoritos de este año, por fin, Crystal Dynamics ha sabido crear un sistema de combate que no se hace aburrido en ningún momento y al que yo le veo muchas posibilidades, aunque como ya he dicho, le falte más dificultad en todos los aspectos y que, yo por lo menos, hubiese disfrutado más si hubiesen puesto algún templo más grande para investigar, aún así tenemos una gran isla que hace las veces de templos de las anteriores entregas.

Ha nacido una superviviente…