He visto Tomb Raider, la nueva película de Lara Croft basada en el reinicio de la saga de 2013, he salido encantado del cine con Alicia Vikander, para mi su interpretación de su personaje ha sido perfecta, y eso que no me gustaba ya que Lara en esa entrega tenía 21 años y Vikander se ve algo más mayor con sus 29 años.

El resto de película está bien, se hace entretenida, pero tiene un gran fallo, y es que se basa en el juego de 2013 y la historia de Himiko en la isla de Yamatai no es más que una excusa para meter a nuestra protagonista en una aventura, que si no fuese pòr el juego, no estaría tan mal, pero eso es algo que hablaré en opinión, por lo que quizás cuente algo de la historia que no debería.

Historia

Lara Croft es la heredera de la multimillonaria familia Croft, pero vive en la pobreza negándose a aceptar el firmar los documentos de la herencia de su desaparecido padre y de todo su legado al no querer creer que ha muerto. Es por ello por lo que se dedica a vivir como una chica normal, yendo al gimnasio y trabajando para una empresa de entregas rápidas en bicicleta.

Es cuando va a recogerla Ana, la secretaria de su padre, que la convence para firmar el testamento de su padre, pero cuando va a hacerlo descubre un extraño puzzle en el que hay escondida una nota de su padre dirigida a ella y que la lleva a una habitación secreta en la mansión Croft, lugar en el que encontrará su último paradero, la isla Yamatai en el mar de Japón, pero allí tendrá que enfrentarse a la terrible Orden de la Trinidad que buscan lo mismo que buscaba su padre, el poder de Himiko.

Opinión

Lo dicho, Alicia Vikander borda el papel, sus expresiones son una maravilla y muy creíbles. Aunque si veremos a una joven lista que puede resolver cualquier puzzle que se le presente, también tendremos a la Lara inexperta en aventuras y que recibirá daño por todas partes.

Me ha sobrado mucho el principio de la película, unos 20 minutos que quieren mostrarnos a una Lara rebelde contra su legado y trabajando para ganar algo de dinero. Si, está bien, pero eso quita metraje para explicar cosas mucho más importantes en las que no se ha indagado en la película.

Lo primero de todo es el Endurance y su tripulación, si en el juego teníamos a un grupo de personas que acompañaban a Lara en su aventura, como su gran amigo Jonah o su inseparable amiga Samantha Nishimura, descendiente de Himiko, pasando por el capitán del barco y mentor de Lara o incluso el arqueólogo James Withman, en la película tenemos un barco mucho más pequeño en el que solo viaja ella y el capitán Lu ren, el cual también interesado en la isla.

No veo mal la reducción de personajes, más que nada porque en una película no cabe tanta información como en un juego que puede durar cuatro veces más, además del cambio de historia para incorporar a La Trinidad antes de la segunda entrega, pasando Mathias de ser el líder de la secta Solarii, adoradores de Himiko, a ser un miembro de esta especie de templarios que esclaviza a todo aquel que ha naufragado en la isla para buscar la tumba de la diosa. Ni siquiera esto me molesta, además de que a Mathias lo interpreta el siempre-genial Walton Goggins, conocido (por mi) por sus papeles en The Shield como Shane Vendrell o en Sons of Anarchy como el transexual Venus Van Damme, y aquí tampoco lo hace mal.

Quizás lo peor sea el mal tratamiento que se le da a la historia de fondo de Himiko que pierde todo su misticismo dejando por explicar el porque hay tormentas en la isla, siendo ella la que las provocaba en el juego teniendo el control del sol y de la lluvia, aquí es algo que han eliminado para no hacerlo tan fantástico como en el final del juego y dar una explicación más lógica a porque la Trinidad está detrás de su poder, pero esa explicación se deja de lado que la isla es imposible de encontrar, por lo tanto imposible contactar con el exterior, pero aquí toda la isla llena de náufragos atraídos por el poder de Yamatai (y no hay ni cementerio de barcos) y luego Mathias con una radio pudiendo contactar con el exterior y un helicóptero que pasa como Pedro por su casa

Otra cosa es la ambientación, si bien tenemos una escena en la que Lara ha de trepar por un antiguo avión a punto de caer por una catarata y que mejora mucho la misma escena del juego. Pero Yamatai de japonés solo tiene el nombre, a Himiko y poco más, no vemos ningún torii, ninguna linterna de piedra o tōrō, ninguna casa japonesa… es una isla desierta sin más. Eso si, tenemos unos puzzles muy interesantes y que podrían quedar muy bien en un juego de la saga.

Aún así es una buena película de Tomb Raider y yo la he disfrutado, Alicia Vikander me ha encantado, lo diré las veces que haga falta, y estoy deseando ver como continúan las aventuras de esta joven Lara Croft, de momento en 6 meses tenemos nuevo juego, Shadow of the Tomb Raider.