Si hay un cine que me gusta, es el oriental, sobretodo el de Korea del Sur y el de Hong Kong, y si es un thriller policiaco pues mucho mejor, pero ya no digamos si a eso le añadimos triadas y policías infiltrados, entonces ya tenemos un explosivo cocktail que es difícil que no me guste, sobretodo si la historia acompaña, y eso, amigos míos, es lo que nos ofrece Sleeping Dogs.

La historia que hay tras el lanzamiento de este juego programado por United Front es un poco extraña, en un principio el juego se estaba programando como una Propiedad Intelectual (PI o IP) nueva y fue cuando Activision dijo: «Oye, ¿Por qué no lo sacamos como una entrega de la saga True Crime?» y así fue como en el 2009 se dió a conocer el juego, True Crime: Hong Kong. Hay que decir que los desarrolladores de las dos primeras entregas fue la desaparecida Luxoflux y que, por lo menos el primero, era muy buen juego del estilo sandbox y con muy buena historia.

Con United Front tras el desarrollo del juego, en el año 2011 viendo que el presupuesto de producir el juego iba en aumento y al no estar seguros de que el juego tuviera el éxito esperado, Activision decide cancelar el proyecto y, seis meses después, Square-Enix anuncia que ha adquirido sus derechos pero como la PI es de la otra compañía, el juego pasará a llamarse Sleeping Dogs, y ese es el juego que ha caído en nuestras manos.

Historia

El crimen organizado en Hong Kong va en aumento y la policía ya no sabe lo que hacer, por lo que tras perder a un agente infiltrado en las triadas siendo enterrado con vida en un atáud. El superintendente Thomas Pendrew en su búsqueda por un policía eficiente para el caso da con el perfil de Wei Shen y decide que sea su próximo infiltrado.

Wei Shen fue criado en Old Prosperity en Hong Kong y se mudó a la edad de 10 años a San Francisco junto a su madre y a su hermana. Su hermana falleció por sobredosis por lo que decidió meterse a policía y vengarse de las triadas de la ciudad.

Ahora ha vuelto a Hong Kong y tendrá que infiltrarse en la banda más peligrosa de la ciudad, los Sun On Yee y para ello se dejará coger por la policía para poder compartir celda con Jackie Ma, un amigo de la infancia y que tiene tratos con Winston Chu, jefe de su propia banda y un Red Pole de los Sun On Yee. Su contacto con la policía será el inspector Raymond del departamento de Hong Kong.

El hecho de que Wei fuese criado en el pasado en el mismo barrio hace que su infiltración sea fácil, pero aún así tendrá que ganarse la confianza de sus compañeros de banda e ir subiendo posiciones en la peligrosa organización para poder ganarse el favor de sus jefes y poder descubrir los más oscuros secretos de la misma para poder desmantelarla.

Gráficos

Si vemos los primeros vídeos e imágenes de True Crime: Hong Kong y las comparamos con lo que hemos podido ver en Sleeping Dogs, sin duda salimos ganando. Mejor ambientación, mejor diseño de personajes y, sobretodo, un Wei Shen que ya su diseño entra por los ojos, con esos tatuajes de los que el anterior diseño carecía y una cara de mala ostia e indiferencia que ya demuestra que por lo menos tiene más personalidad.

El resto de personajes también tienen un diseño y calidad increíbles, siendo la Señora Chu, Sandra y Not Ping de mis diseños favoritos y el de Jackie es uno de los que también me gustan bastante, pero ninguno de los demás personajes que nos encontremos durante el juego está mal diseñado y cada uno tendrá su personalidad y aspecto propios, que a veces puede resultar un poco tópica en historias de triadas pero que quedan bien.

El diseño de escenarios y la ambientación de Hong Kong, con sus callejones y sus luces de neón es quizás otro de los excelentes apartados del juego, con interiores llenos de detalles, como el restaurante de la señora Chu, la iglesia o otros que visitamos durante el transcurso del juego y que nos hará parecer que estamos recorriendo las calles de la antigua colonia inglesa, y a veces ir caminando por debajo de esos carteles mola.

Los coches, aunque no sean modelos reales, si están modelados imitando algunos de estos, así que aunque por nombre no lo sean, podremos reconocer Audi, Mercedes e incluso algún que otro Mitsubishi. Quizás se eche en falta que se deformen más con los aparatosos accidentes que sufrimos.

Está claro que para poder disfrutar mejor de los gráficos del juego es recomendable jugar a su versión en PC con el pack de texturas en HD con el cual el juego gana bastante, pero también es verdad que en nuestras XBox 360 o PS3 se ve excelente y no echaremos en falta mejores gráficos para disfrutar de lo que el juego nos muestra.

Jugabilidad

Los que han probado la demo que se olviden de ella, no completamente ya que habrá algunas secciones en las que si que iremos a tiro limpio con diferentes filigranas dignas de las mejores películas de Jhon Woo, pero si de lo que vemos al principio del juego con Wei caminando por las calles de Hong Kong abarrotadas de gente. Y es que una vez que coges un coche, el juego cambia completamente y se convierte en un sandbox con todas las de la ley en el que no dudarás en coger cualquier vehículo para ir de una misión a otra.

El juego irá por misiones principales en las que tendremos que ir de un punto a otro de la ciudad para realizalas, al llegar allí tendremos de varios tipos, tiroteos, a ostias, persiguiendo a alguien por las calles de Hong Kong e incluso en carreras callejeras.

Las misiones secundarias, aunque hay bastantes, suelen ser del tipo más sencillo, arreglarle la moto a alguien, que bastará con darle a un botón, liarse a ostias con una banda y hackear la cámara de vigilancia para después desde casa controlar una redada, carreras callejeras, clubs de la lucha o pelea de gallos, cantar en el karaoke son algunas de las que podremos realizar, además de encontrar los santuarios que nos darán vida cuando descubramos unos cuantos y que, junto a las carreras de coches, se nos indicará en el mapa tras realizar algunas misiones que suelen ser las de ligar con las chicas del juego o recuperar las estatuas de nuestro maestro para poder aprender nuevas técnicas.

Desgraciadamente, cuando realicemos un par de misiones de las chicas, desaparecerán y no volveremos a saber de ello, cosa que es una pena, porque hay personajes que se les podría haber sacado más provecho.

Todo lo que nos presenta el juego en cuanto a apartado jugable está muy bien realizado, conducción a toda velocidad con derrapes, disparos con saltos, peleas con la utilización del entorno para acabar con nuestros enemigos (brutal), disparar desde la ventanilla del copiloto a las hordas de enemigos que nos vienen para poder huir, o el poder saltar en marcha de un vehículo a otro, son las cosas que podremos hacer y hay que decir que todo está muy bien implementado y queda muy espectacular en conjunto.

Sonido

Disparos, derrapes, fracturaciones, chinos… y karaoke, en el que Wei Shen demostrará sus dotes como cantante cantando incluso «Take On Me» de Aha.

Para las voces de los personajes del juego se ha contado con grandes estrellas de Hollywood y de Hong Kong, nada de Titos Valverdes esta vez, el juego nos viene con doblaje en inglés y con subtítulos. Entre esas voces se encuentran Will Yun Lee para el papel de Wei ShenEmma Stone (como molaba en Zombieland…) e incluso a  Lucy Liu, e incluso a Edison Chen, uno de los protagonistas de la increíble Infernal Affairs, haciendo la voz de Jackie Ma.

Opinion

Sleeping Dogs es un buen juego, y creo que en Activision se estarán dando cabezazos con las paredes por haber dejado escapar este juego. Para mi mejor que cualquier Grand Theft Auto que haya salido al mercado y con el cual solo comparte el género, seguir comparándolos es dejar mal a la saga de Rockstar.

El juego cuenta con una historia excelente y a veces te preguntas en el dilema que tendrá el personaje protagonista siendo un policía infiltrado, haciendo amigos en las triadas a la vez que tener que traicionarlos para comunicar a sus superiores los planes de las mismas, algo que en alguna ocasión veremos reflejado en Wei Shen y tendrá algunas dudas durante todo el juego.

Si la historia os ha gustado, sin duda os recomendaría que os viéseis la trilogía de películas Hongkonesas llamada Infernal Affairs, ya que muchas de las situaciones que viviremos en Sleeping Dogs se pueden ver en la misma película, de la cual parece que Martin Scorsese se copió para su Infiltrados protagonizada por Leonardo DiCaprio.

Sin duda un juego recomendado, pero a los que no os gusten los sandbox probadlo antes de adquirirlo, se pueden hacer perfectamente las misiones principales sin recurrir a las secundarias, aunque con ello quizás no podamos adquirir los ataques más bestias, como el rompe piernas o la técnica final del maestro de Shen. Si decidís darle una oportunidad y disfrutais de los distintos generos que ofrece (conducción, peleas, tiroteos, persecuciones a pie), seguro que os gustará.

http://www.youtube.com/watch?v=X9FjbRYZUes