Uno de esos juegos que si no has jugado a nada de sus tres autores te sorprende y que si has jugado a algo, también ya que mezcla estilo de los tres: Shinji Mikami, Suda Goichi y Akira Yamaoka.

En esta ocasión el juego está programado por Grasshoper Manufacturer y publicado bajo un acuerdo con Electronic Arts. El guión corre a cargo de Suda51 al que le ha echado una mano Massimo Guarini el cual también es el director del juego.

La verdad es que es una lástima que el juego haya tenido tan pocas ventas, no es una superproducción y parece ser que no a mucha gente le interesa quienes son los cerebros que están detrás de esta obra, quizás también haya sido culpa de que no tenga multijugador, pero la verdad es que no le hace falta para nada.

Historia

Es el día en el que el temido cazador de demonios, ” El Puto” García Hotspur, consigue acabar con el señor de las tinieblas por lo que a partir de ese momento por fin podrá vivir felizmente con su amada Paula. Pero antes de que García acabe con su vida, éste le advierte de una cosa: Después de él vendrán otros y le harán la vida imposible.

Esa misma noche, cuando llega a su apartamento temiéndose lo peor, ve que Paula se ha ahorcado, pero momentos después abre los ojos y de su interior sale un demonio al que tendrá que eliminar. Con el apartamento infestado de demonios hace su aparición Fleming el cual tras una pelea contra Hotspur el cual no tiene nada que hacer, le reta a que entre en el inframundo y trate de rescatar a su amada. Así que, sin pensárselo dos veces y con la ayuda de su amigo Jhonson bajará al infierno para rescatar a Paula.

Jugabilidad

El control en un principio resulta un poco tosco, pero acabas acostumbrándote enseguida. La forma en la que controlamos a nuestro personaje recuerda mucho a juegos como los antiguos Silent Hill o la mayoría de juegos de Suda51. Un stick para caminar y otro para mirar, un botón para girar al personaje rápidamente, otro para apuntar, disparar, recargar y unas cuantas opciones más a las que estamos acostumbrados en este tipo de juegos.

No solo tendremos esa clase de control, si no que en algunas fases tendremos un control en el que llevaremos a Garcia Hotspur por un mundo en 2D al más puro estilo Shoot’m Up de los 80 el cual resulta curioso y divertido, sobretodo cuando te enfrentas al enorme y espectacular enemigo final de fase, Bitchzilla.

Aparte de eso también tendremos una pantalla en el que Jhonson se convertirá en el Big Bonner y a mi el control, girando con LT (L2) y RT (R2) me pareció insufrible, además de que con el stick a veces costaba apuntar adonde querías.

El juego a veces puede resultar un tanto pasillero aunque en algunas ocasiones nos mostrarán algunos caminos alternativos por los que encontraremos algunas gemas de colores con las que mejorar las características de Jhonson o mejoras para sus distintas formas que van desde la clásica pistola, lanzacraneos (escopeta) e incluso un lanzadientes (ametralladora), todas y cada una de estas armas dispondrá de un ataque especial diferente entre ellas.

Durante nuestra aventura nos encontraremos con lugares en los que reina la oscuridad, a veces podremos solucionar esto disparando con el disparo de luz de Jhonson a los candelabros con forma de cabra que cuelgan por las paredes, otras tendremos que buscar la fuente de la oscuridad y destruirla para poder activar esos candelabros, activar lanzacohetes que iluminen por un instante el lugar donde estamos, con una babosa musical con un cuerno que da luz o huír hasta la siguiente zona donde encontraremos luz y a la que a veces llegaremos muy apurados de vida.

A veces los enemigos aparecerán rodeados de un halo de oscuridad que tendremos que quitarles antes de poder destruirlos, para ello podremos hacerlo con el disparo de luz de Jhonson o arreándoles un golpe con nuestro amigo convertido en antorcha.

Como ya estáis viendo este no es un juego normal, no es un juego como los de ahora, así que olvidaos de estar un rato quietos para que se recupere vuestra salud, porque aquí en el infierno eso es de maricas, en el infierno para recuperar fuerzas hay que hacerlo como los machos, bebiendo tequila, absenta y cualquier bebida alcohólica que nos encontremos.

La presentación de los jefes del juego se hará de manera magistral con unos libros durante los niveles previos donde nos explicarán el sufrimiento por el que pasaron antes de llegar al infierno y convertirse en demonios tan poderosos. Algunas de esas historias son escalofriantes, otras tienen algo de gore, pero todas son del estilo al que nos tienen acostumbrado sus locos autores. Sea como sea nos servirá para conocer a nuestros enemigos.

Por cierto, me olvidaba de una cosa, y es que también hay que decir que los checkpoints son una mierda, sí, así como suena, son un monstruo con forma de mierda llamado Willy.

Gráficos

A mi los gráficos del juego me parecen muy correctos, he leído quejas de todo tipo, desde que la chaqueta de Hotspur brilla bastante hasta que los escenarios son demasiado planos y sin muchos detalles. Quizás sea porque yo soy muy conformista y aunque a veces me encanta ver un juego con buenos gráficos me da igual mientras cumplan y os aseguro que Shadows of the Damned da lo que le pedimos en este aspecto.

En este caso cumplen muy bien y no molestan para nada, con unos escenarios grotescos llenos de sangre y tripas, pasando por un bosque con pantano incluido, interiores varios e incluso nos encontraremos con un escenario en el que tendremos que pasar sobre el culo de una Paula gigantesca.

Sonido

Después de largarse de Konami, Akira Yamaoka pasó a formar parte de Grasshopper, y su estreno en esta compañía no ha podido ser mejor. Una música perfecta para todas y cada una de las situaciones del juego, alguna canción al nível de las mejores de Silent Hill, como la de As Evil As Dead, que además, como su nombre indica, es un guiño a la conocida saga de Sam Raimi, Evil Dead. Además de eso también ha contado con Joe Romersa para la supervisión de las canciones y como no, también contó con la fabulosa voz de Mary Elizabeth McGlynn, conocida también como Melissa Williamson y la cual ha participado en todas y cada una de las obras del autor japonés.

Pero no solo en la música se nota el toque de Akira Yamaoka, sino que cuando se fue de Konami también se llevó bajo el brazo una cantidad impresionantes de sonidos que no ha dudado en meter en el juego. Así que desde la apertura de las puertas hasta los sonidos de recoger objetos serán muy conocidos por todos nosotros.

Y por último el doblaje en inglés es excepcional gracias a las frases de Hotspur en las que mezcla inglés con algunas palabras en español (mexicano) y que sobretodo suelen ser insultos que a todos nos suenan. También está muy bien la voz de Jhonson con su sentido del humor y el cual incluso se marca un rap. El resto de personajes tiene un doblaje al mismo nivel pero al no acompañarnos durante todo el juego como los dos protagonistas apenas se les presta atención.

Guiños

Una de las cosas que más puede gustar es que el juego destila Serie B por todas partes y aparte de la casquería típica de esas películas también tiene algunos guiños a algunas de ellas siendo la trilogía de Sam Reimi la que se lleva el pato al agua.Quizás y si no queréis que os chafe algún que otro guiño que aparece en el juego os recomendaría que pasaseis al apartado de opinión y así esto lo descubrís vosotros cuando juguéis al juego, a mi por lo menos me gustan este tipo de sorpresas aunque no tengan mucho que ver con el argumento.

Empecemos por el título del primer acto del juego el cual se llama en castellano Arrástrame al Infierno igual que la última película de  Sam Reimi, aunque en la versión inglesa exista un par de palabras cambiadas llamándose Take Me To Hell en vez de Drag Me To Hell.

Lo más sonado en cuanto a guiños son las letras del principio en las que se parecen mucho a las escenas del mal en el bosque de Evil Dead, incluso durante el juego sale una escena en las que algo nos persigue en el bosque hasta que entramos en una pequeña casa en la cual hay una trampilla con un monstruo atrapado y que intenta salir. ¿De qué nos suena esto?. Además de eso el título de ese capítulo es As Evil As Dead, igual que el título de una de las canciones de la banda sonora del juego.

Como ya he dicho los checkpoints se llaman Willy y la primera vez que los presenta Jhonson lo hace como One-eyed Willy que sería el nombre del pirata que escondió el tesoro en la película Los Goonies y conocido en españa como Willy el Tuerto.

Y por último, aunque seguro que hay más, en un momento en el que llegas a una biblioteca te encuentras a uno de los monstruos que está leyendo un libro el cual se gira hacía ti y llevándose el dedo delante de la boca te hace callar igual que la dama gris en la primera película de los Cazafantasmas.

Opinión

La historia no es nada del otro mundo, eso hay que admitirlo, es el típico cliché que todos hemos visto una y otra vez, incluso en el Dante’s Inferno era lo mismo, amada que es asesinada y el protagonista no dudará en bajar al infierno para rescatarla. Por suerte, al final de Shadows Of The Damned todo tiene una explicación y la verdad es algo que no me esperaba y que a mi me encantó.

Salvo el control al principio que se hace tosco o que algunas veces en la oscuridad cuesta orientarse no le he encontrado nada malo, nisiquiera he encontrado ningún bug molesto y bueno, he disfrutado de la banda sonora de Akira Yamaoka y lo sigo haciendo con alguna de las canciones cantadas, que como ya he dicho rayan la calidad de las de Silent Hill, no en vano están compuestas por el mismo genio y cantadas por la misma cantante.

Un juego que recomiendo a todo aquel que disfrute con las películas de Serie B en las que reina el humor negro, el gore y la casquería, no os defraudará, eso sí, no es recomendado para menores debido al alto nivel de gore y a que salen tetas (como se nota que al no ser publicado por una compañía japonesa el trío de japoneses no se ha cortado un pelo…)

Vídeo