La saga Zettai Zetsumei Toshi cuenta con tres entregas y una última cancelada. Solo dos de ellas llegaron a salir en occidente, la primera se llamó en Europa: SOS The Final Escape y en América Disaster Report para PS2 y  la segunda fue llamada en occidente, en los dos continentes Raw Danger. La tercera salió solo en Japón para PSP y, finalmente, Zettai Zetsumei Toshi 4 – Summer Memories para PS3 fue cancelado debido al terrible terremoto de Japón en el 2011 tras haber sufrido unos cuantos atrasos.

Intenté jugar al SOS The Final Escape que lo tengo original, pero la tasa de frames caía tanto en todo momento que decidí bajarme el Disaster Report americano (ya lo he comprado por internet) para que no se ralentizase tanto, pero he de decir que este juego da igual jugarlo a los 50Hz de la versión PAL que a la americana a 60Hz, las dos sufren tantas ralentizaciones que a esos flipaos que se quejan de juegos que se ralentizan un par de segundos NO SE LO RECOMIENDO.

El juego tratará de un reportero, Keith Helm en la versión americana y Sudo Masayuki en la japonesa, que llega a Capital City para un nuevo trabajo. Pero mientras va en el tren un fuerte terremoto sacude la isla y cuando recupera el sentido se encuentra con que está solo en el vagón y que el puente está casi destruido por completo, por lo que con cuidado sale del tren y consigue ver un helicóptero de rescate salvando a algunos supervivientes pero que ha de levantar el vuelo al derrumbarse la parte del puente en el que está y posteriormente lanzándole una mochila con una nota que le dice por donde avanzar.

Keith se encontrará a una chica en uno de los vagones y tendrá que salvarla con ayuda de una cuerda, tras el mal trago de la chica los dos se dirigirán al centro de la isla en busca del campo de refugiados  pero tendrán que ir sorteando edificios que se derrumban y otros peligros.

Primero jugué a la segunda entrega en japonés y me encantó, tanto que hasta escribí mi opinión sobre él, Zettai Zetsumei Toshi 2: Itetsuita Kioku Tachi era una auténtica pasada y habían muchos elementos en pantalla que si, ralentizaban cosa mala el juego, pero era un juego altamente recomendado por ser diferente. Fue después cuando vi que había salido en occidente la segunda entrega, aunque con algunos cambios, como el nombre de los personajes «americanizados» junto al color de su pelo.