Ya casi estamos en mayo, pero yo aún no he puesto las compras de febrero, así que aquí van, solo cuatro juegos, pero con una edición coleccionista que me ha hecho gastar dinero del que tengo ahorrado para ir a Japón, pero bueno, como ya no iba a ir cuando la compré pues no pasa nada, y como no estoy aún seguro de si acabaré yendo, pues… tampoco, y si acabo por ir, pues vaya putada.

Nada, vamos a dar un pequeño repaso a estos cuatro juegos y a hablar de lo que he jugado de ellos, además de poner alguno de los vídeos que he ido subiendo a Youtube.

Street Fighter V

No tenía pensado en comprarme Street Fighter V, pero como siempre pasa cuando se critica mucho a un juego pues he acabado comprándomelo, y la verdad es que no me ha decepcionado a pesar de que tenga menos personajes que la última versión de la cuarta entrega de la saga.

La verdad es que con tanto juego que he comprado últimamente lo he dejado un poco tirado, bueno, por eso motivo y también porque últimamente los Ranked Match me los ponía con gente de 2 niveles superiores al mio… por lo que de «ranked«, nada, y me pegaban unas palizas de aúpa.

Bravely Second: End Layer

No lo he probado ya que tengo el primero aún por terminar, y por mucho que lo intente me quedo atrapado en un combate contra dos jefes, por lo que este, al continuar la historia de Bravely Default me lo reservo para cuando lo termine.

La edición coleccionista es una gozada y está muy currada, al menos la figura, a pesar de ser SD con estilo del juego no es el Ecce Homo que salió con la primera. La banda sonora no contiene todas las músicas del juego, tal y como indican en la caja del CD, y desgraciadamente, aunque el libro de arte mola bastante, viene censurado con la eliminación de algunas imágenes de dentro del juego, como una que sale un personaje cubierto de sangre, otras que sale el traje de nativo americano y alguna más. La portada de este también ha sido cambiada, la de la versión japonesa es la que he puesto de cabecera de este título.

Arslan: The Warriors of Legend

Acumular juegos es una enfermedad, ya sea la de Hikikomori como la del Síndrome de Diógenes, y este Arslan es la muestra de ello… Después de ver la fantástica serie tenía muchas ganas de jugarlo a pesar de ser del género Musou, así que me hice con él, jugué unas cuantas cosas y fui de un juego a otro, buscando uno que me atrapase delante de la tele durante largas horas.

 

Naruto Shippuden: Ultimate Ninja Storm 4

No me gusta Naruto y prefiero el Seinen por encima del Shonen, es más, de este último género solo he visto Dragon Ball, ni One Piece, ni esta serie… Pero sin embargo los juegos si que me gustan, más que nada por el solo hecho de que es algo que siempre he soñado desde que tenía una Super Nintendo, mover a mi antojo el anime que estaba viendo en la tele, y eso es lo que nos trae CyberConnect2 con casi todos sus juegos que, a pesar de ser casi todos Narutos, también sacó Asura’s Wrath que era una auténtica burrada.