Pues nada, hace poco más de una semana que Zer0Sith me avisó de que en la página de GAME vendían los arcade sticks de Madcayz para el juego WWE All Star por solo 19’95€, tanto en PS3 como en XBox 360. Así que ya que estaban tan bien de precio, compre los dos.

Pensad que el mismo mando pero con la imagen de Street Fighter IV ahora mismo vale 199 libras en amazon.co.uk y 179$ en amazon.com. Eso sí el de WWE suele estar alrededor de unos 50€ siendo el mismo stick pero cambiando la imagen.

Así que, tal y como me contó Zer0sith, ¿porque no personalizarlo nosotros? Y así fue como ni corto de perezoso me pedí el de XBox 360, pero media hora después y pensando que 20€ no era tanto para un mando, pedí también el de PS3, ya lo utilizaría con el Street Fighter X Tekken que compré para esta consola.

Un par de días después ya tenía los dos sticks en casa, cada uno en una pedazo de caja inmensa y que por poco no me voy a la calle con ellas. Dentro, los arcade sticks como no. Avisé a un colega que le encantan los juegos de lucha, pero al día siguiente ya no quedaban de 360, eso sí, si queréis de PS3 todavía tienen alguno.

Esa misma tarde me fui a una imprenta y allí les dije que me imprimiesen la imagen de Chun-li que quería ponerle y que podéis ver arriba (imitando al Ono xD). Dos euros me cobraron por el «vinilo» y cuando llegué a casa y me propuse ponerlo, vi que la plantilla utilizada (la del mismo mando de Street Fighter IV) era más pequeña que la del mando de WWE por lo que ese día no pude ponerlo…

Esa misma noche busqué si alguien más había tenido problemas con la plantilla de CAPCOM, y parece ser que yo no era el único al que le había pasado. Por suerte también encontré una plantilla para este mando (Plantilla Madcatz WWE All Stars) así que volví a ponerle las imágenes de Chun-li e imprimí una copia de prueba en un folio (que mierda «vinilo» me habían dado que hasta mi impresora tenía más calidad) Al día siguiente fui otra vez a la copistería y cuando pedí que me imprimiesen otra vez el vinilo (esta vez a un chaval) me dijo que tenía dos opciones para imprimirlo (¡anda coño, el día anterior no me dijeron eso!), la barata, que tendría yo que cortar los agujeros de los botones y que costaba 17€, y la cara en la que cortaban ellos los agujeros con láser por 45€, por lo que descubrí que el día anterior me habían timado… Así que nada, un cutter de 2€ y una regla de 0’60€ sustituyeron al mágnifico láser.

Unos 4 días me dijeron que tardarían en tenerlo listo, por lo que mientras tanto yo me dediqué a arrancarle la pegatina de los tíos fornidos de la WWE al arcade Stick y a esperar impacientemente al día en el que me llamasen para ir a recoger el mio de la chinita del Street Fighter.

Ese sería el aspecto del arcade stick, hasta que, una semana después tuve que llamar ya que no se habían puesto en contacto conmigo… y sí, lo tenían desde hacía un par de días pero «no haían tenido tiempo de llamarme» (claro, estaba ya pagado…) Fui a recogerlo (la sorpresa fue que habían dos en vez de uno) y esta vez sí, señores, esta vez era un auténtico vinilo salidito de vete tu a saber que imprenta, pero que tenía calidad y buen colorido, no como la mierda impresora que tenían y con la que me timaron un par de eurillos.

Es cierto que era mate y que no tiene el brillo del original, pero sinceramente a mi me valía y para mi ya era más que perfecto. MKnight me había recomendado una regla de círculos para cortar la zona de los botones, pero no encontré en ninguna tienda, así que lo haría con una regla normal para los laterales y para un cutter para los botones y el stick (yo recomiendo lo mismo de MKnight, buscaros una de esas reglas que os irán de puta madre y quedará mejor)

Los laterales del vinilo los corte con la ayuda de la regla y el cutter, los bordes redondeados con una tijera y los círculos de los botones siguiendo la línea fue más fácil de lo que esperaba, pero que se quedase sin cortar un milímetro en alguno de ellos fue malo para que al final quedase bien del todo…

Abrí el stick para ver algo horrorizado… ¡Cuantos putos cables lleva la mierda está! y tenía que quitarlos todos para poder sacar la chapa de hierro donde pegar la pegatina… Bueno, pues poco a poco, que al final fue fácil y para no perderme para después reconectar todos los cables, pues le saqué una foto.

A la izquierda los botones, a la derecha el stick

Ahora quedaba acabar de limpiar el adhesivo de la placa de la anterior imagen (la de los cachas) a base de frotar con el dedo y con algodón  con alcohol, y paciencia, mucha paciencia… cosa que yo, no tengo. Para sacar la placa y limpiarla mejor, había que desconectar los cables de los botones, sacarlos y además, sacar el stick.

Para sacar los botones, primero tuve que sacar los cables, y para sacar los cables, lo mejor era hacerlo con unos alicates universales ya que si se pueden joder los conectores faston, que aunque pueda hacerse con la mano, alguno cuesta bastante y podría acabar roto… Después para sacar los botones solo tuve que presionar hacía adentro dos pestañas que lleva cada uno y sacarlos.

Para sacar el stick es más facil de lo que parece y es sujetando el tornillo que puede verse en él en la foto y girar la bola por el otro lado, que así al estar fijo, salió perfectamente. Después ya le quité los cuatro tornillos que lo fijaban a la placa y desplazarlo hacía un lateral.

Con esto ya pude desatornillar la placa de la base para poder quitarle el adhesivo más fácilmente.. como he dicho a base de paciencia y con cuidado de no dejar el más mínimo rastro de adhesivo (cosa que me pasó) para que no se formen burbujas o como queráis llamarlo.

Con todo limpito volví a montar la placa antes de ponerle el vinilo, ya que si lo hubiese hecho antes, no hubiese podido ponerle los tornillos… Y ahora quedaba lo mejor, darle ese toque personal a mi arcade stick. Así que (por consejo de Zer0Sith porque no tenía ni puta idea) mojé con agua y jabón la placa y me dispuse a ponerle el vinilo. Gracias al agua y al jabón pude ir moviéndolo a mi antojo hasta tenerlo bien puesto, y después eliminarle las burbujas que se habían formado en algunas zonas teniendo que cortar en alguna ocasión algún cacho de vinilo sobrante en los laterales.

Ya solo quedaba ponerle los botones, el stick y cerrarlo para tenerlo acabado, así que me dispuse a ello. Le puse los botones para darme cuenta de que en alguno me había dejado por cortar una mierda de milímetro y que con eso se me formaba alguna burbuja entre los botones y se extendía hacia el exterior del vinilo… con suerte pude arreglar todo excepto alguna de las que estaban entremedias de los botones. y bueno, el resultado final ya lo podéis ver en la foto de arriba. Una auténtica maravilla, a mi me gusta como ha quedado y la ilustración de la derecha de Akiman, mola.

Ahora solo me queda encontrar una imagen que me convenza y liarme con el de PS3.