Últimamente no hacen más que salir juegos para PS3 mientras que para XBox 360 ya hace tiempo que no sale ningún exclusivo destacable. En esta ocasión y poco después de su salida en el mercado japonés bajo el nombre de Deception IV: Dark Side Princess, nos llega está cuarta entrega de la saga que empezó su andadura para PSX y que si contamos bien en realidad son cinco entregas con esta ya que para la primera consola de Sony salieron tres juegos, el primero en primera persona y para PS2 salió la tercera entrega a la que por aquí se llamó Trapt y que podéis ver pinchando en el nombre del juego ya que fue una de Mis Frikadas Favoritas.

Es muy difícil recomendar la saga Deception ya que simplemente poniendo las trampas una y otra vez en el mismo lugar en la primera habitación en la que empezamos la misión es suficiente para pasarnos una pantalla, aunque en esta ocasión no todas las trampas sirven para todos los enemigos y habrán algunos enemigos que sean inmunes a un tipo de ellas o otros que cuando han caído o visto donde las hemos colocado se aprenderán donde están y darán un rodeo para no caer en ellas.

En esta ocasión llevaremos a Laegrinna, la hija de un demonio que fue encerrado años atrás por doce sabios y de los cuales tendremos que recuperar la misma cantidad de pedazos de una tabla para poder liberar a nuestro padre. Para ello contaremos con la ayuda de tres Daemons: Caelea, que nos proporcionará trampas elaboradas, Lilia con la que tendremos trampas para humillar a nuestros enemigos y Veruza con la que podremos elegir las trampas más sádicas y sangrientas, aunque la verdad es que le falta más sangre y desmembramientos como en la saga Ninja Gaiden de la misma compañía.

Pero no me enrollo más ya que hablaré del juego en cuanto me lo acabe, de momento os dejo con mi primera hora de juego.