No suelo ser de los que compran muchos juegos en el bazar o en el Store de Play Station 3, pero la verdad es que he tenido al oportunidad de probar este juego en su versión para la consola de Sony y, al contrario de lo que pensaba en un principio es un juego que lo que he jugado he disfrutado y me ha enganchado intentando pasar pantallas que son bastante complicadas.

Mercury es una saga de juegos que se inició en el 2005 para PSP de la mano de Archer MacLean, creador de un juego que puede sonaros a muchos: International Karate e incluso de su secuela, IK+, el cual estaba claramente «inspirado» en un juego que para algunos es todo un clásico, Karate Champ.

En este caso creo un increíble juego para la pequeña de Sony en el que teníamos que llevar una gota de mercurio por un tablero hasta llegar al final del mismo. Para ello teníamos diferentes formas de hacerlo pero lo que importaba era llegar al final.

En esta ocasión Ignition nos ofrece el primer juego de esta saga en HD y la verdad es que se ve espectacular utilizando el motor de físicas PhysX de Nvidia el cual le da unos movimientos y un aspecto a nuestra gota de mercurio bastante realista.

Jugabilidad

Como ya he dicho, en el juego llevaremos una gota de mercurio, pues es mentira, lo que haremos será inclinar el tablero en cualquier dirección para hacer que nuestro queridísimo mercurio vaya en esa dirección. Pero no será tan fácil como parece y es que nos encontraremos distintos obstáculos que nos complicarán las cosas si queremos llegar al final de nível.

Así que, durante 60 pantallas que iremos desbloqueando de la tabla periódica de los elementos y tal y como vayamos avanzando encontraremos más complicaciones, desde partir la gota de mercurio en dos y cambiar una de ellas de color para conseguir el color que nos piden para continuar, hasta suelos inclinados, pasillos estrechos sin paredes, plataformas, suelo que se gira o incluso otros en los que te quedas pegados. Nuestra misión será llevar la gota lo más completa posible a la meta, y es que cuando nos acercamos a un borde hay que tener cuidado de que no se nos caiga nada de mercurio. Podemos empezar con una gota grande, al 100% y acabar la pantalla con una pequeña gota de un 1% con lo cual nuestra puntuación será menor.

Para conseguir buenas puntuaciones hay que tener en cuenta que lo que cuenta es la cantidad de mercurio con la que lleguemos al final, la velocidad con el que nos pasemos la pantalla o recoger las distintas bonificaciones que están en el nivel.

Quizás en la versión en la que sale ganando el juego es en PlayStation 3, y es que podremos elegir jugar con el stick o, en la pantalla de opciones, elegir jugar con el six-axis de nuestro dual-shock. No se si esto pondrá las cosas más complicadas ya que sólo he jugado con está opción activada y la verdad es que se juega de maravilla ya que con un pequeño giro del mando controlaremos el tablero a nuestro antojo.

Gráficos

El juego cuenta con unos gráficos que, aunque estén en alta definición, son bastante sencillos y sin muchas complicaciones, pero el caso es que para un juego de estas características no se necesita nada más y cumplen a la perfección cosa que ya ocurre en la mayoría de juegos del género en los que lo que más importa es la jugabilidad.

Sonido

La verdad es que me esperaba una música más machacona, pero como podréis ver en el trailer es menos de lo que se podría esperar y la verdad es que me resulta muy pegadiza quedando estupendamente con lo que es el juego en sí.

Pero si no nos gusta la música no pasa nada, ponemos la pausa y seleccionamos cualquiera de las canciones que tengamos en nuestra consola (no he probado si vale en un pendrive, pero seguro que sí). Yo por ejemplo jugué un nível con el tema principal de Heavy Rain, que es lo que en ese momento tenía instalado en el disco duro. También hay una cosa a la que hay que estar atento, y es que dependiendo de lo que suene, el decorado de fondo y a veces incluso el tablero, se moverán al ritmo de la música.

Opinión

Sinceramente pensaba que iba a ser un juego que no me iba a gustar ya que hacía mucho que no jugaba a ningún puzzle (si no contamos el Catherine) pero tal y como iba jugando me iba enganchando más y más intentando pasarme las pantallas en las que me mataban cada dos por tres o intentando superar el record de otros jugadores, los cuales, creedme, son bastante complicados.

La verdad es que el juego no está tan caro y por lo que cuesta, 400MS o 4’99€, nos ofrece mucho más que algunos mapas multijugador que a veces llegan a costar el triple. Por lo menos con Mercury HG tenemos la diversión asegurada durante un rato.

Eso sí, aunque hubiese sido interesante un multijugador en el que poder interactuar con otras personas el juego no lo tiene y la verdad es que no creo que le hiciese falta ya que con los modos de juegos que tiene ya tenemos más que suficiente para pasar un buen rato.

Vídeo

http://www.youtube.com/watch?v=mgxkCqDOEaY