El viernes pasado me llegó el Zone Of The Enders HD Collection de XBox 360, juegos que me encantaron en su día y que dentro de poco seguro que jugaré, lo interesante es que por fin podíamos probar una demo de Metal Gear Rising: Revengeance que venía con el juego y que, a pesar de ser corta, es espectacular.

Hay que decir que habiendo probado esta demo cada vez hay más ganas de disfrutar de este juego de Platinum Games el cual se juntará en poco más de un mes con la salida de otro de sus juegos, Anarchy Reigns.

El juego recuerda a los Metal Gear de la saga principal en algunas cosas como en la cantidad de conversaciones que hay y en la utilización del codec en las que podremos hablar con los diferentes compañeros, pero ahí se acaba la diferencia y es que, a pesar de ser un spin off, hay que tener en cuenta de que esta vez controlamos a Raiden en su modo Cyborg Ninja y como tal nunca ha ido a escondidas si no de cara y con movimientos rápidos, algo que aquí conseguiremos ralentizando la acción y cortando en pedacitos todo lo que nos encontremos por delante.

Quizás algo que pueda chocar al principio sea la forma que tiene de protegerse Raiden de los ataques enemigos, y es que para hacerlo será una especie de parrying, estilo Street Fighter III, en el que tendremos que pulsar la dirección del ataque del enemigo y nuestro botón de ataque, algo a lo que acabas acostumbrándote pero que hubiese sido mejor que estuviese en algún otro botón.