Ya hacía dos semanas que no hablaba nada de lo que tenemos actualmente en cartelera, desde la excelente Eva, película española que os recomiendo. En este caso me he visto In Time, película que a mi me ha recordado al gran clásico de ciencia ficción Fahrenheit 451 basada en una novela de Ray Bradbury (película que también recomiendo…) o La Isla del inefable Michael Bay

Pero antes de decir el porque me recuerda a esas películas, mejor os hablo del argumento y de porque me ha gustado a pesar de un par de fallos garrafales en el guión justo al final de la película.

Historia

En un futuro se ha descubierto como anular el gen del crecimiento del genoma humano por lo que ahora la gente ha dejado de envejecer. Así que, todo ser humano del planeta cuenta con 25 años de vida, a partir de que cumplan esa edad no envejeceran, pero un reloj con cuenta regresiva de un año en su brazo les indicará el tiempo de vida que les queda para morir y para ganar más tiempo tendrán que trabajar ya que el sueldo se paga diariamente en minutos o horas, así como todo lo que necesiten para vivir tendrán que pagarlo con tiempo.

En una sociedad donde los pobres mueren y los ricos viven eternamente, Will Salas salva a un hombre llamado Henry Hamilton el cual posee un siglo de vida de los Minute Men, ladrones de tiempo. Ese hombre ha vivido 105 años y está deseando morir, pero Will se niega a aceptar nada de su tiempo. Henry le explicará que hay tiempo suficiente para todo el mundo, que es una medida innecesaria y que lo hacen los ricos para poder vivir eternamente. Así que después de quedarse a dormir en una fábrica abandonada, Will se despierta para descubrir que Henry le ha traspasado casi todo su tiempo y, a falta de pocos segundos de vida, lo ve caer inerte desde un puente.

Es por lo que le ha explicado que Will decide aprovechar el tiempo que le ha sido otorgado para intentar buscar una solución y es así como se dirige a Nueva Greenwich. Allí conocerá a Sylvia Weis, hija de un millonario que posee varios millones de años y lo invitará a una fiesta privada en la mansión. Pero en medio de la fiesta aparecerá Leon, el guardián del tiempo el cual lo acusará de la muerte de Henry y le confiscará los años que le traspasó. Will decide huír y para conseguirlo, secuestrará a Sylvia.

Opinión

No es una gran película, pero es una película que engancha a pesar de, como ya he dicho, unos cuantos fallos en el guión y que dudo mucho que solucionen en las versiones domésticas con más minutos de metraje. Otro de los fallos de la película es el accidente que sufren los dos protagonistas en un Jaguar eléctrico descapotable, en el que se nota que el vehículo accidentado es una maqueta y que encima no salen disparados al ser un descapotable.

Aún así la temática no está nada mal, una sociedad en la que los ricos o el gobierno controlan a los pobres, algo como lo que vivimos en estos tiempos pero limitando más a los seres humanos que no pueden costearse una buena vida. Así que me recuerda como ya he dicho a Fahrenheit 451, La Isla o también a otras películas más antiguas como La Fuga de Logan. De todas formas al final la película tiene algunas diferencias con las mencionadas anteriormente y se convierte en una especie de Robin Hood.

Además de eso es una película que aún estando basada en un futuro, lo único futurista son los relojes en el brazo o los coches eléctricos, todo lo demás se mantiene como en la actualidad, guetos o rascacielos. Y encima si os gusta Olivia Wilde… he de deciros que aparece un poco en la película.