Esta semana no os penséis que le he metido caña a más juegos de los que le metí la semana pasada. Empecé el MadWorld y el Ryu ga Gotoku Kenzan!, el primero lo he terminado esta semana y el segundo sigo liado a él. El sábado hice lo que llamé “Maratón Vanquish“, que consistió en pasarme ese título de Platinum Games de un tirón, y posteriormente me puse otro juego de Shinji Mikami para Game Cube que había comprado hace años a buen precio en Play-Asia, el P.N.03.

Y aquí es donde empieza está séptima semana de Hikikomori Paradise.

Lunes, 7 de Mayo de 2012

Después de trabajar me pongo otra vez con el Kenzan! para hacer capturas de un par de localizaciones para el anterior Hikikomori Paradise. Pero bueno, no solo hago eso ya que también sigo jugando. Ahora Haruka trabaja en el local de las geishas y me paga una moneda de oro para contratar mis servicios y termine con un hombre que se hace pasar por Musashi MiyamotoKiryu acaba aceptando su oferta.

Además de eso empiezo a encontrar las famosas Revelaciones, en las que Kiryu creará técnicas especiales viendo situaciones cotidianas en la vida diaria de Kyoto, mediante un papel y un pincel dibujará el nombre de esa poderosa técnica. Lo que no se aún es como se utilizan… También tengo un duelo con Ito-san al atardecer en la orilla del rio Kamo y que es simplemente espectacular.

Sigo con Madworld por donde lo dejé, y la verdad es que como dije la semana pasada me está encantando. No me está entrañando ninguna dificultad el pasarme a los enemigos, pero lo estoy disfrutando, creo que me hacía falta soltar un poco de adrenalina, que con el Mass Effect 3 y Metal Gear 3D poco puedes.

Juego una fase en la que he de conducir por una autopista matando a todo aquel que se me cruce por delante o intente saltar desde otro vehículo hasta mi moto. Al final de la pantalla me encuentro con una especie de nazi llamado Frederick Von Twinkerkiller  que lanza huracanes desde sus brazos. Tampoco me cuesta mucho y voy pasando de pantallas.

Martes, 8 de Mayo de 2012

El siguiente mundo es el de los zombis, y los enemigos se regeneran a menos que los parta por la mitad… algunos hasta partidos en horizontal son capaces de reptar hasta mi y agarrarme de las piernas, por lo que lo más fácil es aplastarles la cabeza con las botas.

Sigo con las pantallas del castillo, me enfrento a un hombre lobo y a su manada. La verdad es que tampoco me cuesta mucho a pesar de que realizan ataques combinados, pero me meto en una de las habitaciones del castillo y allí los acorralo hasta que consigo cargarme al jefe.

Miércoles, 9 de Mayo de 2012

Parece que Jack ha ido a la isla a rescatar a la hija del alcalde, pero cuando va a salvarla ve que los ricos están disfrutando de la masacre, por lo que le da una buena ostia a la tía y se larga.

Lo siguiente es un castillo con una enorme estatua de la Justicia a la que puedo lanzarle zombies contra su espada mediante una enorme catapulta. Aquí me encuentro a un enemigo con un enorme taladro y que no se porque pero nunca muere…

Y finalmente llego a Frank, el monstruo de Frankenstein y un jefe que me mata todas las vidas, teniendo que repetir la misión entera desde que entro a las mazmorras… una putada, ya que cuando vuelvo a llegar a Frank vuelve a pasar lo mismo, así que grabo partida y me piro a dormir, que mañana tengo que ir a currar a Fraga.

Como Fraga es un coñazo y parece ser que no hay cine, me voy a Lleida que está a 30km y me veo Safe de Jason Statham.

Jueves, 10 de Mayo de 2012

Al final me convencieron para quedarme a dormir en Fraga para estar mañana el día de la inauguración de un supermercado y por si acaso falla alguno de los ordenadores de las cajas o de la oficina. Así que hoy no juego a nada, llego a casa a las 19 horas y me echo una siesta que dura hasta las 24 horas

Viernes, 11 de Mayo de 2012

Pues nada, después de currar me vuelvo a poner al MadWorld, a ver si consigo acabármelo porque no debe quedarme mucho.

Así que volvíendo a donde lo había dejado anteriormente, me lío contra el amiguito Frank, esta vez por suerte he conseguido alguna continuación más en las mazmorras y lo pongo a caldo, cuando me tira al agua consigo esquivar los rayos que me lanza y suele quitarme bastante vida, y después cuando intenta recargar energía en la silla eléctrica, consigo que apenas se recupere a base de ostias.

Ahora volvemos con una carrera letal contra enemigos a bordo de nuestra moto hasta llegar a Kojack, un enemigo que recuerda mucho a nuestro protagonista y con el que lucharemos en un duelo a muerte en motos.

La siguiente pantalla vuelve a cambiar a los enemigos básicos, y en esta ocasión no son como los malditos zombies, en un principio me cuesta cargármelos algo más ya que se cubren con porras metálicas… Por suerte hay varios sitios del escenario donde puedo lanzarlos y los siempre útiles pinchos para empalarlos.

Me voy pasando las pantallas de esta zona e incluso lucho contra un enorme tanque… el cual parecía que iba a costarme, pero que realmente no es nada difícil. El siguiente mundo es el del casino, e incluso con la segunda entrega de los dardos bastardos y alguna prueba más repetida. Lo mejor de todo es el Black Baron, el presentador del programa que siempre muere en las pruebas que presenta a manos de su ayudante, Matilda.

Al fin llego al jefe final, toda una sorpresa y el cual realiza llaves de lucha libre, pero poco le sirve contra Jack, el cual lo peta y acaba con él.

Sábado, 12 de Mayo de 2012

Como ya he comentado al principio de la entrada, tenía un asunto pendiente con Platinum Games, y ese era Vanquish. No es que no lo jugase en su día, pero si que tenía una espinita clavada por no haberlo podido degustar como se merecía este pedazo de juego.

Lo que está claro es que puedes jugar de varias maneras, cubriéndote y disparando, deslizándote/saltando con cámaras lentas, acercándote a los enemigos para hacerles increíbles combos… Yo sinceramente me decanto por mezclar las dos primeras, aunque utilizando más la segunda.

Sobre las 15:30 después de comer me preparo un buen vaso de Coca-Cola Zero, y pongo el juego en la 360 conectado a través de la capturadora para hacer una captura de tooooodo el juego, con mis fallos, pausas y demás (cualquiera busca después lo que está mal en el editor de vídeo…). De todas formas, después de 24 horas comprimiendo el vídeo al Sony Vegas se le ha ido la olla y no ha acabado comprimiéndolo, se ha quedado al 74% y de ahí no se movía xD

Gracias a Platinum Games volvemos a la guerra fría en al que dos naciones estaban enfrentadas una a la otra, por un lado los Norteamericanos, los cuales como ya sabemos son la policía del mundo, por otro los rusos, siempre más avanzados que los americanos en dicha guerra y odiados por ello.

En este caso han usado un sistema de microondas para destruir San Francisco y amenazan con hacer lo mismo con Nueva York si no se cumplen sus exigencias. Así que para allá que va un pelotón de Marines a una estación espacial desde que han disparado el rayo, también les acompaña Sam Gideon (el otro Sam) un miembro de DARPA y el cual lleva un prototipo de armadura la cual lleva propulsores para poder moverse rápidamente y es muy resistente.

Ahí voy yo controlando a Sam, utilizando el tiempo bala para ralentizar el tiempo y destruyendo robots a mi paso… un momento, ¿robots? Que pasa, los rusos mandan robots para conquistar una colonia y los americanos son tan listos que mandan Marines para que hayan bajas humanas? Es algo que no entenderé del guión, pero bueno, así mola mas.

Me parapeto en una barricada y enciendo un cigarrillo que posteriormente, tras una calada, tiro para despistar al enemigo. Salto de mi cobertura y antes de que se den cuenta y gracias al tiempo bala destruyo a tres robots disparándoles a la cabeza, soy el puto amo.

Muy pronto aparece el primer jefe de nível, el robot KNRB-0 Argus. Un enorme bicho que está dispuesto a hacermelas pasar canutas. Y que casi lo consigue.

Tras unas 7 horas y media de juego, con algún descanso entremedias, Maratón de Vanquish, 7 horas seguidas, unas horas llenas de acción, adrenalina y humor, mucho humor. Por ejemplo cuando Sam le pone una jeringuilla a un Marine caído en combate para reanimarlo y suelta: “Toma un zumito“, frase memorable y que para mi pasará como una de las mejores en cuanto a doblajes en español, tan mítica ya como el “Pero que coño” de Snake en la primera entrega de la saga de boca de Alfonso Vallés, el que por cierto tiene un papel en esta entrega, la del Teniente Coronel de los Marines, Burns, el cual siempre está picado con Sam y también soltará alguna buena frase, como: “Necesitaré un arma más grande” (menos mal que no dice “Nesesito un arma“)

Tras esta gran maratón y el buen sabor que me ha dejado el juego, decido ponerme a buscar por internet para comprar otro juego de Shinji Mikami para Game Cube y que ya tenía en japonés, el P.N.03 o Product Number 03, solo que me interesaría más entender la historia. Antes de decidirme por pedirlo decido probar la versión japonesa.

Muy pronto veo que en el juego no hace falta entender nada, no hay ningún vídeo de introducción, solo un par de imágenes fijas en el que Vanessa Schneider, la prota, habla con alguien y ya está. Hay que decir que el juego ya tiene un 7 solo por Vanessa, y la verdad es que el diseño de la protagonista es lo más destacable del juego.

Iremos avanzando por un mapeado compuesto de diferentes enemigos en los que dispararemos plasma desde la palma de las manos, además, mediante la cruceta puede realizar ataques especiales con movimientos como los de cualquier Street Fighter. Me gusta como Vanessa se mueve al ritmo de la música cuando estás quiero, pero es una lástima que cuando dispares no puedas hacerlo en movimiento, y a veces esquivar no es tan preciso como debería. Aun así y a pesar de no tener un modo historia interesante me he llegado a la sexta misión.

Domingo, 13 de Mayo de 2012

Ya que tengo el P.N.03 puesto en la cube, pues continuo y sufro la tortura de pasarme 2 niveles más al ritmo de la música y sin apenas sudar nada por lo fácil que me está resultando, además de que los enemigos siguen siendo los mismos que antes.

Y para terminar el día, continuó mi partida al Kenzan!, la verdad es que se está poniendo interesante la historia y en un descuido, un policía con el que me he cruzado (marca en el mapa quien es) ha empezado a perseguirme y ha avisado a dos compañeros más. Así que he tenido que salir huyendo y evitando las calles por las que pasan hasta que por fin consigo despistarlos.

Después de eso me dirijo a una nueva zona que se me ha abierto en el mapeado y en el que acabo enfrentándome a un duelo con el maestro del dojo al que había ido anteriormente, el maestro sabe que somos Mushashi Miyamoto. Kiryu consigue ganar, pero de entre las sombras aparecen samurais que quieren aprovecharse de la situación y acabar con él. Por suerte aparece Ito-San y cubre la huída de Kiryu al que le dice que se dirija al Sanjusangendo.

Ya está, se acabó por esta semana, un poco más tarde de lo que tenía planeado, pero creo que un miércoles aún es un buen día. ¿Lograré terminarme el Ryu Ga Gotoku Kenzan! está semana? La respuesta, pues la semana que viene en Hikikomori Paradise.