Volvemos con una semana más de Hikikomori Paradise, y aunque parezca mentira, solo he jugado a Mass Effect 3 y probado un par de juegos que he comprado. Sí, se que lo pongo con un día de retraso, pero no ha habido mucho tiempo después de tener que digerir el “excelente” final de este juego de ciencia ficción.Así que nada, allá vamos y, por si no os habíais dado cuenta en los anteriores Hikikomori Paradise, con muchos spoilers de por medio. Odio la palabra spoiler, ¿Cómo se dice en castellano?

Lunes, 23 de Abril de 2012

Sigo con la partida del Mass Effect 3. He conseguido escapar de la misión en la que tenía que rescatar un grupo de exploradores con la ayuda de Grunt, para mi sorpresa me he encontrado con la reina rachni, a la cual le dije en la anterior entrega que la dejaría vivir si no causaba más problemas… bueno, la he perdonado ya que estaba siendo controlada por los segadores, y a cambio me ha prometido su ayuda para derrotarlos.

Me voy dando vueltas de vez en cuando por la ciudadela y hablando con los personajes, he conseguido que todos los grupos de Aria me sigan y de vez en cuando hablo con Kelly Chambers, de Mass Effect 2, que está escondiéndose de Cerberus.

Lo último que he hecho ha sido liberar a una colonia del ataque de Cerberus, y cuando lo iba a apagar ya… Liara me ha llamado a su camarote… ¿Qué querrá ahora?.. Pues no quiere sexo, ni siquiera hay escena de charla, simplemente me da el coñazo con teorías cuánticas y después me dice que quiere enseñarme algo en mi camarote, así me gusta, que tome la iniciativa, pero allí solo me enseña un registro que ha hecho con información de los relés de masa, los segadores e incluso de Shepard. Y ahora sí, a dormir y mañana a ver con que sigo.

Imagen de previsualización de YouTube

Martes, 24 de Abril de 2012

Pues nada, he tenido que cambiarle las ruedas a la furgoneta y como tardaban una hora me he ido a dar una vuelta por el Media Markt que estaba al lado. Una hora ha dado para mucho y me ha dado tiempo a mirar las ofertas que tenían en juegos. Curiosamente han puesto un montón de Battle Fantasia, un juego de Arc System Works por 15€, también he encontrado en una de esas cestas con juegos baratos el Child of Eden, y como sabía que no era necesario el Kinect para jugarlo pues lo he comprado, que solo valía 9’49€. Lo último que he comprado ha sido la película en BluRay de EVA, una película española que me encantó cuando la vi en el cine.

Después de trabajar por la mañana y a la hora de comer pruebo los dos juegos. El Battle Fantasia no tiene muchos personajes, pero gráficamente está muy bien, solo pruebo un personaje ya que no me da tiempo a más, una chica gato llamada Coyori, y que seguro que sería el personaje favorito de Snatcher. Tampoco me he llegado mucho, solo al segundo personaje… creo que cada día soy peor en los juegos de lucha, y eso que no he jugado con el stick.

Así que le toca el turno a ver que tal está el Child of Eden, y bueno, un poco psicodélico, pero mola que que Rachel Rhodes de Genki Rockets sea Lumi, una ídolo virtual de un proyecto de Tetsuya Mizuguchi con el mismo nombre y que ya tiene 2 discos a la venta. La verdad es que ya por la canción de Heavenly Star ya merece la pena el juego, aunque solo me haya salido en la presentación y que desgraciadamente sea un maldito remix…

Es cierto que es un juego para Kinect, pero si recordáis uno de los anteriores juegos de Mizuguchi, Rez, veréis que el juego es muy parecido, por no decir igual. El principio del juego no tiene un vídeo CG, si no en imagen real con unos cuantos efectos y en el podremos ver a Lumi que se despierta en Eden tras haber fallecido años antes.

Imagen de previsualización de YouTube

He jugado la primera pantalla y he tenido que ir soportando el pesado tutorial que sale en medio de la pantalla pausando el juego (bueno, antes de que me saliesen algunos ataques y demás ya había probado todos los botones y sabía hacerlos…)

Tras pasarme lo que creía que era el primer jefe final, llego a un pasillo en el que hay unos muros con unos cuadrados en ellos que he de destruir para poder continuar… pero me estampo contra el tercero y se acaba la partida. No se si me he equivocado o que y he dicho de no continuar jugando ahí, pero desde el menú principal no veo forma de continuar donde me han matado.

Y bueno, que hoy ha salido la demo del Dragon’s Dogma. Me he creado un personaje, que en esta ocasión ha sido uan tía (normalmente es un tío, menos en las demos). He probado las dos pantallas que vienen, el prólogo y un combate en el campo, y he de decir que el juego es impresioannte… estoy deseando que salga ya a la venta (encima con la demo del Resident Evil 6)

En el prólogo llevaremos a un personaje ya creado y tendremos que adentrarnos en una cueva hasta llegar a una quimera que nos las hará pasar canutas. En la Misión de Campo empezaremos directamente en un combate contra un glifo… y joder, elegí a una tía con arco y controlarla es simplemente espectacular, me gusta mucho el control con el arco, mucho más manejable que en un Monster Hunter, y con las dos espadas cortas (no se si elegí a una strider)

Imagen de previsualización de YouTube

En cuanto a Mass Effect 3, retomo la partida después de currar y hay varios personajes que quieren verme en la ciudadela, Jack para echarme un bailecito, el Teniente Cortez que por fin se decide a salir de la Normandia para ver si puede ligar conmigo… y un batariano que quiere vengarse de mi por haber acabado con 305.000 de su especie… y que bueno, ¡JURO QUE YO NO FUÍ!, más que nada porque era un puto DLC que yo no descargué.

Miércoles, 25 de Abril de 2012

Después de eso, Ashley decide volver a unirse a la Normandia, además ahora es una Espectro gracias al cabroncete de Udina.

Ya en la nave, Liara me informa de que las asari empiezan a necesitar mi ayuda, así que me piden que vaya a un monasterio donde puede que hayan Ardat-Yakshi y con la misión de destruirlo. Allí me encuentro con Samara, la cual está preocupada por dos de sus hijas, y por primera vez en todo el juego, me encuentro con el peor enemigo de todos, las banshee, asaris convertidas en cascarones.

La verdad es que de una en una aún se pueden manejar bien y te las puedes cargar, al menos siendo soldado, pero si te vienen más  de una es una gran putada, y más si se juntan con caníbales o otros enemigos armados, te las hacen pasar canutas…

Jueves, 26 de Abril de 2012

Tras pasarme la misión del monasterio Asari, me informan de que en un planeta hay unos científicos que han desertado de Cerberus y están siendo atacados por los soldados de la compañía. Shepard cree que es una buena oportunidad para contratar a científicos para el Crisol y decide ir a ayudarlos. Para su sorpresa, se encuentra a Jacob, el cual también ha decicidido huír de Cerberus y además, está liado con Brynn, jefa de los científicos.

Shepard se compromete a ayudarlos a escapar, tanto a los científicos, como a los refugiados civiles que hay con ellos. Para ello tengo que activar unas torretas antiaereas que nos permitan salir volando con las lanzaderas.

A pesar de que se lo pido, Jacob decide no venir conmigo a la Normandia e irse con la Doctora Brynn a ayudar en el Crisol. Por mi parte es hora de volver a la nave a ver que es lo que se cuece por allí.

Viernes, 27 de Abril de 2012

En la nave recibo unos cuantos mails, uno de Ashley pidiéndome que vaya al muro memorial en el que estará su hermana llorando a un ser querido fallecido y otro de Garrus que me pide que me reuna con el para pasar el rato haciendo el tonto por la ciudadela.

Por otra parte, también había recibido un mail de Samara que decía que estaría por la ciudadela. Pero nada, intento convencerla para que venga a la nave y otra que se niega por noseque hostias de las justicieras, pero que ofrecera su ayuda a la causa en la medida de lo posible.

También a Liara le ha dado por mandarme un mail para que me encuentre con ella en el presidium. Y es aquí cuando se me declara, y como no, acepto. ¿Quién no ha querido tener alguna vez a un ser azul y con tentáculos en la cabeza en su vida?

Sábado, 27 de Abril de 2012

Sigo con las misiones en las que he de ayudar a la flota Quoriana a acabar con sus eternos enemigos, los Geth, una raza sintética que crearon y que se revelaron contra ellos. Para está misión cuento con Tali en mi pelotón y con la ayuda de Legion.

Con la ayuda de esos dos realizo unas cuantas misiones para terminar con el control que los segadores ejercen contra los sintéticos. En la última de ella he de luchar cara a cara contra un grandioso segador con la ayuda de un láser y los disparos de toda la flota quoriana sobre él gracias a que SID ha conectado los sistemas de guía de la Normandía para que puedan apuntar con precisión al objetivo.

Después de eliminar al segador me ha tocado tomar una decisión muy difícil, y he tenido que elegir entre matar a uno de dos personajes de las anteriores entregas… He intentado cargar partida varias veces para ver que opciones tenía y si podía salvarlos a los dos, pero ninguna me llevaba a eso, por lo que he tenido que elegir, y los dos eran muy buenos personajes. Y acabar con toda una raza te deja hecho polvo.

Gracias a eso consigo el apoyo de una gran flota con la que acabar con la amenaza de los segadores. También empiezo a estar un poco cansado de tanta misión secundaria que solo sirve para ir aumentando el grueso de nuestras fuerzas aliadas y que a veces solo es a ir a una galaxia y buscar un objeto lanzando una sonda.

Tali decide unirse definitivamente a la Normandia, y me dice que quiere verme en mi camarote… bueno, fue la conquista de mi Shepard en Mass Effect 2, así que supongo que quiere algo más que hablar. Pero no, me dice que yo ahora ya tengo a Liara y que me olvide de ella, sin rencores y demás.

Domingo, 28 de Abril de 2012

Las asari vuelven a necesitar mi ayuda, y esta vez para algo más grave que lo del monasterio. Thessia, su planeta natal está siendo invadido por los segadores y parece ser que en el templo de su diosa hay algo que puede ser de utilidad para acabar el Crisol, el catalizador.

Allá que voy. He de hablar con la líder de un escuadrón de asaris para decirle que me deje pasar hasta llegar al templo. Pero poco después de llegar los segadores aterrizan en el planeta… Poco a poco todas van cayendo y Shepard no tiene más remedio que ir por su cuenta eliminando enemigos para llegar al templo.

Parece ser que lo que allí hay es una baliza proteana la cual contiene una IA de un proteano la cual podrá explicarnos algo acerca del catalizador… Pero cuando todo parece que no puede ir peor, aparece Cerberus, y tras un combate contra Kai Leng en el que perdemos, se llevan los datos necesarios para acabar el crisol. Además, por culpa de eso el planeta es arrasado por los segadores y Shepard acaba muy destrozado culpándose por ello e incapaz de dar la cara ante la consejera asari.

Pero la mala ostia se pasa rápido, en cuanto viene Liara a su camarote y después de convencerlo de que no ha sido culpa suya, acaban acostándose. La típica escena de BioWare para la ocasión en la que no se ve nada… y con esos gráficos una lástima que no se vea algo más, aunque sea una teta, joder.

Shepard decide que es hora de acabar con Cerberus si realmente quieren tener una oportunidad de acabar con los segadores y que estos no interfieran con el éxito de la misión, por lo que gracias a Traynor, han descubierto el paradero de su base secreta.

Lo que ven allí les horroriza, Cerberus, aprovechando los refugiados que llegaban por culpa de la guerra, utilizaba a los humanos para investigar sobre como convertirlos en cascarones. Lo peor de todo es que los experimentos estaban teniendo éxito y, gracias a los restos del humano segador conseguían controlarlos, por lo que el Hombre Ilusorio cree que es posible controlar a los segadores.

Después de destruir a Kai Leng y a toda Cerberus, descubren que el verdadero catalizador no es lo que habían encontrado en Thessia, si no que es la ciudadela. Pero por culpa del Hombre Ilusorio los segadores deciden teletransportarla a la órbita terrestre y cerrarla para que no puedan acoplarle el crisol. Así que ha llegado la hora de la verdad, la hora de la última batalla por salvar la galaxia, así que toda la flota que ha conseguido Shepard se teletransporta al relé de masa de la Tierra.

Ya no puedo ni con mi alma, y cuando salen las pantallas de carga aprovecho para pulsar el botón del menú de la 360 para que cuando se acaben las cargas se pause el juego y no perderme nada. No se cuanto tiempo, pero me he quedado dormido… quizás solo hayan sido un par de minutos, ya que son las 5 de la noche. De todas formas poco debe quedarme ya para acabar, así que lo apago y me voy a la cama.

Misión, Salvar la Tierra, eso es lo que toca hoy… Y como tampoco tengo mucho que hacer, pues me pongo a ello. La batalla final se realiza en Londres, y muy pronto me encuentro a Anderson que aún sobrevive a la invasión. me pone al corriente de las cosas y me dice que hay que destruir un rayo para que el Crisol pueda unirse a la ciudadela.

Allá que voy, esquivando segadores, matando carniceros y protegiendo dos baterías de misiles capaces de matar al enorme segador que nos impide acercarnos. Poco a poco la resistencia va cayendo y tenemos que activar nosotros las baterías con ayuda de SID, pero mientras ella lo activa, tenemos que resistir las hordas de enemigos que nos llegan por todas partes, y aquí es donde se pone jodido el tener que resistir a dos Banshees acompañadas de los turianos adoctrinados y de fondo el sagador lanzando rayos.

Cuesta mucho acabar con las dos putas, pero cuando consigo hacerlo y destruir al segador, llega la última misión, ir hacia el rayo que impide la aproximación del Crisol. Vamos todos corriendo hacia el, el escuadrón que me acompañaba y lo que queda de la compañía Martillo con Anderson al mando. Pero cuando estoy a punto de llegar, una explosión nos tira por los aires.

Mis compañeros mueren y Shepard consigue llegar a rastras hasta el teletransportador que lo llevará al interior de lo que podría ser la ciudadela. Allí llegará hasta el Hombre Ilusorio, el cual tiene pinta de haberse fumado algo gordo y de haber sido adoctrinado.

Tras una charla con él, Shepard consigue llegar al corazón de la ciudadela, lugar donde se encuentra a…. UN PUTO HOLÓGRAMA DE UN NIÑO… que dice ser el catalizador y el responsable de que los segadores lleguen cada cierto tiempo para destruir a todas las razas orgánicas que hayan madurado lo suficiente dejando solo a las que llevan menos tiempo de vida para que así mo se destruyan entre razas orgánicas y sintéticas como ha ocurrido con los Geth. Una mierda explicación que no lleva a ninguna parte y que se han sacado de la chistera, vaya.

La única solución para salvar a todos es controlar a los segadores, y eso solo puede hacerlo Shepard… pero a riesgo de su vida y de la destrucción de los relés de masa, y raro que no de la ciudadela, que también es tecnología antigua…

Entonces se abren tres pasadizos, y Shepard tiene que elegir uno de ellos (yo ni lo sabia que era elección de final y me fuí al de la izquierda xDD). Así que activo una especie de palancas que hace que me pulverice mientras recuerdo a los colegas y explosiones de colores, un color diferente según lo que hayamos hecho durante el juego. Y nada, así acaba está saga, una saga que desde el principio nos prometían diferentes finales según lo que hubiesemos hecho en anteriores partes y que al final se limita a eso, a un vídeo CG cambiando los tipos de explosiones y poco más.

En un principio no me pareció tan mal, pero tal y como lo fui pensando, ves los muchos fallos de guión que tiene ese “final”, en el que si los relés de masa son destruidos, en la Tierra quedan todas las razas aliénigenas y, en cambio, al final parece que no ha quedado nada.

Pues nada, vuelvo a probar el Child of Eden, a ver si hay manera de pasarme la primera pantalla, Matriz. Pero no hay manera, por mucho que lo intento, siempre llego a los malditos muros, así que le van a dar mucho por culo por hoy.

Y por último, unas cuantas fotos turísticas de Shepard.