Por fin llegó el momento que muchos de los que disfrutamos jugando Online al primer Monster Hunter de PS2 habíamos estado esperando desde el principio de la generación de consolas HD, y después de que se cancelase Monster Hunter 3 para PS3 y acabase cayendo en la Wii de Nintendo y próximamente para Wii U y 3DS y el 4 también para esta última, finalmente pudimos disfrutar de un juego de este estilo en una de estas dos consolas, XBox 360 y PS3.

Aunque seamos realistas, Dragon’s Dogma no es un simple Monster Hunter, si no que va mucho más allá y cambia algunas de las cosas que hicieron famosa a la otra saga de CAPCOM, como por ejemplo, mostrarnos un mundo abierto por el que poder pasear y, sobretodo, subir de nivel a nuestros personajes y acompañantes y además, ya tenemos anunciada una nueva expansión llamada Dark Arisen.

Historia

En un pequeño pueblo de pescadores, un día en el que los caballeros del duque Edmund Demonsbane, están intentando reclutar gente para acabar con el Gran Dragón el cual no tardará en reaparecer después de siglos de ausencia, pero antes de que se den cuenta, las nubes se separan en el cielo, y entre ellas aparecen cientos de arpías y la gran sierpe envuelta en llama que se avalanza hacía tierra aterrizando en la playa de Cassardis y atemorizando a la población.

Mientras todo el mundo huye despavorido, solo un pescador se atreverá a coger una espada y enfrentarse al dragón y, en un golpe de suerte, clavarle su espada en la zarpa. El dragón sorprendido se acerca al pescador y recitando unas palabras en el idioma de los dragones, le arranca el corazón para después comérselo, el pescador se desmaya y parece muerto en la arena.

Pero lejos de estar muerto, y a pesar de no tener corazón y si una gran cicatriz en el pecho, se despierta en la cama de su casa, aún sigue vivo, parece ser que el dragón lo ha elegido como al nuevo Arisen, y a partir de ese momento, si quiere recuperar su corazón tendrá que tomar las armas y enfrentarse a él.

El Arisen tomará una de las armas que está en  su habitación y partirá, a la salida de la aldea surgirá una persona de una de las llamadas piedras de la falla que hay a la entrada de la ciudad, esa persona es un ser creado a imagen y semejanza de un ser humano, es un peón con una cicatriz en la mano que brillará en resonancia con la cicatriz del pecho del elegido y lo ayudará en su misión.

Los dos partirán hacía Gran Soren para encontrarse con el duque Edmund el cual fue el anterior Arisen y consiguió librar al mundo de la sierpe. En su camino pasarán por un campamento militar en el que encontrarán una nueva piedra de la falla en la que el Arisen podrá crear a su propio peón que siempre le acompañará y elegir a nuevos acompañantes de la legión de peones siendo acompañado por un total de tres, pero la lucha del elegido será dura, y poco durará la tranquilidad en el campamento cuando aparece una temible hidra. 

 Jugabilidad

Controlaremos al personaje en tercera persona e iremos por las campiñas de un mundo abierto enfrentándonos a trasgos, arpías, lobos, esqueletos y otros enemigos, también nos enfrentaremos a enormes bestias mitólogicas a las que podremos vencer de diferentes maneras, a espadazo limpio, con magia o encaramándonos en ellas para poder matarlas con más facilidad.

Al poco de empezar el juego se nos dará a elegir entre tres oficios distintos los cuales podremos ir aumentando de rango y consiguiendo nuevas habilidades y ataques y posteriormente podremos elegir un oficio mas poderoso de la misma clase.

Así tendremos la clase Strider  en la que llevaremos dos dagas con las que atacar cuerpo a cuerpo a nuestros enemigos y un arco para atacarlos desde lejos, esta clase podremos evolucionarla a Explorador, la cual utilizará además de las dagas arcos largos y finalmente pasaremos a arquero místico pudiendo utilizar arcos de magia y ponernos la ropa de los magos.

La siguiente clase es la de luchador e iremos equipados con espada corta y escudo y su evolución a una clase más alta será la de guerrero cambiando nuestro eficaz ataque rápido y defensa por un ataque devastador y la fuerza bruta de las armas grandes, está clase podrá evolucionarse hasta asesino, la cual será una mezcla de strider y luchador, pudiendo llevar arco y espada corta.

La última clase sería la de mago en la que haremos uso de la magia de nivel bajo y de hechizos de curación, está clase la podremos evolucionar a hechicero en la que tendremos ataques más poderosos y bastante devastadores, aunque en esta ocasión creo que perdemos las opciones de curación y su última evolución sería a guerrero místico, combinando la espada corta y el escudo con ataques mágicos y encantamientos de armas.

Incomprensiblemente no se como no se puede evolucionar a los peones (no se si pasará con el personaje principal) de luchador o guerrero a guerrero místico, cosa que vería lógica.

De entre todos los ataques y habilidades que tengamos podremos las tendremos limitadas y sera otra de las cosas que harán que no todos los peones con los que nos crucemos actúen de igual manera en el campo de batalla.

Por ejemplo con los Grifos irán bien las armas de fuego, por lo que normalmente los magos nos embrujarán las armas con este elemento y tendremos que atacarle a las alas hasta que caiga y así poder darle más caña. Una buena forma para acabar con las Quimeras será cortarle la cola de serpiente, matar a la cabra para que no use curación en el resto y por último derrotar a la cabeza del león, otros enemigos como los cíclopes serán muy patosos y podremos hacer que caigan al suelo si nos agarramos a su pierna y le atacamos.

Las tácticas del juego dependerán mucho de como estén configurados nuestro peón y los que nos acompañarán, igual que con nuestro personaje, podremos elegir entre las distintas clases y también elegirle la personalidad, su forma de actuar y la manera de dirigirse a nosotros en según que situaciones gracias a la silla del poder. Así que en una batalal podremos hacer que ataquen al enemigo más débil, al más fuerte, que se preocupe por su salud o por la de los demás, que huya cuando sea necesario… o que sea una cleptómana como la mía que entraba a todas las casas a coger cualquier cosa.

Y es que, aunque desgraciadamente el juego no tenga un modo online en el que poder jugar con tres amigos, tenemos el tema de los peones,  en el que cada jugador creará un peón que lo acompañará en toda su aventura, pero también podremos entrar a la Piedra de la Falla donde podremos contratar a otros dos peones de otros jugadores, dándoles así experiencia y conocimientos de los lugares y enemigos a los que nos enfrentemos o adquiriéndola el nuestro cuando vuelva de ayudar a “otro” Arisen, así como conseguir objetos y calificación del personaje por parte de otros jugadores, normalmente unos capullos que te dan piedras, calaveras o objetos podridos (¡Con lo que mola mi peona que hasta paso por la peluquería!)

 

Así que mientras vayamos caminando por alguno de los niveles del juego, si los peones del otro jugador han estado ya en esa mazmorra o se han enfrentado a una bestia nos irán dando consejos de por donde ir o cual es el punto débil del enemigo.

Una de las cosas que juegan un papel importante en el juego es la linterna de aceite, y es que el juego es como la vida real, oscuro cuando es de noche, oscuro cuando en una cueva no hay luz, por lo que será un elemento esencial en la aventura si no queremos luchar prácticamente a ciegas.

Dire que el juego cuenta con un extenso mapeado, con muchos sitios a donde ir y muchas pateadas de horas y horas caminando hasta llegar a nuestro destino, no hay otra forma de viajar, si queremos llegar a un sitio tendremos que sufrir esas pateadas y a veces se hace muy cansino. Aunque por suerte podremos comprar o encontrar unos cristales que nos transportarán a la Cofradía de Peones del Gran Soren, aunque suelen ser muy escasos.

Es una pena que el modo historia se limite a un total de unas 12 misiones, así de memoria, que el juego me lo acabé cuando salió, y el resto sean carteles y misiones que nos de la gente con muy poca importancia, como buscar algún objeto perdido, acompañar a alguien hasta algún lugar, o matar 3 Quimeras o otras bestias, misiones que creo que deberían haber tenido más historia y una mejor presentación que un simple anuncio en una pizarra.

Gráficos

En esta ocasión CAPCOM vuelve a echar mano de su excelente motor MT Framework, solo que en esta ocasión el enorme mundo de Dragon’s Dogma le pasa factura en el apartado gráfico, el cual han tenido que sacrificar para que el juego vaya estable en la tasa de frames, aún así tenemos unos excelentes escenarios y un diseño de enemigos impecable.

El diseño de personajes tampoco está nada mal, pero quizás sea de lo peor de todo el título, tanto por expresividad como por algunas de las texturas de la ropa. El creador de personajes, da bastantes opciones para personalizar tanto a nuestro protagonista como a nuestro peón, aunque se echan en falta algunas opciones más y más variedad.

La iluminación de los paisajes, las sombras, el ciclo de día noche con su atardercer y amanecer son dignos de mención, además de los efectos de la magia y la iluminación de nuestra linterna en lugares cerrados creando sombras.

Sonido

En esta ocasión, y al contrario que Monster Hunter el cual contaba con un genial y épico tema principal, para este juego se ha contado con una canción de un grupo japonés llamado B’z, la canción elegida fue el single 24 de la banda Samayoeru Aoi Dangan de 1998 el cual ha sido convertido al tema del juego llamado Into Free Dangan.

La canción me gusta y es un tema pegadizo, pero siempre diré que al final acabaremos como en el cine en el que pagan al grupo de turno por una de sus canciones para ponerlas en una película, esto no tendría que ser así y tendría que ser canciones o melodías compuestas expresamente para el juego. Aunque también tenemos una canción tarareada por una tía en la pantalla de presentación que no está nada mal y que nos pondrá los pelos de punta cuando empiece a sonar en plena partida.

Para los combates contra las bestias se ha elegido una música muy épica que nos meterá de lleno en la lucha mezclado con los gritos de nuestro grupo o el rugir del enemigo, el poder de la magia y el sonido de las espadas golpeando contra ellos.

El juego está en inglés y con subtítulos en castellano, y el doblaje del juego aunque esté en inglés es mas bien normalito.

Opinión

Dragon’s Dogma es un juego increíble, una aventura épica e inmensa a la que yo le he dedicado 135 horas y solo he llegado al nivel 77, pero es que ya estaba cansado de dar vueltas de un sitio para otro sin realizar misiones que tuviesen más chicha y no encontrándome a las impresionantes bestias mitológicas en lugar de la nada y sin ninguna explicación, están ahí y listos.

Un juego entretenido y muy divertido con el que me lo pasé en grande con Scope131 y Skyguso comentando jugadas por twitter y, según unos cuantos,  jodiendo la escasa historia y los enemigos que salían en el juego, además de que compartíamos peones, yo llevaba las suyas y no se si ellos la mía, pero Morla y Charlotte fueron las dos elegidas para viajar por Gran Soren y acabar con el Gran Dragón y lo que vino después… pero eso, ya es otra historia.

De momento esto es todo, cabe esperar que la expansión Dark Arisen nos mantenga enganchados al mando de igual manera que lo ha hecho este, y que nos de muchas horas de juego pudiendo controlar a nuestro personaje con el mismo nivel con el que lo dejamos, sería todo un detalle por parte de CAPCOM.