No se si ponerme a desvariar de lo que significó las primeras imágenes de esta entrega en la que aparecía este nuevo Dante y a las que todo el mundo les diío por decir que era un emo, supongo que no es el mejor momento ya que se ha hablado mucho del tema. Al final, seguramente por las quejas de la gente, han acabado modificando ligeramente el diseño del personaje, pero no, no es emo, aunque sí, ya se ha quedado con el nombre de Emo Dante de por vida.

Este nuevo juego de la saga es un reinicio, algo muy llevado últimamente en esta generación, DmC es una creación del estudio inglés Ninja Theory y este sería su cuarto título, siendo el primero un juego exclusivo para la primera Xbox llamado Kung Fu Chaos, su segundo fue otro título exclusivo, solo que esta vez para PS3, Heavenly Sword y un último juego para PS3 y 360 que demostró que se podían hacer escenarios coloridos con el Unreal Engine llamado Enslaved: Una Odisea Hacia el Oeste.

Historia

Hace mucho tiempo, una Ángel llamada Eva y un demonio llamado Sparda tuvieron una relación que prohibía a uno de una raza enamorarse de la otra, por lo que tuvieron que huir de los suyos. Es así como en su finca, Paradise, alejado de sus enemigos viven una vida tranquila junto a sus dos hijos nacidos frutos del amor de los dos, dos niños gemelos que no son ni ángeles ni demonios, si no que cogen lo mejor de cada especie, ellos son néfilim. Pero son encontrados por Mundus, un malvado demonio que acabará con la vida de su madre, condenará al sufrimiento eterno a su padre y separará a los hermanos.

Aquí es donde empieza la venganza de Dante.

Años más tarde, Dante es despertado en su caravana por una joven medium llamada Kat y le avisa que un demonio cazador está a punto de llegar, por lo que es mejor que lo acompañe. Es entonces cuando el joven es trasladado al Limbo y la chica decide guiarlo para que pueda encontrar un lugar por el que salir.

Tras derrotar al demonio, Kat le dice que pertenece a La Orden, una organización que el famoso presentador televisivo tilda de terroristas. Dante la acompaña a la guarida y es allí donde conoce a Vergil, su líder, el cual le ayudará a recordar su pasado, ya que, curiosamente, los dos perdieron la memoria a la edad de siete años. Para ello lo llevará a una antigua casa, lugar donde Dante empezará a recordar y se aliará con su hermano para acabar con la sociedad controlada por Mundus y sus secuaces y así vengar lo que le hizo a su familia en el pasado.

¡Pero que guapa es Kat!

Jugabilidad

A pesar de lo que todos suponíais y a pesar de que el juego va a 30FPS en vez de a los 60 a los que estamos acostumbrados, sin duda la jugabilidad de este Devil May Cry es una auténtica maravilla y bastante intuitiva en lo que a su sistema de combate se refiere.

Así que, siempre hablando de la versión de 360 que es la que he jugado, tendremos los botones para hacer nuestros ataques y saltar configurados como en casi todos los juegos del género, X para disparar nuestras armas de fuego que tengamos equipadas en ese momento, Y para el ataque normal, B para el ataque especial y A para saltar. Pero no solo tendremos esos botones para recrearnos y hacer unos combos con estilo, si no que también podremos combinarlos con los poderes de Ángel o Demonio de Dante.

La primera pantalla es un parque de atracciones.

Y es que en esta ocasión al ser un Nephilim, nuestro protagonista podrá utilizar los poderes de uno o de otro dejando pulsado el botón LT para el modo Ángel y las armas rápidas y RT para el modo Demonio y las armas lentas y contundentes, por lo que en cualquier momento podremos combinar unos con otros dependiendo de cual de los dos botones pulsemos o si no lo apretamos. También tendremos el Devil Trigger que podremos accionar cuando se nos rellene una barra de poder y que, además de cambiarle de color a Dante y ser blanco, elevará a los enemigos y podremos ejecutar combos aéreos.

Gracias a que iremos desbloqueando ataques y consiguiendo nuevas armas o poderes, tendremos la posibilidad de volver a jugar y acceder a algunas zonas que no podíamos en nuestra primera partida, algo que hace que el juego sea rejugable al menos una segunda ronda.

Gráficos

Parece que está mal visto que te gusten los diseños del nuevo Dante y el resto de personajes de este juego creado por Ninja Theory, cuando los dos molan. Lo que quizás, para mi pase en este juego es que los diseños son más realistas y más actuales, transcurriendo en un mundo que recuerda más al nuestro que a los que se vieron en los otros, en el que lo gótico se llevaba más.

“Bob Barbas, haciendo el trabajo de Dios.”

Ninja Theory ya nos demostró lo bien que sabía utilizar el Unreal Engine en Enslaved, creando un mundo colorista y con escenarios con mucha vegetación con este motor gráfico que es bien conocidos por todos por que la mayoría de los juegos que se hacen con él suelen ser de tonos grisáceos. En DmC van más allá y los escenarios del juego están cambiando de forma continuamente creando un aspecto del juego espectacular, aunque para eso hayan tenido que sacrificar la tasa de frames y el juego ira a 30 fps al contrario que otros juegos que van al doble, cosa que a mi me da igual ya que el juego va solido a 30 y no tiene ninguna perdida.

Hay escenarios que son espectaculares.

Sonido

Este es el primer juego de la saga que nos viene con doblaje en castellano, y a pesar de que haya gente a la que le haya gustado, para mi las voces son demasiado infantiles para el trio de personajes principales, eso si no tenemos en cuenta que en un momento puntual del juego se desincroniza completamente, un error que podría ser culpa de la compresión posterior del vídeo con el audio, vete a saber.

En cuanto a la música, en esta ocasión no se ha contado con compositores japoneses, siendo el más conocido y el que ha trabajado en más canciones de la saga Tetsuya Shibata, sin embargo se ha contado con la composición de canciones por el juego por algunos grupos, en teoría conocidos pero yo como de música no tengo ni puta idea pues eso, esos grupos son Combichrist y Noisia, con el tema principal compuesto por los primeros que le queda de puta madre al juego a pesar de que sea una canción muy machacona, pero que en le juego queda de putísima madre.

Opinión

Los diseños del juego por parte de Ninja Theory pueden o no pueden gustar, a mi al igual que los de Enslaved me gustan a pesar de que los de este juego me gustasen más los japoneses de los anteriores juegos, pero lo que está claro que el juego gracias a su sistema de control y a su jugabilidad les encantará a todo aquel que disfrute del género. La verdad es que después de los combates de su anterior título la compañía ha sabido mejorarlos y crear algo que se controla muy bien.

El Devil Trigger de Dante.

Sin duda para mi este DmC será de lo mejor de este año, ya que como siempre seré incapaz de decidirme por solo un título, ¿para qué si seguro que disfrutaré muchos más juegos a lo largo del año? A mi me ha encantado y espero poder ver algo nuevo de Ninja Theory en un futuro no muy lejano.