No seréis muchos los que no se esperen nada de este nuevo título de Gaijin Entertainment, compañía que ya creo en su día un juego que muchos no os acercarías ni con un palo, X-Blades. Pero creo que esta vez es diferente, esta vez nos traen un producto más trabajado y quizás eso se deba a que es Konami los que han estado detrás del proyecto y lo han producido. Sea como sea, es un juego a tener en cuenta, tanto de Gaijin Entertainment, como de Konami, que va apostando por cosas nuevas con compañías occidentales, primero con Neverdead y ahora con Blades of Time.

El juego a mi me ha gustado, no es de lo mejor del género y tiene algún que otro fallo, pero yo por lo menos se los he sabido perdonar y lo he disfrutado. Además, hacía tiempo que no jugaba a un Hack’n Slash y este da un aire fresco al género con algunas ideas interesantes.

Historia

Lo más flojo del título es la historia, sin duda.

Una secta está realizando un ritual en el que los elegidos podrán acceder a Dragonland.  Pero es entonces cuando aparece Ayumi y su amigo y mentor Zero acabando con todos los que se ponen en su camino para ser ellos los que entren en Dragonland y así emprender la búsqueda de un conocido y valiosísimo tesoro. Ayumi toca la esfera y aparece en Dragonland, pero es separada de su amigo.

Muy pronto se encontrará con un altar del cual sale una voz que le dice que si quiere salir de allí, tendrá que hacerle caso. Ayumi rechaza la oferta, pero prácticamente se ve obligada a quedarse con sus nuevos y recién adquiridos poderes.

Ayumi se dará cuenta de que para conseguir escapar de Dragonland tiene que llegar a la esfera y tendrá que desconfiar de todo aquel con el que se cruce, incluso de su amigo.

Gráficos

Estoy seguro de que a los Graphic Whores, esas putitas gráficas que se miran los fallos de los juegos con lupa no les parecerá un juego que destaque en nada gráficamente, pero siendo un juego que no es AAA y que ni lo pretende, programado por una pequeña compañía rusa, se le puede dejar pasar por alto. A mi sinceramente me convence gráficamente, tanto en el diseño de Ayumi, como en el de los enemigos (algunos parecen salidos de un buen Devil May Cry).

Hay que destacar el diseño de los escenarios, y es que no habrá uno que sea igual que el anterior, encontraremos selva, desiertos, ruinas y todos con un colorido excepcional. Mencion especial, para mi, se merece la pantalla del desierto, en el que el sol de Dragonland calienta tanto, que tendremos que ir de sombra en sombra para no perder nuestra vida por lo que tendremos que ir buscando interruptores para bajar grandes compuertas que tapen al sol abrasador.

 

Jugabilidad

Está claro, es un Hack’n Slash, así que lo más normal es que tengamos que machacar botones y ejecutar combos para acabar con nuestros enemigos, aunque en este caso podremos multiplicarnos en varios personajes y para acabar con ellos más rápidamente y con más fuerza. ¿Cómo? Pues rebobinando el tiempo.

Y es que uno de los poderes que nos dan será el de rebobinar el tiempo con el cual crearemos una copia que hará exactamente lo que nosotros acabamos de hacer y, cuando hayamos rebobinado, podremos volver a atacar y a rebobinar, así que al final estaremos atacando nosotros al enemigo junto a dos copias más de Ayumi. Este poder no es infinito ya que tendremos una barra de tiempo que se irá gastando y que posteriormente se recuperará sola.

Pero no solo podremos utilizarlo para acabar con los enemigos, si no que en ocasiones habrán puzles en los que tengamos que pulsar más de un interruptor a la vez y para eso tendremos que crear copias de nosotros mismos.

Esta es una de las grandes bazas que trae Blades of Time, pero no es la única ya que habrá ocasiones en las que tendremos que acceder a zonas más apartadas saltando de coral en coral o saltando de una plataforma a otra.

Para acabar con los enemigos no solo dispondremos de las dos espadas, si no que también contaremos con un rifle o con una ametralladora (devastadores cuando nos clonamos disparando) y al cual le veo un gran defecto, el sistema de sacar el arma y su manejo no es lo rápido que nos gustaría ya que para desenfundar tendremos que pulsar la “seta” derecha y para disparar solo podremos movernos lentamente.

Poco a poco Ayumi irá adquiriendo nuevos poderes con los que podremos ejecutar aún combos más devastadores, tendremos los ataques especiales y los ataques poderosos, los primeros se ejecutarán cuando tengamos una calavera roja (se recargan atacando a los enemigos) pulsando el botón B/Círculo seguido de cualquiera de los otros tres botones frontales del mando y para los segundos necesitaremos dos y se realizan dejando pulsado B/Círculo y cuando este cargado cualquiera de los otros botones.

Nuestra protagonista también dispondrá de una brújula que sacaremos pulsando la cruceta hacia abajo y que nos indicará hacia adonde ir además de que en ocasiones nos indicará donde están los tesoros los cuales pueden darnos nuevas armas o accesorios. También dispondremos de un ataque de cancelación del caos que se realiza pulsando hacía arriba creando así una búrbuja a nuestro alrededor que nos permitirán movernos con normalidad por esas zonas o ver a enemigos invisibles.

Una de las cosas que más me ha gustado es la forma con la que acabar con algunos enemigos y que si no sabemos controlar bien el tiempo no podremos matarlos ya que a veces se necesita ejecutar un ataque final (RB/R1) y después crear a un clon para posteriormente ejecutar otro ataque final.

Sonido

El juego nos viene con doblaje en español y para muchos esos nos basta, no es un buen doblaje, si no que es un doblaje normal, pero al final acabas viendo que la voz de Ayumi le queda de maravilla, igual que la de los demás personajes, a excepción de la de Michelle, el otro personaje femenino, que la verdad es que no me ha gustado nada. Aún así hay que decir que el doblaje para mi es mejor que el de la versión en inglés en la que Ayumi cuenta con un acento en ingles un tanto raro.

Imagen de previsualización de YouTube

Otro punto a destacar en este apartado es la banda sonora, una banda sonora que cumple perfectamente y se amolda al momento y lugar en el que estemos. Han habido algunos momentos en los que he dejado el juego en pausa para hacer otras cosas y la verdad es que no me he cansado de escucharla una y otra vez (en algunos juegos se me acaban haciendo repetitivas y acabo poniendo la tele en silencio)

Multijugador

Como todo en esta vida, o mejor dicho, en esta generación, Blades of Time también tiene un modo con el que enfrentarnos a otros jugadores en línea, ese es el modo Estallido.

No he podido jugar a este modo con gente, pero como se puede jugar solo pues lo he probado. El modo Estallido es una especie de capturar la bandera, solo que en este caso tendremos que destruir unos pilares enemigos hasta poder destruir el árbol sagrado desde el que salen enemigos. La verdad es que dura bastante ya que cada cierto tiempo te saldrá un enemigo final que te lo pondrá chungo, y los pilares tienen mucha energía, además de que si te acercas mucho a ellos te disparan unos rayos que te quitan bastante vida.


Opinión

Para mi el juego ha sido toda una sorpresa viniendo de Gaijin Entertainment, creadores de X-Blades. Es más en el juego controlaremos al mismo personaje, Ayumi, solo que esta vez en vez de ser Cellshading y de llevar tres coletas, pasa a tener un diseño de lo más realista y a llevar dos.

Gráficamente como ya he dicho no lo veo para nada justillo, lo veo muy correcto, con unos buenos efectos de luces, espectaculares escenarios y… Ayumi, que … “Mamma mia“, me encanta el diseño de Ayumi, además de que durante el juego llevará, además del traje principal, tres modelitos más, que se los cambia sin venir a cuento y porque sí, pero bueno, mola de todas formas.

El sistema de combate es bastante fluido a excepción del de las armas de fuego que parece que se hayan quedado sin botones en el mando y hayan hecho lo posible para meter un arma de fuego. De todas formas no es un mal juego, y aún más si tenemos en cuenta de que su precio de lanzamiento ha sido de 39’99€ y que en muchos sitios lo han vendido desde ese mismo día a un precio entre 26 y 29’99€.

Imágenes

Y de regalo, una ilustración de la Ayumi del X-Blades dibujada por el diseñador de escenarios del Blades of Time.