Que mala pasada nos juega a veces la mente con tanta cantidad de películas que vemos. Y eso me ha pasado a mi con esta, que después de llevar media hora de película me he dado cuenta de que me sonaba mucho, y sí, al final la he acabado viendo entera y si que la tenía vista, pero he de decir que me ha encantado, raro que no hablase de ella en el blog, aunque quien sabe igual por aquel entonces aún no lo había creado.

Con la de A Company Man, de la que hablaré uno de estos días, y con esta ya son dos películas del mismo estilo que me veo, mafioso con un gran porvenir y muy bien visto por el jefe comete un error que hace que el jefe vaya a por él, lo hacen cabrear y emprende una venganza. Y aunque desde un principio sepas lo que va a pasar, no se que tiene que me acaban gustando.

Historia

Kim Sun-woo es el jefe de seguridad y ejecutor en un hotel de un mafioso llamado Kang. Kim es el mejor de sus hombres y hace muy bien su trabajo teniendo la total confianza de su jefe, mientras que su compañero Mun-suk cada vez va cometiendo más y más errores.

Cenando con el jefe.

En un momento en el que se está realizando un trato no permitido en una de las salas del hotel, llaman a Kim al no poder dar con Mun-suk que es el encargado de esa zona. Poco después un jefe de una banda rival llamado Baek pide explicaciones y una disculpa por parte de Kim, a lo que este se niega ganándose su enemistad.

Durante tres días el señor Kang hará un viaje por negocios a Shangai por lo que le confiesa algo a Kim, está enamorado de una joven y sospecha que esta lo está engañando con alguien más joven que él, por lo que mientras que esté fuera tendrá que vigilarla, y en caso de que lo engañe, llamarlo o decidir que hacer por su cuenta.

Con ella empezará su peor pesadilla.

Kim acabará cometiendo un error que hará que, mientras que sus enemigos van a por él, su jefe decida también perseguirlo con la ayuda de Mun-suk.

La has cagado, chaval.

Opinión

El director es Kim Ji-woon uno de esos genios que tan pronto hace una película buena, como puede ser esta, o la ya nombrada en este blog hasta la saciedad, I Saw the Devil, como hace una con Arnold Schwarzenegger en Estados Unidos llamada The Last Stand y que no creo ni que vea, la veo demasiado patriótica americana, raro que la haya hecho un surcoreano. Tiene otras películas que algún día tendré que ver.

Ya he dicho que la película es muy típica, pero eso no quita que sea disfrutable de principio a fin y que, a pesar de que el protagonista sea un antihéroe, le acabes tomando cariño. La película tiene sus escenas de ostias y tiroteos, torturas y como no, la chica que es por lo que todo empieza a ir de mal en peor.

Cenando con Hee-soo.