Otro manga de carreras convertido a Live Action, aunque esta no es la primera vez que Wangan Midnight tiene una adaptación al cine ya que en el pasado han habido bastantes adaptaciones durante los años 90 siendo esta película que he visto hoy realizada en el año 2009.

He de admitir que un manga/anime que se basa en hacer carreras en la grandiosa autopista japonesa no tiene nada que ver con lo que se puede ver en Initial D, donde el control de los corredores para tomar las curvas no tiene nada que ver con conducir a altas velocidades en una autopista.

Si, Wangan Midnight no me gustó tanto como la citada obra de Shuichi Shigeno con Takumi Fujiwara de protagonista, aún así fue la primera vez que un coche de verdad me dejó enamorado, el Datsun Fairlady S30Z, más conocido como Akuma no Z, El Z Diábolico.


Historia

Akio Asakura, en su Nissan Fairlady Z y su amigo van con unas chicas dirección a la playa por la Wangan (Autopista de la Costa) cuando son adelantados por un Porsche 911 Turbo el cual es conocido entre los corredores como Blackbird. Akio no se lo pensará dos veces y se pondrá detras del Porsche negro haciéndole largas y retándolo a una carrera. Pero Blackbird deja atrás al Fairlady de Akio en muy poco tiempo.

Al día siguiente, el hermano de su amigo que posee un taller de coches le propone a Akio que lo acompañe a un cementerio de coches para buscar piezas para su Fairlady. Pero cuando están allí Akio ve un coche el cual recordaba haber visto hacía algunos años y que le había gustado, la primera versión  del Fairlady Z fabricada por aquel entonces por la compañía japonesa Datsun el cual decide comprar a pesar de su estado.

El dueño del chatarrero les recomienda que no lo hagan, que ese Z está maldito y que fue llevado allí por su anterior dueño pidiéndole que lo destruyera. Por si fuera poco uno de los anteriores dueños del coche se llamaba igual que Akio, Akio Asakura.

En la Wangan empieza a escucharse el rumor de que ha aparecido el fantasma del Z y pronto llega a oídos de Tatsuya Shima, un cirujano que conduce a Blackbird, antiguo amigo y rival del fallecido Akio y novio de su hermana Eriko.

Días después de que el Akuma no Z y Blackbird hagan una carrera en la Wangan y que Akio sufra un accidente, Tatsuya acompañado de Eriko se pasan por una gasolinera en la que casualmente trabaja el nuevo conductor del Z. Es entonces cuando Eriko se entera de que el Z ha vuelto a la carretera y que casualmente su nuevo dueño se llama igual que su fallecido hermano. Akio vuelve a retar a Tatsuya para cuando tenga reparado su Z y Eriko intentará por todos los medios acabar con el coche maldito.

Opinión

Después de verme la película y ya que no me acordaba de cuando vi el anime hace un par de años, me leí un poco del manga y he de decir que este Live Action es una adaptación más que correcta del original. Una de las cosas que no sale en el manga es Reina, una modelo que por las noches para desahogarse corre en la Wangan. En el manga sale pero no al principio de la serie, si no un poco más adelante. Veo un acierto que la hayan incluido para poner un poco más de historia aunque no llegue a modificar el Nissan GTR que conduce.

La película tiene un par de fallos en los accidentes del Z en los que cambian el coche, aunque apenas se aprecia por la velocidad en la que transcurren las escenas.

En definitiva para ser una adaptación de un manga bastante conocido es bastante fiel como película a pesar de no incluirse algunos personajes o vehículos. Hubiese estado bien un dorama en vez de una película en la cual pudiésemos seguir mejor las aventuras de Akio con su Akuma no Z. De todas formas siempre preferiré Initial D por encima de Wangan Midnight.