Ufffff…. Hablar de Torrente 4 aquí puede ser cavar mi propia tumba, quien sabe. Pero la he ido a ver y tendré que hablar de ella, bien porque me lo haya pasado bien con ella o bien para rellenar blog y no tenerlo muy parado, quizás la segunda opción sea la más lógica.

Lo que está claro, os guste o no la película, va a ser uno de los mayores taquillazos del cine español en los últimos años y quien sabe si también del internacional, porque últimamente nos llega cada mierda…

Historia

Jose Luis Torrente está ejerciendo (gracias a la recomendación de un amigo) como agente de seguridad en una mansión donde se celebra el banquete de una importante boda.

Está claro que su manera de hacer las cosas no tiene contento al jefe de seguridad, y es que el ex-policía dedica el tiempo a comer canapés, beber e intentar ligar con las asistentes al banquete y porque no, haciendo que la novia, a la cual pilla infraganti liada con un camarero, le haga una «limpieza de sable«.

Mientras la novia está «por la faena» un paparazzi les hace una foto, por lo que el agente de seguridad y su amigo se ponen a perseguirlo por todo el jardín donde se celebra el banquete y causando innumerables destrozos, entre ellos el de electrocutar en una piscina a diferentes invitados mientras Torrente intenta darse a la fuga por el desastre ocasionado.

Pero le tienden una trampa y es enviado a prisión.

Opinión

Como película está claro que no vale, es más una sucesión de gags con la aparición de diferentes amiguetes de Santiago Segura (la mayoría opino que para reírse de ellos) sin parar con algo de historia.

Mala suerte de que aparte de Tony Leblanc, Fernando Esteso y Juanito Navarro (actores de la época del cine de destape español), y algún futbolista no salen famosos, si no tertulianos de programas del corazón que aprovechan la película para ganar un poco más de fama.

Lo que si ha conseguido Segura es algo que no se veía desde Avatar, y es realizar la segunda película con mejor 3D de las que se han estrenado en cine… Y yo me pregunto: ¿Cómo una película tan cutre y española puede tener más calidad que películas de gran presupuesto como Furia de Titanes o Tron Legacy? La respuesta es sencilla, gracias a su gran amigo Guillermo del Toro consiguió hablar con James Cameron el cual le cedió una de las cámaras utilizadas para la película de los pitufos gigantes.

El resultado es simplemente asombroso mostrando escenarios con profundidad y como no, las guarradas que irán apareciendo en pantalla, las tetas y los culos.

No es una película para todo el mundo, es humor absurdo e infantil pero para pasar un rato no está tan mal, al menos no es como la 3, a la cual se le intentó dar un poco más de historia y acabó decepcionando a mucha gente.

Lo que está claro es que Santiago Segura sabe una cosa esencial, y esa es ganar dinero. Creo que ya va siendo hora de que entierre a su guarro ex-policía y se dedique a hacer otras películas.

Aunque lo que más me han gustado han sido los carteles de la película los cuales están realizados con un conocido efecto llamado Efecto Dragan.