Shin Master Hunters: Hazardous Weblog

Historias Para No Dormir

Historias Para No Dormir

Desde hace mucho tiempo que uno de mis géneros favoritos es el de los juegos de terror o más concretamente los llamados Survival Horror, término que empezó a usar CAPCOM allá por el ...

Itasha: Coches de Colores

Itasha: Coches de Colores

  Ya hace un tiempo que os hablé de los Dekotora, esos monstruos de la carretera, esos camiones decorados que se podían ver en Japón, y que tal como dijo Evil-Ryu en esa entrada, ...

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Esta es una de esas entradas que tenía pensadas desde hace mucho tiempo y que si no la había realizado aún era por una razón: No dispongo de material gráfico ...

Historias Para No Dormir

Historias Para No Dormir

Posted by Hazardous on Feb 26, 20121
Itasha: Coches de Colores

Itasha: Coches de Colores

Posted by Hazardous on May 13, 20132
Dekotora: Monstruos de la Carretera

Dekotora: Monstruos de la Carretera

Posted by Hazardous on Jan 10, 20123

Entradas con la etiqueta ‘nijo-jo’

Crónicas de Japón 2009 (Día 07 – Descanso)


4 abril 2009Osaka

Este día fue lo que llamamos «día de descanso«, aunque por supuesto, poco descansamos.

Quizás sea día de descanso porque ese día en vez de despertarnos a las 7:30AM, nos levantamos a las 10.Los planes eran sencillos, ir al Umeda Sky Building para ver las vistas de día y después pasarnos por el Yodobashi Camera que habiamos visto 2 días antes en Osaka.Fuimos a la estación de Kyoto y nos subimos a un tren (como no estaba tan lejos Osaka, cogimos uno normal y no un Shinkansen).

Para ir al Umeda Sky Building pensamos que lo mejor era llegar a la estación de Osaka y desde allí la «loop line» hasta la parada de Umeda. Leer más »

Crónicas de Japón 2007 (Día 04 – Kyoto)


15 de Agosto de 2007

Al día siguiente madrugamos bastante.

Ese día por primera vez cogeriamos el autobús para dirigirnos al Castillo de Nijo. Por lo que nos dirigimos a la caseta que había delante de la estación de Kyoto, donde vendían los billetes y compramos uno, aprovechando para tomarnos un café y una pasta en la pequeña pastelería que había dentro.

Leer más »