Ayer vi esta película y la verdad es que mi no me decepcionó.

No me esperaba ni más ni menos de una película basada en una serie absurda, que si bien ha perdido en parte ese sentido del humor que caracterizaba la serie creada por Mel Brooks, te hace pasar buenos momentos sentados en la butaca del cine acompañado de unas palomitas y un refresco.Porque la película es eso, una película palomitera para pasar un buen rato.

Maxwell Smart es uno de los mejores analistas de C.O.N.T.R.O.L., con solo escuchar una simple conversación de los hombres de K.A.O.S. ya sabe de que están hablando y los problemas que tienen. Es entonces cuando Max decide que quiere ser un super agente y salir a la calle a realizar misiones, y consigue aprobar el examen de agente, pero su jefe no quiere perder a su mejor analista y le niega la promoción a agente.

Después de salir a dar una vuelta, Max vuelve a C.O.N.T.R.O.L. y descubre que K.A.O.S. ha atacado el cuartel general y robado los datos de todos los agentes secretos de la organización. Es entonces cuando el jefe decide que Max, al no estar en la base de datos como agente secreto, puede encargarse de esa misión, junto a la Agente 99, una joven y guapa agente, la cual no reconocerán ya que se ha hecho la cirugía estética.

De todas formas, hay cosas como las personalidades de los dos Agentes protagonistas que han cambiado. Maxwell no es tan tonto como en la serie original, sabe disparar y tiene muy buena puntería, sabe utilizar bien los gadgets y actua con lógica, cosa que en el original lo resolvía todo por casualidad. Y 99 pasa de ser una agente modosita que siempre está apoyando a Max a una chica explosiva que no duda en ligarse al enemigo para que vaya bien la misión.

Pero siguen habiendo situaciones divertidas, como la impagable escena en el avión, una escena que nada tiene que envidiar a la serie, la escena de los laser, el baile y otras igual de divertidas.Aparte de eso siguen estando las puertas que se van cerrando al paso de Max, la cabina telefónica para entrar al cuartel, el coche, el zapatófono, el cono del silencio… Cosas que hacen recordar a la serie original. Y encima, el parecido de los dos agentes principales es sorprendente.

¿Que más se puede pedir?

Entrada Original: http://master-hunters.blogia.com/2008/072601-superagente-86-de-pelicula.php