Tenía pendiente por ver esta película de ciencia ficción con monstruos desde hace un tiempo, hace ya casi un año, para San Juan, que me la llevé en la tablet para verla pero al final me vi Cold Fish de Sion Sono, una película tan rara que acabé por no hablar de ella en el blog.

A pesar de que me apetecía ver una película koreana que no fuese un trhiller y que fuese estilo The Host, con el genial Song Kang-ho y que me encantó, una de las razones por la que no había visto Sector 7 era por las malas críticas que estaba recibiendo y, aunque no es que sea todo un peliculón, te hace pasar un buen rato.

Historia

En una plataforma petrolífera en la costa de la isla de Jeju, un grupo de trabajadores intentan extraer petróleo sin éxito de las profundidades marinas. Después de muchos meses sin ningún progreso, la compañía decide retirar a sus hombres de la plataforma ante la negativa de la joven Cha Hae-joon.

Antes de abandonar la plataforma llega el tío de Hae-joon para hacer los preparativos para abandonar la plataforma, pero su sobrina le convence de que con un poco más de tiempo está segura de que conseguirán encontrar petróleo en el Sector 7. Por lo que su tío solicita una ampliación del tiempo a la compañía y quedarse para echar una mano.

Pero mientras Hae-joon y un compañero están haciendo una reparación del taladro de la plataforma bajo el agua, el cable que engancha a su compañero se suelta y cae a las profundidades marinas.  Pronto descubrirán que no están solos en la plataforma y que un extraño monstruo ha construido su nido en la sala de generadores, cazando uno a uno a los trabajadores.

Opinión

Como he dicho no es un peliculón, pero se deja ver y el monstruo, que sale sobre la mitad de la película, no desentona nada con los escenarios. Quizás lo peor sean los croma de la plataforma petrolífera en los que se verá un extraño contorno alrededor de los personajes que hace que parezca que no están ahí.

Las actuaciones me han parecido correctas, y sin duda la protagonista, la actriz Ha Ji-woon, sea la que más me ha gustado de todo el elenco de personajes. Quizás se haya echado más oscuridad en los escenarios para crear más tensión con las apariciones del monstruo, ya que el escenario y las situaciones a veces recordaban a la primera Alien de Ridley Scott, pero su director no ha sabido crear la angustia necesaria.

Curiosamente no conocía a ninguno de los actores koreanos que salen en la película, pero tendré que echar un vistazo a otras en las que salgan, al menos sus protagonistas principales.

Una película que a pesar que se hace entretenida no os recomiendo a menos que queráis ver una película de monstruos koreana. Aunque si aún no habéis visto The Host, la peli koreana de terror, no la americana del mismo nombre que no se de que va, os recomiendo que la veáis antes que Sector 7.