Quién no recuerda ese anime que hicieron en Canal+ y del que posteriormente Glenat publicó el manga en nuestro país, una serie japonesa que nos contaba la historia de Kenshin Himura, un samurai vagabundo con un terrible y sangriento pasado.

Pues bien, el año pasado se estrenó lo que sería el Live Action o película de imagen real basada en la serie con Takeru Satoh bordando el papel de Kenshin Himura en sus dos facetas, la de Hitokiri Battosai o la de vagabundo empanao. La película será lanzada en España por Mediatres y ya cuenta con un Trailer en Castellano, el cual no os recomiendo que veais por dos razones, sale mucha cosa relevante de la película y el doblaje no es que mole mucho.

Historia

Tras acabar el Bakumatsu en Kyoto y así empezar la restauración de la Era Meiji, un joven hombre conocido como Battosai, el asesino, el cual como patriota contribuyó a ese hecho, desapareció sin dejar ni rastro.

Han pasado diez años desde que empezó la Era Meiji y un vagabundo aparece en las calles de Tokyo, en uno de los carteles ve que se busca a Battosai, el Asesino, y cuando está a punto de marcharse aparece una chica llamada Kaoru Kamiya armada con una espada de bambú acusándolo de ser el hombre buscado en el cartel. Tras aclarar el malentendido, la chica le explica que pertenece a la escuela Kamiya y que Battosai se dedica a asesinar en nombre de su escuela.

El vagabundo le dice que no se enfrente con el asesino ya que podría perder la vida. Pero la chica hace caso omiso a sus advertencias y se enfrenta a él, por suerte el vagabundo consigue salvarla, y como agradecimiento lo invita a su dojo. Es allí cuando llegan unos hombres para luchar contra el dojo, y el vagabundo consigue acabar con todos gracias a su velocidad, después le revela a la chica que él es el verdadero battosai, pero que ya no mata a gente, su nombre es Kenshin Himura.

Kenshin lucha para proteger a la gente que le rodea y para honorar a los samurais que, como él, luchó por la restauración, la cual no aún no se ha acabado de cumplir debido a los políticos corruptos que no hacen más que aprovecharse de los ciudadanos. Para ello llevará una espada de filo invertido con la cual es incapaz de matar debido a su extraña hoja la cual tiene la parte cortante en su interior. Será entonces cuando aparezca Takeda Kanryu, un hombre que solo piensa en el dinero y el cual controla a la gente mediante una medicina a la que llama opio.

Opinión

La verdad es que como adaptación del manga me ha encantado, Kenshin es muy fiel al original y sus movimientos rápidos de su Hiten Mitsurugi están muy bien realizados, y con movimientos que todos los que hayamos seguido el anime o manga reconoceremos. También sale Hajime Saito del Shinsengumi, pero como policía, y hará su tipica pose de ataque.

 

La historia mezcla la de Jinne Udo, conocido como Sombrero Negro y que guardaba cierto parecido con Gambit de X-Men, con la del opio de Kanryu, con gatling incluida. Lo malo de este personaje es que, aparte de actuar de manera algo cómica y exagerada, guarda cierto parecido con el Fary… si, el Fary… y así es imposible tomárselo en serio. También hay que decir que no sale Aoshi, quizás demasiados personajes importantes para una sola película y así se eliminan algunos de sus hombres, por los que se incluyen a secuaces de otro arco del manga, Gein e Inui.

Así que nada, como ya sabemos muchas veces los japoneses son mejores adaptando sus series a imagen real, aunque a veces cuando tienen que recurrir a los efectos especiales suelen cagarla. Como adaptaciones me sigo quedando con 20th Century Boys e incluso con la última de Yamato (¡Quiero el BluRay!), Gantz se salvaba a medias por la primera película, aunque le faltase sangre, pero la cagaba enormemente en la segunda.