Como la gran mayoría, ya tengo en mis manos la última aventura de Nathan Drake, y seguramente la última que haga Naughty Dog con este personaje como protagonista. Y la verdad es que las dos horas que llevo jugadas son una gozada, aunque cada vez parece más una película interactiva… por suerte de las buenas.

Iba a comprar la edición normal, pero como esta venía con un libro de arte y una caja metálica especial pues pensé que sería buena idea hacerse con ella por un poco más del precio normal, y creo que me equivoqué ya que me he quedado sin la portada de la edición normal, que aunque esté demasiado vista ya que parece que es la única imagen oficial del juego, el estilo de cómic americano de la metálica no me va.

Lo que he probado es lo que veréis en el vídeo y una misión más que no he puesto ya que hubiese llegado a las 2 horas de vídeo, y ni siquiera sabía si Youtube me dejaría subir las 8 gigas que ha ocupado este. Como podéis ver veremos a Nathan Drake de niño y a su hermano Sam de adolescente, después pasaremos con los dos más mayores, para finalmente pasar a ver a nuestro ladrón favorito con su nuevo trabajo y disfrutando de la vida de casado con Elena.

Puede que lo peor de todo lo que llevo jugado de momento sea que me hayan obligado a jugar a Crash Bandicoot, un juego que no me atrajo en su día y que sigue atrayéndome lo mismo que antaño.