Si tuviese que elegir una película de Ghibli como mi favorita, estaría entre esta y Nausicaa.Ahora mismo podéis compraros la edición en DVD que hace poco sacó Aurum y que nada más ver en la estantería de la tienda cayó en mis manos… tenía ganas de volver a ver las aventuras de este cerdo tan entrañable y con tan mal humor.Porco Rosso es una película que si no habeis visto os recomendaría que lo hicieseis ya. Pero que lo más seguro es que si estéis leyendo esto es que ya lo conozcáis.

Historia

En las afueras de un pequeño pueblo del Mar Adriático, en Italia, vive un famoso cazarrecompensas en la zona al que se le conoce como Porco Rosso.

Porco se ha hecho famoso gracias a su pericia a los mandos de un hidroavión Savoia S-21 con el que suele dar caza a los piratas del aire que hay por la zona.Hasta ahí todo normal, pero el protagonista de la cinta recibe el nombre Porco por su apariencia, y es que por culpa de un hechizo su aspecto cambió del de un humano al de un cerdo. Siendo su lema: “Un cerdo que no vuela, es simplemente un cerdo.

Un día los piratas contratan a un conocido piloto americano llamado Curtis y este, aprovechando un fallo en el motor de Porco lo derriba.

Porco llega como puede a Milán, donde se dirigía antes de ser atacado por el americano y consigue llevarle los restos de su hidroavión a una pequeña empresa constructora de aviones llamada Piccolo, propiedad de un buen amigo.Allí el propietario le presenta a la persona que será la que realice los planos del nuevo hidroavión, su sobrina Fio. Porco primero se niega, pero es convencido por la joven, de que si no le gusta el nuevo diseño, no le cobrarán el trabajo.

Opinión

Y hasta aquí puedo contar.Sinceramente una película redonda. El doblaje no está mal del todo y la voz de Fio, de Nuria Trifol no le queda mal.

Tiene muchas cosas que me gustan, como cosas propias de la época o pequeños detalles, como el de Gina reflejada en el espejo cuando Porco está hablando con los piratas y Curtis o que en una escena, por el catalejo que lleva en su hidroavión se vea esa misma escena en movimiento. Y ya no digamos las batallas aéreas.

Miyazaki es un genio de la animación, de eso no hay duda, a pesar de que sus últimas películas no estén a la altura de lo que se tendría que esperar. Aunque Ponyo me gustó porque los fondos estaban dibujados como anteriormente, a mano. A pesar de su historia infantil.

Una película recomendada, siempre que la veo se me hace cortísima. Aunque aún no se quien transformó a nuestro rechoncho protagonista en cerdo.

Imágenes