Desde que vi los diseños de esta película, no hace mucho ya que fue de casualidad, esperaba que fuese una buena película, pero es que con menos de una hora de duración poca cosa se puede hacer, al menos si no se sabe, ya que Planzet te deja con la miel en los labios y esperando algo más ya que prácticamente no sucede nada pero sucede todo.

Su director es Jun Awazu y esta es su segunda obra, si contamos su anterior trabajo que fue un cortometraje llamado Wakusei daikaijû Negadon, una película de animación CGI y era del género tokusatsu con monstruos, o también conocido como kaiju.

Historia

El planeta fue atacado por una fuerza alienígena en el año 2047 que dejó la Tierra devastada, por lo que en el año 2050 se tuvo que construir un escudo a su alrededor llamado Difusor para evitar que fuese invadido por esos invasores a los que se les conoce como FOS.

Taishi y su hermana Koyomi.

Han pasado ya seis años desde el primer ataque y la humanidad está a punto de sucumbir al enemigo con las Fuerzas de la Alianza para la Defensa del Planeta cayendo poco a poco. En la unidad japonesa que tiene como base el Monte Fuji está el joven piloto Taishi Akejima que busca venganza por la muerte de su padre en el primer ataque.

Es por eso por lo que su comandante planea un último ataque, un gran cañón de gran potencia que hay en el interior del Fuji, el único problema es que para poder utilizarlo han de concentrar toda la energía del difusor en él, por lo que perderán la única protección que tienen contra el enemigo. Taishi y sus dos compañeros serán los que tengan que proteger el cañón mientras se carga subidos en unos robots.

Los tres pilotos.

Opinión

Y con esos tres párrafos que he puesto de la historia ya no hace falta decir nada más, porque desgraciadamente poca cosa más ocurre en toda la película, y mira que la animación, los diseños de personajes y mechas son buenos y podrían haber dado mucho más de sí, pero todo ha ido demasiado deprisa y sin explicar mucha cosa, ni siquiera el combate final es destacable.

El diseño de los robots molan.

Es una lástima porque no hay muchas películas CGI japonesas. Otra de las cosas que me ha gustado es el efecto granulado para que parezca una película antigua y sin mucho colorido.