Ya tengo en mis manos este extraño JRPG de Image Epoch. El porque de que sea extraño es porque nos lo presentaron como el primer juego de rol japonés realizado con animación en HD. Y la verdad es que hay que decir que se ha quedado a medias y que en este aspecto no supera a otros grandes como pueda ser Ni No Kuni en el que con cellshading se conseguía mejor resultado.

Quizás por ese motivo tenga sentimientos encontrados con este juego. Lo primero de todo es que los diseños de Vofan son geniales, de eso no queda duda, pero es que los escenarios en 3D no tienen muy buen aspecto y se ven demasiado vacíos.

De momento en estos 41 minutos que he jugado, tal y como podréis ver, han habido más conversaciones entre personajes en plano fijo y con alguna animación de vez en cuando, que modo RPG en el que moverse por el escenario o combatir. El sistema de combate dentro de lo que cabe no esta nada mal cuando te dan algunas opciones más, pero en un principio es pulsar el botón circulo a saco, pudiendo acercarnos o retroceder para ataques de espada cuerpo a cuerpo o con el rifle. También tendremos más adelante la opción de esquivar a izquierda o derecha cuando vemos que nos van a atacar o de cubrirnos.

 La verdad es que el juego no parece tomarse en serio ni a si mismo, prueba de ello lo tendremos en lo absurda que acaba siendo la escena del ataque a la boda en el que los personajes incluso tienen tiempo de hacer bromas mientras mueren.