Menudas semanitas que llevamos con el aluvión de juegos… tres semanas en las que cada viernes he comprado una novedad diferente: Resident Evil Revelations, Remember Me y, aunque no sea viernes pero sale ese día, el The Last Of Us, la última gran obra de Naughty Dog para PS3, y como no con la Ellie Edition, no el cuarentón de Joel que para eso ya tengo el NieR.

Llevo poco más de una hora de juego y sin duda lo mejor de lo que he jugado es el prólogo del principio en el que jugamos justo en el momento de estallar el brote, 20 años antes de la historia principal y es un inicio del juego muy bestia y emotivo, que es parte de lo que he grabado en los poco más de 40 minutos que pongo en el gameplay y no he grabado más porque se me ha cortado la captura un par de veces…

De momento hay una cosa que no me está gustando nada del juego y es la IA amiga y enemiga. De la primera, cuando me pongo en modo sigilo porque hay algún guardia y me escondo, esta se queda parada al lado del guardia hablándome y sin que la vean… después en otra ocasión ha sido coger en sigilo a un guardia por la espalda tras un contenedor y “verme” uno que estaba al otro lado del contenedor sin ángulo de visión.