Ya llevaba tres “Mis Frikadas Favoritas” con juegos de siete, así que está vez pasaré a un juego de terror de 2001 de PlayStation 2 que no llegó a salir de fronteras japonesas a pesar de que su primera entrega si que lo hizo para la primera consola de SONY.

Muchos se estarán preguntando extrañados de si había una primera entrega de este juego , ya que pocos juegos de terror había para PSX, pero es que este juego es secuela directa de un juego de naves llamado Philosoma en el que combatíamos en un planeta colonizado por la humanidad llamado Planeta 220.

Eso és, Philosoma era un juego en el que recibíamos una llamada de emergencia de un planeta colonizado llamado Planeta 220 y en el que controlábamos a un piloto novato e íbamos por la superficie del planeta destruyendo a nuestros enemigos. Era un juego de naves en el que teníamos distintas perspectivas dependiendo del nivel, yo la verdad es que no lo llegué a jugar y poco más se de él.

En esta entrega, y debido a la repentina explosión del Planeta 220, el Crucero Espacial de Asalto Gallant ha sufrido graves daños y una extraña toxina ha escapado de los laboratorios de a bordo infectando a parte de la tripulación la cual ha enloquecido y ataca a cualquiera que se les cruce por delante.

En la hora que he jugado y que es la que podéis ver aquí abajo, controlaremos a tres personajes distintos durante el juego: Jude Sutcliffe, líder del equipo de rescate, Renee Hearn, una soldado que ha sobrevivido a la explosión y Alia Hoeybraaten una científico del Gallant.

Mientras que el control del juego será mediante las direcciones del stick, las cámaras serán fijas y nos recordarán a las de los antiguos Resident Evil, el sistema de combate, o al menos lo que he visto hasta ahora, es bastante diferente a los que nos tienen acostumbrados, siendo un menú de opciones con una cuenta reversible de cinco segundos en los que tendremos que elegir, mediante el botón X o O lo que queremos hacer, ya que a veces quien nos ataque puede ser amigo o enemigo y así tener la posibilidad de salvar a alguien o de morir a manos de uno de los tripulantes enloquecidos si no sabemos elegir bien, lo cual parece que en según que escena cambiará algo la historia.

Gráficamente el modelado de personajes y los vídeos CG no están nada mal, aunque esta claro que la calidad de personajes se debe a que los escenarios usan la tónica de ser pre-renderizados para consumir menos memoria y la verdad es que no da mal resultado, aunque quizás se eche en falta escenarios más destruidos y oscuros ya que la nave ha sufrido graves daños debido a la explosión, aún así no descarto que más adelante lleguemos a zonas con más enemigos y que si estén destruidas.

Como último dato, la voz de Renee la pone Mary Elyzabeth McGlynn, la diva de Akria Yamaoka que suele cantar las canciones de Silent Hill o Shadow of the Damned y que también ha puesto voz a personajes de diferentes juegos y anime.