Quizás Illbleed de Dreamcast no sea tan desconocido como los anteriores juegos que he hablado al haber salido en Norteamérica además de en su país natal, Japón. Pero aún así, estoy seguro que no muchos han jugado a esta maravilla de juegos, y si estáis descubriendo poco a poco los juegos de la última consola de SEGA no podéis dejar de probarlo.

Illbleed fue el segundo juego de Climax Graphics para Dreamcast tras uno más conocido que si llegó a salir en España llamado Blue Stinger. En esta ocasión la compañía se cambió de nombre y lo publicaron como Crazy Games, y la verdad es que con lo que podíamos ver en el juego, el nombre les venía que ni pintado.

Este es un juego de terror muy diferente a lo que estamos acostumbrados normalmente, apenas llevaremos armas y nos tendremos que fiar más de nuestros sentidos para poder seguir avanzando, además de poder morir de varias formas: desangrados, de un ataque al corazón, por perdida de vida. Para evitar esto tendremos distintos objetos de recuperación.

En el juego controlaremos a Eriko Christy, la presidenta del Consejo de Estudiantes y fundadora del Club de Investigación de Películas de Terror. De pequeña Eriko tuvo que sufrir que su padre fuese diseñador de atracciones de terror y que ella fuese su conejillo de indias hasta los seis años. A partir de los siete años fue obligada a ver solo películas de terror.

Es entonces cuando llega su amiga Michel con unas entradas para el famoso parque de atracciones Illbleed, pero Eriko se niega a ir por lo que los que van son los otros miembros del club, Kevin, Randy y la propia Michel. pero pasan los días y al no tener noticias de ellos tiene que ir a buscarlos al parque de atracciones.

Quizás el objeto más importante de todo el juego sean unas gafas llamadas Horror Monitor con las que seremos capaces de detectar las trampas de las distintas atracciones y algunos objetos del escenario. En el juego también tenrdemos un medidor con varios sentidos: Vista, Oído, Olfato y Sexto Sentido que nos ayudará a detectar trampas, objetos y enemigos, en cuanto tengamos alguno cerca será buen momento para utilizar nuestras gafas especiales, pero teniendo cuidado de no utilizarlas a lo loco si no queremos quedarnos sin adrenalina, lo que hará que no podamos usar el Horror Monitor y se nos complique aún más la cosa.

El problema de todo es que las gafas no las tendremos a nuestra disposición desde el principio de cualquiera de las atracciones si no que tendremos que encontrarlas por el escenario en el lugar en el que los cuatro sentidos se activen.

Las atracciones serán muy macabras y tendrán parodias a algunas películas del género de Serie B, juegos de SEGA o a otro tipo de películas. Así que no os extrañéis con encontraros una de las atracciones que este basada en la película Temblores, a una parodia de Sonic llamada Zodick The Hellhog y una atracción completamente inspirada en Toy Story, con un muñeco que mezcla a Indiana Jones con un Woody con barba llamado Cork y sobretodo a una figura parlante que siempre tiene el culo en pompa llamada Sexy Doll.

Durante el juego tendremos que ir buscando a los amigos de Eriko y cuando lo hagamos pasarán a ser personajes jugables. Otra de las cosas es que, no me acuerdo como, cuando conseguías pasarte el juego podías jugar con la protagonista desnuda pero cubierta de sangre (antes hay que decir que tal y como ibas pasando atracciones se le rompía más y más la ropa)

El juego es complicado, pero yo recuerdo habérmelo pasado hace algunos años, ahora, como podréis ver, no consigo ni llegarme al jefe de la primera atracción.