Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y seguro que muchos de vosotros también. Pero con la llegada de la segunda entrega de Gal☆Gun, juego que ya puse en Mis Frikadas Favoritas, creo que es el momento de poner un poco de como es este juego creado por Inti Creates, y uno de los juegos más pervertidos que podamos echarnos en cara para videoconsola.

Esta vez, teniendo la primera entrega para mi XBox 360 japonesa y ya que solo ha salido para PS4 y para PS Vita (la Sin Juegos), me he hecho con la versión de la consola de sobremesa, aunque hay que decir que el panel táctil no va como quieres en algunas ocasiones que son requeridas por el juego.

La verdad es que el juego cuenta con algunas mejoras respecto al anterior. Si bien hay que decir que gráficamente no ha sufrido ninguna mejora gráfica, en esta ocasión el juego viene cargadito de novedades, además de ir bastante más fluido en PS4 con una tasa de 60 frames por segundo y a una resolución de 1080p, algo que la verdad se nota.

La historia no parece haber sufrido muchos cambios respecto a la primera entrega: Una ángel Cupido llamada Ekoro la caga y le vacía toda la recamara de flechas del amor a nuestro protagonista, por lo que todas las mujeres del instituto intentarán declararse. Pero para liarlo todo un poco más también tendremos a Kurona, una pequeña diablilla puteando a nuestros personajes y a dos amigas de la infancia que son cazadoras de demonios.

Jugablemente ahora tendremos un zoom con el que podremos ver las tres medidas de las chicas, el «Doki Doki Mode» en el que ahora podremos disparar hasta a tres chicas a la vez, también tendremos una red social en el que las chicas nos pedirán cosas al empezar la misión, objetos y piezas de ropa para desbloquear disparándolas en el escenario, selección de escenario en alguna ocasión y la posibilidad de elegir un camino distinto por el que ir durante la partida.

Por cierto, el juego lo he jugado con el DLC de la ropa rota activado por lo que hasta las profesoras llevan el traje de colegiala roto y no el de profesora…