Ya están aquí. Después de unos largos meses de espera, por fin han llegado los Mercenarios, película que tiene una de clichés del cine de acción de los 80 impresionante, pero que aún así es excelente como película de acción.

Guionizando y dirigiendo, así como protagonizando, tenemos a Sylvester Stallone, actor de películas de los años 80. Eso quiere decir que sabe lo que mucha gente que les gustaba el cine de acción de esa época quieren ver, y ese es el tipo de acción que mete en la película.

A pesar de no tener una buena historia, Stallone nos trae una película que su única pretensión es divertir y para eso ha fichado a actores de películas de acción, tanto del cine de los 80, como del cine actual.

Historia

Un grupo de mercenarios es contratados para una misión en una pequeña isla de latino américa controlada por un dictador que aterroriza a toda la región.

Para saber si aceptarán la misión, a la isla se desplazan dos de los “expendables” haciéndose pasar por un grupo de ornitologos que van a investigar las aves de la zona.

En la isla han quedado con un contacto que no tarda en aparecer, Sandra, una joven que quiere recuperar la paz que hubo antaño. Los dos mercenarios le piden a la chica que les enseñe el cuartel donde se encuentra el dictador. Pero cuando están allí son atacados por un grupo de las fuerzas armadas del general y no les queda más remedio que combatir, eliminando a sus atacantes.

Después de una frenética huida en la camioneta de la chica, los dos mercenarios suben a su avión y se van, no sin antes hacer un vuelo rasante destruyendo a los militares que los habían seguido hasta el puerto.

Al ver la imposibilidad de superar su misión, deciden rechazar la petición. Pero Ross tiene remordimientos por haber dejado a la chica y tras una conversación con uno de sus ex-compañeros, Manitas, decide volver a la isla por su cuenta.

Opinión

La presentación de los mercenarios en el barco secuestrado por piratas somalíes ya es una auténtica burrada. Con piques entre Jason Statham y Stallone en lanzamiento de cuchillos, o con el colgado de Dolph Lundgren haciendo de las suyas.

Los combates cuerpo a cuerpo son una auténtica pasada (no en vano, dos de los actores protagonistas fueron luchadores, Randy Couture y Steve Austin). Los tiroteos, y salvajadas, así como el uso excesivo de C4, lo mismo y todo el conjunto, espectacular. Los que ya visteis la última de Rambo estaréis acostumbrados a las mutilaciones por balazos y demás.

Hay algunos fallos de montaje de la película, como un salto de Stallone hacia un avión que se ve claramente que no va a llegar, cambian de ángulo de cámara y si llega o otro en el que da una voltereta hacia un sitio y cuando cambian de ángulo ha ido hacia otro sitio.

Me ha encantado la película por las miles de salvajadas que ocurren en pantalla, y por ver a tanta estrella del cine de acción juntos en una misma película. Aunque Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger solo hagan un cameo junto a Stallone, quizás sea la mejor parte de guión de todo el film.

Los dos mejores actores de la película, Jason Statham, que clava el papel y junto a Stallone es el verdadero protagonista de la cinta,  y Bruce Willis, que está como siempre, genial.

Jet Li, Jing, tampoco está nada mal en su papel de mercenario ágil y letal. Y quizás uno de los que más me ha gustado sea el papel de Terry Crews, que hace de Hale Caesar, mejor amigo de Jing y experto en armas (su escena con un arma pesada es espectacular y salvaje)

Con esta película, Jason Statham ya puede decirse que se ha hecho todo un machote, ha compartido cartel junto a estrellas del cine de acción de los 80, las mejores películas de acción.