Hace un tiempo que oí hablar de esta película y de que había obtenido algún premio en algún festival, por lo que he decidido verla.Vamos a intentar explicar la historia sin chafar mucho de lo que va por si acaso alguien que lo lea quiere ver este drama.La película nos cuenta como los médicos le dan una mala noticia a Trudi, su marido padece de cáncer y no se sabe cuanto tiempo vivirá. Los médicos le recomiendan a la mujer que intente cambiar los habitos diarios de su marido y hagan algún viaje.Trudi es una amante de la cultura japonesa e incluso hizo Bhuto, una danza que utiliza las sombras proyectadas por la persona que baila y su sueño es ver el monte Fuji.Rudi es un hombre apunto de jubilarse, se fueron a vivir a un pueblo de campo con la intención de que su mujer dejase de bailar Bhuto.Trudi intenta convencer a su marido de hacer algo diferente, pero el está bien tal como está. Cuando por fin logra convencerlo de visitar a sus hijos en Berlín, cuando llevan unos días en casa de uno de ellos, ven que no son muy bien recibidos, por lo que deciden irse a un hotel en el mar Báltico. Pero entonces pasa algo inesperado.Si sigo contando la trama, destrozaría alguna sorpresa, y esa no es mi intención.La verdad es que la película podría haberse rodado en cualquier parte del mundo, España, Rusia, Italia. Ni siquiera el título tiene mucho que ver, si, salen cerezos en flor cuando Rudy va a ver bailar Bhuto a Yu. Pero no es ni mucho menos el tema de la película. Si el sueño hubiese sido ver el Hanami, seria otra historia, pero el sueño es ver el Monte Fuji, por lo que la película podría haberse titulado perfectamente Fuji-San y todos tan contentos.Otra de las cosas es la traducción al castellano, que esta vez pierde mucho más de lo que nos acostumbran con otras películas, y es que la joven bailarina de Bhuto que se llama «YU» pasa a llamarse «TU», todo por que cuando en la versión original Rudi le pregunta como se llama y ella le contesta «YU», el entiende «YOU», «TU» en inglés.