Otra vez me atrevo a meterme a hacer una comida japonesa sin tener ni idea…Esta vez intenté (salí bastante bien del paso) hacer korokke, que son unas croquetas de patata japonesas. Es una receta que encontré buscando por internet, así que no se si se hará así realmente.Como no tenía pan rayado japonés utilice el que tenemos aquí, que es diferente.Salió bueno, tanto que sin darme cuenta me quedé sin dos de ellas porque se las comieron.Ingredientes:

  • 3 patatas grandes (1 patata para cada 2 Korokke)
  • Media cebolla
  • Mantequilla
  • 250gr de carne picada
  • Harina
  • Pan rayado
  • 1 huevo batido

Lo primero será poner a hervir en agua las patatas sin pelar. Tardarán sobre unos 40 minutos (también depende del fuego que le pongamos). Para saber si están hechas se pinchan con un cuchillo y si se atraviesan sin apenas esfuerzo es que ya están listas.Mientras se hervían las patatas preparé la otra parte del relleno. Puse la carne picada en una olla con poco aceite y le eche la cebolla picada en trozos muy pequeños (creo que si se rayara también quedaría bien), también le eché la mantequilla.

Cuando ya tuve la patata hervida les quité la piel y las puse en un plato partidas por la mitad y con un tenedor las machaqué mezclándolas después con la carne y la cebolla. Y como la patata japonesa es más dulce que la de aquí, le eché un poco de azucar.

Con eso hicé 6 bolas y las rebocé pasándolas primero por harina, después por huevo y por último por el pan rayado. Hasta ahí todo había ido bien, pero por desgracia al chafar la primera se hizo pedacitos…

Las últimas fueron las que mejor quedaron ya que para que no se deshicieran me iba mojando las manos en agua. Para hacerlas las hice en una sartén con aceite.